psicologia deportiva

Actividad física y su relación con la alimentación

Alimentarse es la forma de brindar al organismo los principios nutritivos necesarios no sólo para lograr un buen estado nutricional y de salud, sino también para conservar la vida. Para ello es necesaria una correcta selección de alimentos y hábitos saludables  que aporten de forma armónica y equilibrada proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales y líquidos.

psicologia deportivaSe considera actividad física cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

¿Cuál es la relación entre ambos conceptos?

Los mismos son necesarios y complementarios para llevar a cabo una vida activa y saludable, ya que los alimentos nos proveen la energía necesaria para poder realizar cualquier tipo de ejercicio, y la actividad física se asocia con la alimentación, nutrición y salud por los siguientes motivos:

  • Contribuye a mantener el peso corporal dentro de los parámetros considerados normales (IMC entre 18,5 y 24,99 kg/m2);
  • En personas con sobrepeso y obesidad la actividad física de tipo aeróbica es de gran importancia en un principio para disminuir el tejido adiposo (grasa corporal), por ejemplo caminar, trotar, entrenamiento funcional, zumba, danza, al menos 3 veces por semana entre una a una hora y media; en una etapa posterior la actividad física por ejemplo de levantamiento de pesas es de importancia para lograr aumentar masa muscular, tejido metabólicamente activo que consume la mayor parte de la energía;
  • La actividad física es sumamente importante para disminuir el riesgo de desarrollar síndrome de resistencia a la insulina, dislipemia, diabetes mellitus tipo 2, enfermedades cardiovasculares e hipertensión arterial, afecciones relacionadas con la obesidad;
  • Contribuye a mejorar el perfil lipídico, estimula la síntesis colesterol bueno o colesterol HDL, y el descenso en sangre de colesterol malo o colesterol LDL, principal lipoproteína involucrada en el proceso aterogénico que provoca complicaciones como infarto agudo de miocardio;
  • Ayuda a prevenir o mejorar los síntomas de constipación estimulando la motilidad intestinal y aumentando la fuerza de los músculos involucrados en la defecación;
  • En personas con diabetes mellitus tipo 2, la actividad física aumenta la efectividad de la alimentación y, con la disminución del peso corporal (a expensas del tejido adiposo) puede contribuir a una disminución de la resistencia a la insulina;
  • Contribuye al bienestar personal y mejora la autopercepción. Ayuda a combatir y mejorar los síntomas de la ansiedad y la depresión, ya que estimula la síntesis y liberación de endorfinas, neurotransmisores asociados con estados de ánimo positivos y con la sensación de bienestar.

En concluirían, se puede afirmar que la actividad física y el ejercicio tienen un gran impacto en la salud humana, tanto a nivel corporal, mental y del estado nutricional. Lo importante de ello es elegir  un tipo de actividad que nos resulte agradable y satisfactorio, para lograr que perdure en el tiempo y así mejorar la calidad de vida.

Obesidad

La obesidad  se define como el aumento del tejido graso cuya magnitud y distribución condicionan la salud del individuo.  Éste es un problema de salud epidémico, crónico, metabólico, heterogéneo, estigmatizado, de origen multifactorial.

caricatura de obesoDesde 1980, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. En 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso (39%), de los cuales, más de 650 millones eran obesos (13%). La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y obesidad se cobran más vidas de las personas que la insuficiencia de talla. En ese mismo año, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos. Más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años).

Algunos autores definen a la obesidad como el resultado de personas respondiendo normalmente al contexto obesogénico en el que se encuentran inmersas, creando un  medio ambiente predisponente.

 

  • Gran disponibilidad alimentaria: Con elección y aumento de accesibilidad a alimentos poco saludables, con alto contenido de azúcar, sal y grasas, que aportan muchas calorías pero nutren poco, con alta palatabilidad y bajo poder saciógeno (¡no llenan! Y uno quiere seguir comiendo).El consumo de frutas y verduras sigue siendo insuficiente en relación a la recomendación de cinco porciones o más por día.
  • Inactividad física: Cada vez nos movemos menos, cada vez el entorno nos propone razones para ser más sedentario. Nos cuesta reconocer como la población el impacto negativo que tiene para nuestra salud no tener una vida activa diariamente. Ser físicamente inactivo ENFERMA.
  • Avances tecnológicos y aumento de la expectativa de vida: De la mano del avance de la tecnología, existe un aumento de la expectativa de vida con el aumento de prevalencia de problemas crónicos de salud en general y de la obesidad, en particular.

En conclusión, el sobrepeso y la obesidad se encuentran entre los principales factores de riesgo de muerte y carga de enfermedad de nivel mundial. Es por ello que la importancia de recibir información adecuada y poder prevenir. El aumento de peso es un problema mayor de salud pública que se encuentra en claro ascenso. El aumento del consumo de bebidas azucaradas y productos ultraprocesados es un determinante clave de esta problemática, incluyendo principalmente la educación alimentaria nutricional.