El proceso de transición, comprendido entre la finalización de la escuela secundaria y los estudios superiores y/o el ingreso al mercado laboral, constituye un hito fundamental de pasaje a la vida adulta e implica, especialmente en su último año, un momento privilegiado de decisión y elección de una vocación que será el punto de partida para la realización de un proyecto y modelo de vida.
En este escenario actual de transformaciones profundas y veloces, los jóvenes deben seguir apostando a construir un camino de vida cargado de sentido, valores e ideales.

taller de orientacion laboralCada vez hay más carreras para elegir y la oferta de formación profesional o de oficios se multiplica. Vemos también, que hay más universidades y espacios virtuales en los cuales desarrollar una vocación. Pero, a la par, pareciera que definir un proyecto de vida vinculado a lo profesional o a lo laboral es cada vez mas difícil.
Esto, deriva en la necesidad de generar espacios de orientación y acompañamiento que permitan transitar los caminos de la elección profesional y laboral, con mayor apertura, profundidad y autenticidad.

La demanda de estos espacios de contención y orientación es altísima y se relaciona en la mayoria de los casos, con el temor de los jóvenes a equivocarse en su elección.

De acuerdo con las estadísticas universitarias de la UNC sólo el 32 % de los que se inscriben en una carrera la termina. La deserción es altísima. Para ser mas exactos; de las 16.053 personas (casi todos jóvenes) que comenzaron a cursar alguna carrera de la UNC en 2004, sólo 5.136 la terminaron. Esta problemática esta asociada a una multiplicidad de factores personales, familiares, sociales, económicos e institucionales; entre ellos, los problemas vocacionales.

En este taller de orientación vocacional se ayuda a los jóvenes a elegir proyectos, en los cuales continuar estudiando una carrera de nivel superior es una posibilidad. Se los ayuda a identificar y a jerarquizar intereses; a conocer sus motivaciones, expectativas; a revisar sus habilidades actuales; a poner en práctica habilidades sociales para la inclusión educativa y laboral; y fundamentalmente a descubrir que tienen mucho potencial para desarrollar, siempre y cuando esa sea su decisión.

Articulo redactado por:

Licenciada Gisela Bustos

Licenciada Gisela Bustos