Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Cómo poner fin a la terapia psicológica?

terapia psicológica

¿Cómo poner fin a la terapia psicológica?

tips para finalizar la terapia psicológicaSabemos cuando iniciamos una terapia psicológica, ¿pero sabemos cuándo hay que ponerle fin? La duración de un proceso terapéutico puede variar de acuerdo a cada caso particular. Sin embargo, siempre llega el momento de finalizar dicho proceso. 

Muchas situaciones pueden llevar a que termine la terapia. En ocasiones, el fin de las sesiones lo establecen paciente y terapeuta. En otros casos, la persona decide abandonar la terapia antes de tiempo. Por otra parte, también están aquellos a los que llegar al final de la terapia psicológica les genera ansiedad y angustia al no estar seguros de poder desenvolverse sin ella. 

A continuación, te contamos cómo trabajar el fin de la terapia con tu psicólogo. Seguí leyendo. 

“Mi psicólogo me dijo que no vuelva más”

En muchas ocasiones los psicólogos ponen fin a la terapia. Puede suceder que la persona aún siente que tiene cosas por hablar. La cuestión es si es necesaria la terapia para afrontarlas o no.

Según Frieda Fromm-Reichmann, psiquiatra y psicoanalista alemana, el propósito del fin de un proceso terapéutico no es la perfección emocional del paciente. Al contrario, lo que se busca durante las sesiones es que la persona adquiera suficientes herramientas, conocimiento de sí misma, de sus procesos. Estas herramientas le tiene que permitir tener un mejor manejo de sus mecanismos de defensa, dándole autonomía y capacidad de relacionarse con sí misma, los otros y el mundo que la rodea. 

De la misma manera, la psicoanalista señala que desde el inicio el terapeuta debe ayudar al paciente a entender cómo es el desarrollo de las sesiones y su objetivo, así como la importancia de que el paciente aporte el material necesario para el trabajo terapéutico. 

Es importante que tanto el paciente como el terapeuta estén satisfechos con el proceso, realizar un análisis juntos y determinar cuáles fueron los logros obtenidos. Cuando el fin de la terapia es mutuo se puede plantear la necesidad de discontinuar las sesiones cada 15 días o una por mes. En estos casos se realiza más un seguimiento donde se abordan cuestiones puntuales. 

“Yo quiero dejar la terapia”

terapia psicológicaPor lo general, muchas personas quieren dejar de ir al psicólogo antes de que finalice el proceso terapéutico. Los motivos son diversos: a veces los pacientes consideran que ya han trabajado lo que necesitan trabajar, o creen que no están avanzando o no han logrado conectar con el psicólogo. 

Es importante poder plantearle al terapeuta cuáles son las desmotivaciones para continuar la terapia. Se puede entender la falta de ganas de continuar con las sesiones como un mecanismo de defensa. Puede suceder que la persona no quiera enfrentar determinados temas o conflictos por temor a sentirse juzgada, incomoda o vulnerable.

Según Eduardo Braier la separación por parte del paciente de su terapeuta está relacionada con su estructura psíquica: 

  1. La persona acepta la separación y ve la oportunidad de comprobar y poner en práctica lo aprendido durante el tratamiento. 
  2. Están aquellas personas que se conforman con el alivio sintomático y una vez conseguido esto quieren dar por terminado el tratamiento. 
  3. En algunos casos, los sujetos viven con mucha ansiedad el fin del tratamiento.  Hay pacientes que tienden a establecer vínculos regresivos y dependientes con su terapeuta. Aunque también, están aquellos cuya dependencia ha sido fomentada por el terapeuta a lo largo del tratamiento. 

Sea como sea, lo importante es que se haya generado un espacio cálido y de mutuo compromiso donde puedas plantearle al profesional la necesidad de finalizar el tratamiento. De esta manera, cada una de las partes podrá dar su visión y concluir el ciclo. 

El objetivo final de la terapia psicológica

cierre de terapia psicológicaDurante el proceso terapéutico más que la búsqueda de una “cura”, se intenta que la persona adquiera la capacidad y las herramientas para continuar de manera autónoma el aprendizaje que inició con la ayuda del terapeuta. 

De todas maneras, no todos los procesos terapéuticos finalizan de la misma manera. El tiempo para terminar la terapia no es un tiempo fijo, es un tiempo que depende de cada caso, de los ritmos y las condiciones del paciente, del profesional y del tipo de terapia. 

Al momento de finalizar un tratamiento es necesario tener en claro cuáles son los objetivos del mismo y determinar cuándo y hasta qué punto se puede considerar que han sido alcanzados. Por otro lado, al finalizar la terapia siempre puede quedar una puerta abierta para un contacto futuro si fuese necesario, utilizando  el espacio terapéutico para trabajar y pensarse a sí mismo. 

Fuentes: