Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19

Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

El test Persona Bajo La Lluvia: ¿Qué es y cómo se interpreta?

El test Persona Bajo La Lluvia: ¿Qué es y cómo se interpreta?

El test de Persona Bajo la Lluvia (PBLL) es un test proyectivo gráfico que evalúa la imagen propia que presenta el individuo en condiciones desfavorables (la lluvia). A través del dibujo se revela nuestro mundo interior, como pensamientos, emociones y defensas frente a situaciones estresantes.

Es una herramienta muy utilizada en numerosos ámbitos de la psicología como en la clínica, laboral y educacional.

Esta técnica busca interpretar aspectos de la personalidad, a partir de algo que dibujamos. La singularidad es la lluvia, que presenta una situación conflictiva ante la cual el sujeto debe reaccionar, utilizando los recursos que posee.

A diferencia de otros test, se pide al entrevistado que brinde dos tipos de respuesta: una gráfica y la otra verbal. El sujeto debe hacer el dibujo, y luego narrar una historia que cuente la situación que ha sido plasmada en el papel.

En este artículo profundizaremos sobre el test PBLL, cómo se administra y cuáles son las interpretaciones que se realizan y consejos para el momento de realizar el dibujo. ¡Seguí leyendo!

Consigna y administración

Antes de comenzar con el test, el entrevistador busca entablar una cierta relación con el sujeto. Es una etapa de precalentamiento que elimina parte de la ansiedad propia en una situación de examen. Esto es especialmente importante en el caso de adultos. Estos pueden mostrarse reticentes o pudorosos cuando se les pide que dibujen.

Ejemplo del test persona bajo la lluvia

Para el test se suele usar papel liso y de tamaño carta. Se entrega el papel a lo largo. Si el individuo cambia la posición del papel, se respeta esa elección. La consigna consiste en pedir que «dibuje una persona bajo la lluvia». De ser necesario, se tranquiliza al sujeto explicando que no se evalúa la calidad del dibujo y que lo que haga va a estar bien para el test.

Si el entrevistado pregunta si dibuja un paraguas o no, se le responde que queda a su elección. Esto se debe a que la presencia del paraguas es un indicador de importancia. Los comportamientos y actitudes del entrevistado también se registran, así como los comentarios que realiza y todo dato que sea llamativo. En la administración del test PBLL se considera además si el sujeto requiere muy poco o demasiado tiempo para llevar a cabo la consigna.

¿Cómo dibujar una persona bajo la lluvia?

Lo primero que debemos aclarar es que no hay una forma correcta o incorrecta de dibujar la persona bajo la lluvia. La interpretación va a depender según el ámbito se esté aplicando el test y que se busque con el mismo.

En el área laboral, por ejemplo, dibujar la persona con algunos detalles inusuales como cordones, bolsillos, reloj, entre otros puede acercarnos o alejarnos de la posibilidad de obtener el puesto laboral. Todo dependiendo del perfil que esta buscando o creen más conveniente para el puesto ofrecido. Si el puesto es de bibliotecaria, se prefiere una persona que sea ordenada y prolija, el hecho de dibujar más detalles de lo habitual nos acercaría al perfil buscado por la empresa. En cambio, si se esta buscando un diseñador creativo, lo esperable es una persona transgresora de las estructuras. Que dibuje una persona «tradicional», no seria lo esperado en base al perfil buscado.

Aclarado esto, podríamos decir que hay aspectos generales del test que se esperan de cualquier entrevistado.  Lo esperado es dibujar: 

  • Una sola persona, del mismo sexo del entrevistado y cercana a su edad.
  • Con paraguas y sin ningún otro elemento de protección extra (botas, sobretodo, gorra o sombrero, etc.).
  • Asentada en el suelo.
  • Centrada en la hoja, mirando hacia el frente.
  • De un tamaño aproximado de un tercio de la hoja. 
  • Con lluvia. No es recomendable hacer mucha lluvia, ni lluvia con forma de lágrimas. Tampoco incorporar elementos extras, solo nubes y lluvia.
  • No es recomendable agregar charcos, inundaciones, etc.

Historia del test Persona Bajo La Lluvia

Llegó el momento de hablar sobre el relato, la historia que tiene que contar la persona. Recordemos que debe dibujar y después se le pide que cuente una historia. Allí se debe responder cómo se llama la persona del dibujo, qué edad tiene, qué estaba haciendo antes, durante y después.

modelo de test persona bajo la lluvia

Según Perez Zambón (2014), de los dos tipos de respuesta que da el entrevistado, “el que ha sido menos considerado es el material verbal”. Para la investigadora, para áreas como la psicología laboral y forense, entre otras, resulta de gran valor detectar en el relato los componentes actitudinales. La teoría expresa que en las manifestaciones verbales pueden manifestarse los deseos y defensas del sujeto.

En términos generales, lo más importante es narrar una historia coherente con el dibujo, con la situación que se dibujó. No interesa tanto el contenido, sino que se dé una situación en donde esté lloviendo. Además de coherente, la historia debe estar bien narrada, y es esperable que sea breve.

Resumiendo, no importa si la persona está yendo a la facultad, al trabajo o a comprar pan. Lo importante es que sea un relato coherente y bien narrado. 

Interpretación de PBLL

El test de Persona Bajo la Lluvia fue creado sin un marco teórico, por lo que no posee categorías propias para el análisis. Su interpretación, entonces, se ha ido nutriendo de otras técnicas gráficas similares. Toma elementos especialmente del Dibujo de Figura Humana, de Machover.

El ambiente desagradable favorece la aparición de defensas que suelen no mostrarse en otros tests. La lluvia agrega una situación de estrés, en la que el sujeto no consigue mantener su fachada habitual. En la interpretación del dibujo se busca obtener la imagen corporal del individuo bajo condiciones ambientales desagradables, en las que se sienta forzado a recurrir a defensas antes latentes.

Interpretación de contenido

Persona

Se interpretan tanto el conjunto como las partes que el cuerpo posee. Es decir, la interpretación comprende qué rasgos resaltan o faltan en la cara, el tamaño de los brazos y piernas. Los pies son tomados como un símbolo sexual, mientras que la asimetría en las extremidades representa la falta de equilibrio y coordinación. Se analizan detalles como la forma y postura de los dedos, tamaño de los pies, de los hombros, musculatura, etc.

Lluvia

La lluvia representa la hostilidad del ambiente, el entorno al cual se enfrenta el sujeto. Si vemos una lluvia torrencial es reflejo de una situación de alto estrés y mucha presión, agobiante. La lluvia escasa es señal de que la persona siente que puede defenderse de la presión en su entorno. Si las gotas tienen forma de lágrimas se interpreta un estado de angustia. En el caso de que la lluvia no esté presente, vemos a un sujeto que niega las presiones existentes en el medio, una personalidad oposicionista.

Paraguas

El paragua representa el principal símbolo de las defensas en la persona. De acuerdo al tamaño, disposición y orientación del paraguas, el sujeto proyecta de qué se defiende el sujeto, y con qué fuerzas o energía. El dibujo de un paraguas que cubra adecuadamente a la persona representa defensas sanas, adecuación, seguridad y confianza en sí mismo.

Vestimenta de las personas

Por el lado de la vestimenta, se interpretan a los bolsillos como órganos receptivos. Por lo que se toman como conflicto sexual o dependencia materna (en hombres). Los botones representan preocupación por lo social y conductas obsesivas, mientras que los zapatos con taco son señal de agresión. Los dibujos que presentan detalles de la ropa sin terminar pueden interpretarse como sentimientos de inadecuación.

Género de la persona

Lo esperable es que las mujeres dibujen figuras femeninas y los varones, por su parte, figuras masculinas. El dibujo de una persona del género opuesto expresa, muchas veces, conflictos en las relaciones objetales primarias.

Edad

Al igual que en el género, se espera que las personas dibujen a sujetos con una edad aproximada a la de sí mismos.

Orientación de la persona

Al estar hacia la derecha proyecta un comportamiento positivo, necesidad de crecer y avance hacia el futuro. Si se orienta a la izquierda demuestra dirección al pasado, individuos que tienen conflictos sin resolver y tienen libertad para evolucionar.

La orientación al frente es una expresión de una persona dispuesta a enfrentar al mundo. Si la persona está dibujada de espaldas, proyecta un deseo de no ser controlado socialmente y pasar inadvertidos. Por último, un dibujo que muestra una persona inconclusa puede ser síntoma de desgano, abulia o depresión.

Postura

Cuando se dibuja una persona sentada, la interpretación más común es que es un sujeto que disfruta la tranquilidad, con personalidad diplomática. Aunque también puede corresponder a la represión y regresión como mecanismos de defensa. La postura acostada es tomada como desesperanza o poca vitalidad. Una persona arrodillada proyecta sumisión y sentimientos de inferioridad.

Suelo

El suelo se relaciona con el criterio de realidad, es decir, con la realidad tal como el sujeto la vivencia. Los suelos trazados con debilidad pueden expresar una realidad que genera ansiedad o preocupación. Mientras que el piso dibujado con líneas de mucha presión representan una realidad en tensión y con agresividad. Si un dibujo no incluye piso, esto no implica necesariamente que el individuo no pueda posicionarse en su realidad.

Adicionales a la lluvia

También se analizan los objetos incluidos que complementen la lluvia. Los rayos, por ejemplo, proyectan la presión que sacude al sujeto. Los charcos pueden ser tomados como sufrimiento fetal, así como lo sucedido durante el nacimiento y los primeros años de vida (parto prematuro, cesárea, etc.)

Accesorios al dibujo

Los adornos y objetos inanimados presentes en el dibujo pueden ser interpretados, de acuerdo a su ubicación, como obstáculos. Los animales, en cambio, son objetos acompañantes, que representan necesidad de protección o sentimiento de soledad.

Interpretación gráfica

Dimensión

Si el dibujo es pequeño, puede reflejar timidez, autodesvalorización o inseguridades. Incluso se puede ser reflejo de sentimiento de inferioridad, incomodidad o dependencia, o una inadecuada percepción de sí mismo.

Si el dibujo es grande, es posible interpretar allí una personalidad autoexpansiva y una gran teatralidad. Es común esta respuesta en personas con necesidad de mostrarse, de ser tenidas en cuenta o ser reconocidas. Aunque los dibujos grandes también suelen verse en individuos orientados al arte.

Un dibujo muy grande puede ser señal de controles internos deficientes, o quizá ilusiones paranoides de grandiosidad. Profundizando más la interpretación, aparece compensación de posibles sentimientos de inseguridad. Por último, un dibujo mediano suele tomarse como una persona ubicada adecuadamente en el espacio.

Emplazamiento

La interpretación toma a la hoja como universo. Lo que se analiza entonces es cuánto espacio ocupa el sujeto y en qué lugar se ubica. Un individuo con un trato social adecuado, que demuestre orden en su cotidianeidad, no va a colocar su dibujo en los márgenes del papel.

Quienes realizan un dibujo que ocupa gran parte de la hoja, pueden expresar de ese modo que les gusta llamar la atención. O puede ser signo de personas que se desubican en el trato con otros y acaparan espacios ajenos.

Trazo

Una persona equilibrada va a tender a dibujar con líneas armónicas y firmes. Las líneas entrecortadas son proyecciones de inseguridad o ansiedad, incluso de fatiga o estrés. Una personalidad diplomática y conciliadora es posible que se valga de trazos redondeados o curvos. Esto es también muestra de sensibilidad. Mientras que un sujeto razonador, con fuerza y capacidad de análisis va a valerse más de las líneas rectas.

Algunos rasgos patológicos, como dispersión del pensamiento, pueden revelarse mediante trazos desconectados. Si se vislumbran líneas que escapan del contorno del dibujo, puede ser síntoma de incapacidad de controlar impulsos o agresividad violenta.

Presión

Es probable que un individuo equilibrado, adaptado y constante dibuje con una presión normal del lápiz o crayón. Una presión débil puede ser proyección de originalidad mental y creatividad (si se ejecuta con velocidad) o de timidez y ocultamiento (ejecutada lentamente).

La presión fuerte en el dibujo es símbolo de seguridad y energía vital. Pero si la presión ejercida es muy fuerte se suele interpretar como rasgos de agresividad.

Tiempo

El tiempo es otro factor que entra en la interpretación. Pero no sólo el tiempo consumido en la ejecución, sino también en el que lleva comenzar el dibujo. Si hay dificultad para empezar, es tomado como negativa a enfrentar tareas nuevas o tomar decisiones. Si, por otra parte, se demora mucho en concluir y entregar el dibujo, se interpreta como dificultad para separarse del otro.

Una velocidad normal debería representar un ritmo de trabajo continuo, sin momentos de quietud o bloqueos. La ejecución precipitada es signo de personalidad descuidada, mientras que la lentitud se toma como pobreza intelectual e imaginativa.

Secuencia del dibujo

Informa sobre el grado de orientación en el espacio. Además proyecta cómo la persona organiza su vida y cómo resuelve conflictos. Comenzar por los pies, por ejemplo, es tomar un camino inadecuado para resolver el problema. Se espera que el sujeto empiece por la cabeza, siga con el cuerpo y termine con el paraguas y la lluvia.

Movimiento

Un dibujo que muestre rigidez se interpreta como un individuo despersonalizado, no adaptado o que se siente amenazado por el entorno. Ahora, si hay demasiada actividad en el dibujo, puede ser considerado exceso de fantasía. La acción de caminar se analiza de acuerdo al sentido, es decir hacia dónde se dirige la persona.

Sombreados

Este aspecto se interpreta, según la zona señalada, como ansiedad por el cuerpo. Manifiesta la necesidad de controlar esa parte del cuerpo y lo que simboliza.

Ficha técnica

  • Nombre del test: Persona Bajo la Lluvia
  • Autor: Silvia Mabel Querol y María Chávez Paz (primer aproximación en 1924, con el test de Fay)
  • Edad que se puede evaluar: Todas las edades, a partir de la niñez.
  • Tipo de test: Proyectivo gráfico
  • Administración: Individual o grupal
  • Tiempo de evaluación: Sin tiempo fijado. Aproximadamente de 15 a 45 minutos.
  • Material: Hoja en blanco A4, lápiz y goma de borrar.
  • Objetivo: Se busca examinar la personalidad del evaluado en forma profunda.

Fuentes

Perez Zambón, Silvina (2015): “El test de persona bajo la lluvia. Una nueva perspectiva de análisis”, Subjetividad y procesos cognitivos, Vol. 19, N°1. Versión online.

Perez Zambón, Silvina; et al. (2013): “Análisis de la respuesta verbal al test de persona bajo la lluvia. aplicación del algoritmo David Liberman (ADL)”, Subjetividad y Procesos cognitivos, Vol. 17, Nº 1, Pág. 206-231. Versión online.

Querol, Silvia; Chavez Paz, María Inés (2005): “Test de la persona bajo la lluvia. Adaptación y aplicación”; Buenos Aires: Lugar Editorial. Versión online.