Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Ser tú mismo en un mundo de hologramas

todos iguales

Ser tú mismo en un mundo de hologramas

¿Te resultan conocidos estos comentarios?: «Sos igual a mi ex pareja» te quejas igual que mi tía», «Todos los hombres son iguales”, “Todas las mujeres lo son», » Sos idéntico a tu hermano», » No te pareces en nada a él «, «¡Ubícate!», “! Té desubicaste!”, «¿Ahora se te ocurre hacer esto?», “No sos normal”, «Nadie te quiere», son algunas expresiones que se repiten a diario en las relaciones humanas y que guardan una impronta conservadora.

Ser tú mismo en un mundo de iguales En nuestra sociedad, existe el hábito desmedido de categorizar, es decir, encasillar o etiquetar toda conducta en función de lo que ya existe. Es una acción que nace del intento de acordar una misma realidad como si eso fuera posible, como si existieran dos personas iguales, como si se pudieran generalizar los fenómenos que suceden entre las personas (todos pensamos así, todos sentimos así, se lo que piensan/sienten otros). Se ha visto, que los hombres tienden naturalmente a agruparse y que cuando esto sucede los miembros buscan equiparar los modos de comportarse. El grupo adquiere una identidad con límites y hábitos definidos; que muchas veces no representan a todos los individuos y provocan que el deseo personal sea sacrificado por el grupal. Entonces, podrías tener amistades que te catalogaran de “mala onda” si no haces lo que quieren los demás y cualquier actitud que tomes fuera de lo acostumbrado puede ser vista como amenazante. Podrías tener padres con una gran expectativa depositada en ti en relación a seguir su misma vocación y si tomas otro rumbo puedas creer que eres un enemigo interno.  Parece, que hoy ser tú mismo es un desafío para un mundo que tiene el hábito de mirarte en relación a otro.

El problema más grande que provoca esto es la despersonalización y la desconexión con el verdadero sentir, no saber lo que quieres, dudar todo el tiempo, sentir que darías todo por agradar y no tanto por ser tu bajo cualquier costo. Y así sigues, a tal punto de convertirte en una boya en el mar que se mueve según las olas sociales. Este “juego” al principio puede ser una tarea fácil, pero luego empezará a desgastarte, sintiéndote exigido, estresado y ansioso. Querrás evitar posibles situaciones y desperdiciaras mucha energía en darte fundamentos para actuar de una manera u otra. En definitiva, desataras una lucha interna entre el deber ser social y tu verdadero ser.

Es momento que te des cuenta que en este mundo hay lugar para vos y que tu historia se escribe en el presente,  no en el pasado, ni en el futuro. Darle lugar a  tu esencia es empoderarte, es decirle si a la vida. Contentar al otro, resulta ser una acción sin sentido porque genera dependencia, construye expectativas equivocadas y es una dinámica que no tiene fin. En relación a esto Fritz Perls expresa:

Yo soy Yo.

Tú eres Tú.

Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas

Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.

Tú eres Tú.

Yo soy Yo.

Si en algún momento o en algún punto nos encontramos

Será maravilloso.

Si no, no puede remediarse.

Realizar un registro lucido de esta situación, es el inicio para tomar acciones concretas y lograr una conexión con tu intimidad. La meditación, la respiración consciente y la introspección son prácticas equilibradoras de encuentro con tu ser tal cual esta y con las emociones que tiene. No supone esfuerzos y se trata facultades de las que puede hacer uso cualquiera. Vivir la vida en comunidad respetando los acuerdos de convivencia es maravilloso y posibilitador de muchas cosas, pero no sirve de nada si en este terreno no cultivamos nuestra subjetividad.  Los encuentros terapéuticos con un psicólogo son instancias de aprendizaje, donde el interesado se reapropia de su ser en pos de satisfacer sus verdaderas necesidades. De acuerdo a la orientación que tenga el profesional se pueden incluir las prácticas antes mencionadas como parte de la terapia. La vida seguirá transcurriendo y las situaciones que se repitan serán vistas como una oportunidad de hacer algo diferente. Qué esperas para ser tú mismo.

afinando el corazon

El cambio es de adentro hacia afuera y no viceversa

Articulo redactado por:

psicólogo juan prat

Lic. Juan Manuel Prat

Licenciado en Psicología (Univ. Kennedy – Bs As) Mat. Prof. 9813. Psicólogo clínico de orientación Gestáltica y Acompañante Terapéutico. Posee formación en PNL y Coaching Ontológico, liberación de Emociones, Eneagrama y Psicología Deportiva. Actualmente trabaja brindando talleres de autoconocimiento, empoderamiento y superación personal para empresas y público en general. Se desempeña como instructor en Habilidades Sociales y Competencias laborales para el Gobierno de Córdoba. Atiende de forma particular a Adolescentes, adultos y parejas. (Suc. Nueva Córdoba)