Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Cuándo acudir a un psicólogo infantil? 5 señales a las que debes prestar atención

Psicólogo infantil - Niño triste

¿Cuándo acudir a un psicólogo infantil? 5 señales a las que debes prestar atención

El crecimiento de un niño es un camino lleno de desafíos. Así como avanzan a pasos agigantados, por momentos también retroceden, casi siempre como consecuencia de situaciones que los rodean. Es normal que de vez en cuando tengan problemas para dormir, o lloren sin ningún motivo. Estas reacciones suelen durar poco y no interfieren en su desarrollo, por lo que no requieren de la intervención de un psicólogo infantil.

Pero, ¿qué pasa cuando estos comportamientos escapan del control de los padres? A menudo, muchos comienzan a preocuparse y preguntarse si la conducta de sus hijos es  “normal”.

En este artículo, compartimos algunas señales que podrían indicar la necesidad de acudir a un psicólogo para niños. ¡Presta atención! A veces no se les da la importancia necesaria, o incluso pueden pasar inadvertidas.

¿Cuáles son los síntomas que indican que debo consultar con un psicólogo infantil? 

Antes de preocuparte, debes saber que los niños atraviesan por diferentes fases críticas en su desarrollo, que de a poco van solucionando. También, no olvides que cada individuo tiene su propia personalidad, y esto no escapa a los más chicos: que un niño se comporte diferente, muchas veces no implica que tenga un trastorno, sino tan sólo un carácter particular. Con la educación adecuada y algo de paciencia, el niño supera las distintas fases sin mayores complicaciones.

Pero cuando esos comportamientos se sostienen en el tiempo, recomendamos que consultes a un psicólogo para niños. A continuación, te presentamos algunos síntomas que no deberías pasar por alto:

Regresión en el comportamiento

El niño “da un paso atrás” en ciertas conductas. Es decir, vuelve a expresar hábitos que había superado como un mecanismo de defensa natural e inconsciente. Un ejemplo es cuando los niños vuelven a usar el chupete, o vuelven a tener problemas para controlar el pis. El objetivo es situarse en ese momento en que se sentían seguros y protegidos, para lidiar con situaciones difíciles. Esta regresión se supera una vez que el niño gana seguridad y confianza. El problema se presenta cuando no puede hacerlo por sí solo. Por lo general, esto significa que no es capaz de enfrentarse a la situación que lo ha provocado, por lo que la ayuda de un psicólogo infantil adquiere gran importancia.

Psicólogo infantil - Niño tristeAparecen nuevas conductas.

Si un chico reacciona de manera violenta sin ningún motivo, puede que esté atravesando una situación que lo supera. Estas conductas suelen advertir frustración, e indican que el niño no sabe cómo lidiar con la circunstancia que lo afecta. También, hay otras cuestiones que debes tener en cuenta, como los cambios de hábitos en el sueño o en el comportamiento (por ejemplo, está más triste que de costumbre, o se aísla de sus amigos).

Problemas físicos, sin causa médica.

A veces, los chicos fingen estar enfermos con el objetivo de evitar ciertas responsabilidades (por ejemplo, ir al colegio). Sin embargo, cuando se enferman de verdad y no existe una causa médica que lo explique, podría tratarse de un mecanismo inconsciente para evitar alguna situación. El objetivo del psicólogo infantil será comprender las razones por lo que eso sucede, y ayudar al niño a superarlo.

Problemas para concentrarse en una única tarea.

Los niños son muy inquietos, y se mueven todo el día, ¡de eso no hay dudas! Pero a veces, la falta de concentración les impide focalizarse en tareas importantes, lo que hace que cambien de una tarea a otra. Es difícil establecer un límite entre la inquietud normal de un niño y la hiperactividad. Por eso, ante la duda, recomendamos que consultes con un psicólogo infantil.

Cambios en hábitos alimenticios.

Un cambio en el peso de tu hijo no debe ser causa inmediata de preocupación, ya que puede responder a procesos normales de su crecimiento. Sin embargo, debe ser tenida en cuenta si aparece junto a síntomas como los que explicamos anteriormente.

 

Mi hijo presenta otros síntomas, ¿puede ayudar la psicoterapia infantil?

El listado anterior describe sólo algunas de las señales a las que debes prestar atención. La realidad es que los síntomas son numerosos, y difieren mucho de acuerdo a la edad del niño. También, es importante comprender que hay situaciones propias de la dinámica familiar que pueden afectar a los niños. Por ejemplo, la separación de los padres o la muerte de algún familiar cercano. Por ello, en cualquier caso que involucre a los niños, siempre se trabaja con la familia.

Lo importante es que ante la duda consultes con un psicólogo para niños. Son ellos quienes poseen las herramientas para determinar si el niño necesita psicoterapia infantil, o si sólo se trata de un proceso normal para su edad. Si quieres conocer más detalles sobre sus funciones, recomendamos leer esta nota. 

En Psicólogos Córdoba contamos con profesionales capacitados y especializados en terapia para niños. Nos preocupamos por generar un ambiente confortable, para que tanto los chicos como los padres se sientan seguros y acompañados, puedan expresarse libremente, y superar los inconvenientes que se presenten. Si tienes dudas, o deseas realizar alguna consulta, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.