Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿En qué consiste el destete respetuoso?

lactancia materna

¿En qué consiste el destete respetuoso?


El destete respetuoso es una forma de implementar la finalización de la lactancia materna. Se diferencia de otras formas de destete porque se encarga de contemplar tanto los deseos del lactante como los de su madre.

Según la licenciada en psicología y puericultora, Evangelina Torrens (M.P: 8147): «el destete respetuoso se debería comprender idealmente como un proceso, en el cual se encuentran involucrados tanto la madre como su bebé, niño o niña. Para efectuar un destete respetuoso resulta fundamental comprender el momento vital que se encuentra atravesando la diada. Esto quiere decir, que se busca implementar un abordaje que resulte ideal para esos protagonistas en particular».

Según la especialista, la finalización del destete se recomienda que sea “con el mismo amor con el que comenzó la lactancia”. Poniendo énfasis en la entrega, la disponibilidad y el amor con el que ese vínculo fue iniciado.

Tipos de destetes

  1. Destete paulatino planificado o respetuoso (guiado por la madre)
  2. El llamado destete abrupto – forzado (o radical)
  3. Destete natural o fisiológico (guiado por los niños)

lactancia maternaEl destete respetuoso se diferencia de otros tipos de destetes porque no se considera únicamente la necesidad de la madre, sino que su bebé, hijo o hija, también forma parte de la toma de decisiones. Se habilita un espacio para que pueda manifestar sus deseos y necesidades. De esta manera, el proceso se realiza de forma acompasada, disminuyendo las tomas gradualmente y acompañando los cambios que se producen a nivel vivencial y emocional.

En los destetes abruptos no se tienen en cuenta los deseos del lactante, sino que se realiza una interrupción de la lactancia de manera tajante. «De un día para el otro, ese niño o niña debe dejar de tomar la teta sin explicaciones de por medio. No se lo considera como parte del proceso», sostiene la especialista.

En cuanto a los destetes guiados por los niños, son aquellos que se producen cuando los lactantes eligen por sí mismos abandonar el amamantamiento. Si ocurre, suele ser entre lo 2 y los 5 años de edad. Son destetes fisiológicos, naturales, en los cuales prevalece el poder de autodeterminación de los niños/as.

¿Cuándo finalizar la lactancia?

Los procesos de lactancia suelen finalizar cuando la madre ya no siente deseos de seguir dando el pecho, o se producen situaciones circunstanciales que lo impiden o dificultan (como enfermedades o regreso a la rutina laboral). Lo importante es considerar que existen diversos caminos para finalizar la lactancia, y algunos pueden darse de manera más armoniosa que otros.

Cuando la madre considera que es momento de finalizar la lactancia debe comenzar a llevar a cabo diversas acciones para frenar con la rutina del amamantamiento. Ante este panorama surge la opción de comenzar un proceso de destete respetuoso, para el cual puede acudir a una puericultora.

¿Qué hacen las puericultoras?

Las puericultoras son especialistas en lactancia materna, y ayudan a iniciar y sostener estos procesos. Cumplen un rol fundamental como acompañantes idóneas en aquellos casos en los que existen trabas o complicaciones, y también se encargan de promover y difundir información relevante.

Las puericultoras se ocupan de acompañar los procesos de la lactancia materna siempre teniendo como premisa el respeto hacia la particularidad de cada mamá y cada niño/a. “Nos encargamos de llevar a cabo una escucha activa, para que esa mamá pueda conectar con su real y verdadero deseo. Para que pueda analizar si es que realmente quiere destetar o existen otros factores implicados. Sin imponer, nos ocupamos de brindarle información, de manera respetuosa”, explica Torrens.

El rol de las puericultoras comprende:

Escucha activa, sin intervención. Para que esa mamá pueda sentirse habilitada en su sentir.
Establecer un vínculo de confianza. Porque, principalmente, se está trabajando con la intimidad de otra persona y su núcleo familiar.
Diálogo. Para que esa madre pueda hacerse y rehacerse preguntas, y así, llevar a cabo un proceso que involucre la toma de acciones conscientes.
Otorgar información sobre la lactancia, sus beneficios, cómo llevarla a cabo y sostenerla. Así como también, estrategias para destetar cuando el deseo es manifestado.

10 recomendaciones para un destete respetuoso

  1. Eliminar o sustituir (dependiendo de la edad del niño) una toma cada 2 -3 días.
  2. Multiplicar las muestras de cariño. La teta representa más que un alimento, es también una fuente de contención, amor y cuidado. Si la teta se va de la vida de ese niño/a, debe ser reemplazada por momentos de mayor contacto, presencia y sostén, donde se requiere mayor disponibilidad emocional.
  3. No ofrecer, no negar. No ofrecer el pecho cuando no es solicitado, pero tampoco negarlo cuando sí lo es. Es importante entender que, ante todo, el proceso para un verdadero destete respetuoso ha de ser gradual.
  4. Adelantarse a la jugada. Ofrecer otros alimentos antes que el lactante solicite el pecho.
  5. Posponer. Decirle que la teta va a darse después de realizar otras actividades. Han de ser actividades que le resulten interesantes y lo predispongan positivamente a la negociación.
  6. Cuentos a la hora de dormir. La teta debe dejar de ser el principal recurso para dormirlos, se puede reemplazar por cuentos a la hora de acostarse.
  7. Cambios en los espacios. Dejar de utilizar los lugares en los que usualmente se les daba el pecho a los niños para este fin y comenzar a realizar allí otros juegos o actividades (como leer cuentos en la cama).
  8. Ayuda del entorno. Los miembros de la familia que no dan de mamar pueden acompañar estos procesos comenzando a encargarse de ser quienes hacer dormir a los niños.
  9. Entretenimiento. Gran parte de la toma del pecho proviene del aburrimiento. Es importante ser pacientes y poner en juego la imaginación a la hora de destetar a un bebé/niño. Muchas veces el pecho puede resultar la salida más sencilla, pero para comenzar el destete es importante comenzar a buscar nuevas formas de vincularse.
  10. Negociar. Comenzar a negociar los momentos de amamantamiento. “Sólo cuando estemos en casa”;“Solamente para dormir”, disminuyendo las tomas de manera progresiva.

¿Cuál es el periodo ideal de amamantamiento?

De acuerdo a la licenciada Torrens: “La Organización Mundial de la Salud y UNICEF, recomiendan la lactancia materna exclusiva, mínimamente, hasta los 6 meses de vida. Luego, si el bebé está listo, se produce el periodo de incorporación de la alimentación complementaria. La lactancia humana es la alimentación principal hasta el año de edad. Pero sigue conservando su capacidad de alimentar por tiempo indefinido, en todas las edades, ya sea hasta los 2, 3, 4 años o más. La lactancia humana es a demanda, no hay otras formas de lactancia. No existe un horario, una frecuencia, es a oferta y a demanda”.

La lactancia materna presenta numerosos beneficios, tanto para el bebé como para su madre. Para saber más acerca de este periodo vital no te pierdas nuestro artículo acerca de los “Aspectos psicológicos de la lactancia materna”.