Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Abuso sexual en la Infancia.

En Psicólogos Córdoba contamos con formados y especialistas en el trabajo con niños que han sido abusados sexualmente. Por cualquier consulta o para pedir un turno no dudes en contactarte con nosotros.

telefono de psicologos cordoba
whatsapp de psicologos cordoba
mail de psicologos cordoba

El abuso sexual en la infancia es una cuestión que preocupa cada vez más a la sociedad  y puede darse en el núcleo familiar o fuera de éste. El término abuso sexual designa el uso abusivo e injusto de la sexualidad. Según la definición de la OMS (1986) la explotación sexual de un niño implica que éste es ¨víctima de un adulto, o de una persona evidentemente mayor que él, con fines de satisfacción sexual. Puede tomar diversas formas: llamadas telefónicas obscenas, ultraje al pudor, voyeurismo, violación, incesto, prostitución de menores ¨, entre otras.

Kempe (1978) define al abuso sexual como: ¨la implicación de un niño o de un adolescente menor en actividades sexuales ejercidas por los adultos y que buscan principalmente la satisfacción de éstos, siendo los menores de edad inmaduros y dependientes y por tanto incapaces de comprender el sentido radical de estas actividades ni por tanto dar su consentimiento real. Estas actividades son inapropiadas a su edad y a su nivel de desarrollo psicosexual y son impuestas bajo presión (por la violencia o la seducción) y transgreden tabúes sociales en lo que concierne a los roles familiares¨.

Es importante tener en cuenta, la coerción y la asimetría de poder entre el adulto y el niño como factores estructurales fundamentales en la génesis del abuso sexual. Esta asimetría basada, en la diferencia de edad, en la vulnerabilidad y la dependencia del niño, impide a este último participar de un verdadero intercambio y decidir libremente. Además los niños tienen, en relación con el adulto, experiencias, grados de madurez y finalidades muy diferentes.

El agresor casi nunca recurre a la violencia física, sino que usa su autoridad o encanto para lograr persuadir y engañar, iniciando una serie de conductas sexuales que involucran progresivamente a la víctima, logrando su cooperación o por lo menos el asentimiento pasivo del niño.

Los menores bajo este tipo de conducta abusiva, quedan presos del silencio y del terror, no poder hablar sobre lo sucedido es parte de lo traumático, lo cual conlleva sus efectos y consecuencias a corto y largo plazo.

Consecuencias del abuso sexual

niño con depresión psicológica

El abuso sexual provoca síntomas graves y dificultades constantes (problemas de sueño, conductas autolesivas, hipersexualización, retraimiento social, baja autoestima…) que desencadenan un grave impacto en el bienestar psíquico de las personas que lo sufren, además de problemas relacionales y sociales. Sin embargo, el cuadro clínico más frecuente es el trastorno de estrés postraumático, que puede aparecer durante la experiencia abusiva (en la infancia), o bien tras un período de tiempo una vez finalizado dicho suceso (en la vida adulta).

Según Barudy (1990) el comportamiento traumático de los comportamientos sexualmente abusivos se debe al hecho de que las actuaciones del adulto se sitúan fuera del cuadro de la experiencia habitual del niño. Estas acciones alteran sus percepciones y emociones con respecto a su entorno, creando una distorsión de la imagen que tiene de sí mismo, de su visión del mundo y de sus capacidades afectivas.

Las víctimas pueden presentar un síndrome persistente de hiperactividad, y de hipervigilancia. Como así también dificultades para conciliar el sueño, terrores nocturnos, dificultades de concentración, y los comportamientos agresivos también es frecuente.

Los efectos varían dependiendo del tipo de relación existente entre el abusador y la víctimas (las más graves se dan en las relaciones de tinte incestuoso), teniendo vital relevancia la frecuencia y la duración en el tiempo de la misma, la edad de la víctima y del agresor (teniendo en cuenta que a menor edad de la víctima mayor magnitud tendrán los efectos traumáticos), etc.:

Indicadores del abuso sexual

  • Indicadores: cambios bruscos en el comportamiento, sentimientos de hostilidad hacia el agresor, llanto inexplicable, miedo, retraimiento, conducta autodestructiva, pesadillas nocturnas, trastornos conductuales y de relación, baja autoestima, signos de stress postraumático, resistencia a regresar al hogar, excesivo conocimiento del actuar sexual, conductas masturbatorias, conductas regresivas ,conductas regresivas(ej. encopresis, enuresis)
  • Indicadores a largo plazo: alteraciones psicopatológicas, depresión, fracaso escolar, trastornos alimenticios, baja autoestima, conductas adictivas, trastornos en las relaciones con el sexo opuesto, trastornos en la sexualidad, conductas antisociales, intentos de suicidio, automutilaciones, psicosis.

Se debe tomar en consideración que los efectos a largo plazo pueden no aparecer en todos los casos, ello dependerá de la mayor o menor vulnerabilidad psicológica de la víctima, de la duración en el tiempo del abuso y del entorno familiar.

Psicóloga especialista:

psicóloga Marisa Jimenez

Lic. Marisa Jiménez

Lic. en Psicología

Lic. en Psicología (UNC) Mat. Prof. 9802. De orientación gestáltica. Se formó en psicología clínica y psicodiagnóstico infantojuvenil .Trabajó en

psicóloga Marisa Jimenez
Lic. Marisa Jiménez

Lic. en Psicología

Lic. en Psicología (UNC) Mat. Prof. 9802. De orientación gestáltica. Se formó en psicología clínica y psicodiagnóstico infantojuvenil .Trabajó en organizaciones no gubernamentales (ONG) dedicadas a la problemática de violencia familiar, su labor profesional principalmente, radica en la asistencia a la mujer golpeada, violencia conyugal, violencia intrafamiliar, abuso sexual, acoso laboral, bullyng, etc. y toda forma de violencia que atente con la integridad de la persona. Realiza evaluaciones psicológicas y orientación vocacional-profesional. Atiende en consultorio privado a niños, adolescentes, adultos, pareja y familias que atraviesan diversas situaciones de conflicto. Se ubica en zona de Nueva Córdoba, trabaja con obras

B° Nueva Córdoba - Córdoba