Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Gamificación: Motivar a través del juego

Gamificación

Gamificación: Motivar a través del juego

En la gamificación, también conocida como ludificación, los juegos son utilizados más allá del ocio y la diversión. Se trata de una técnica de aprendizaje que traslada ciertas mecánicas de los juegos a diferentes ámbitos como el educativo, empresarial, social. De esta manera, la gamificación funciona para motivar a las personas, incentivar la superación y cooperación, y desarrollar un mayor compromiso personal y a nivel grupal. 

El juego no es la finalidad en sí, sino que es un medio a través del cual se logra aumentar la concentración y la implicación en las tareas. Dicho de otra manera, el objetivo es introducir técnicas creativas provenientes de los juegos para que una actividad «aburrida» se convierta en otra que motive a la persona a participar en ella.  

¿Qué diferencia la gamificación del juego en sí? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cómo es el proceso de gamificación? Te invitamos a seguir leyendo. 

¿Qué diferencia un juego de una actividad basada en gamificación?

El principal objetivo del juego es la diversión. El juego puede utilizarse como herramienta de apoyo al aprendizaje, diversión, asimilación o evaluación de conocimientos. Además, el juego es un producto acabado, que se reconoce como algo concreto. 

En cambio, la gamificación incorpora elementos y dinámicas del juego (puntos, reglas de juego, insignia, etc.) a una actividad. De esta manera, la actividad gamificada tiene como finalidad influir en el comportamiento de los participantes, crear experiencias, independientemente de otros objetivos subyacentes como el disfrute. 

Dinámicas y elementos de la gamificación

GamificaciónEl proceso de gamificación consta de cinco fases. En primer lugar, se debe encontrar la “viabilidad”, que trata de analizar si la gamificación es aplicable o no a una determinada situación. El paso siguiente es definir cuáles serán los objetivos de dicha gamificación, así como el perfil del grupo para llevar a cabo la actividad. Finalmente, se realiza la implementación y posteriormente una evaluación de los resultados obtenidos de la propuesta de gamificación llevada a cabo. 

Dentro de la gamificación se encuentran una serie de elementos, dinámicas y mecánicas. Las describimos a continuación. 

Dinámicas de juego:

Es importante que las personas tengan asimilada la dinámica de juego que se llevará a cabo. Estas dinámicas tienen como fin la motivación y la implicación de los sujetos que realizan la actividad. Por medio de las dinámicas de juego se va a conseguir despertar el interés por las actividades que se ponen en acción. Entre las dinámicas se encuentran: 

  • Recompensa: Tiene la función de despertar el interés por el juego. 
  • Competición: Puede ser usado como un instrumento para atraer también el interés. La competición puede realizarse individual, por parejas o grupal. 
  • Cooperativismo: Es otra forma de competir, pero en este caso es un mismo grupo el que persigue un mismo fin. 
  • Solidaridad: Es una dinámica muy ligada con el cooperativismo. Se busca fomentar la ayuda mutua entre pares, sin esperar ninguna recompensa a cambio. 

Mecánicas o reglas de gamificación:

Como todo juego, la gamificación tiene normas de funcionamiento. Por esto, las mecánicas permiten que las personas adquieran un compromiso para superar los distintos desafíos. Algunas mecánicas para destacar son: 

  • Puntos: Muy utilizada para conseguir la fidelización de las personas en la tarea asignada. 
  • Ranking: Se establece una comparación entre personas de una misma área o curso. 
  • Nivel: Es muy común en los deportes como el fútbol tales como junior, senior, veterano. Los niveles muestran el progreso de las personas en las actividades a las que han sido asignadas. 
  • Progresión: Consiste en completar el 100% de la actividad que se ha asignado. 

Componentes de la gamificación

Se trata de las implementaciones específicas de las dinámicas y mecánicas como, por ejemplo: 

  • Logros: Permiten visualizar la progresión de un alumno, empleado, a lo largo de una actividad. 
  • Avatares: Es común en los perfiles sociales. Se trata de una representación gráfica que se asociaría a una persona. 
  • Regalos: Se le entrega a la persona un regalo ante la realización correcta de una determinada tarea. 
  • Insignia: Se hace entrega de un distintivo por la consecución de algún objetivo determinado. 

Tipos de jugadores 

Según la Teoría sobre los jugadores de Richard Bartle, existen cuatro perfiles con diferentes motivaciones e intereses en cuanto al juego. Estos cuatro tipos de jugadores son: 

  • Colaborador: Se caracteriza por interactuar y socializar con el resto de sus compañeros. Este perfil disfruta del “ganar juntos”. 
  • Competidor: Busca competir y tiene necesidad de autosuperación. Este tipo de motivación puede no ser del todo eficiente en algunas ocasiones. 
  • Explorador: Este perfil tiende a descubrir aquello desconocido. Una actividad rica y gratificante para estas personas es la exploración de los contenidos, de las distintas herramientas. Se ven motivadas por la información, el conocimiento. 
  • Expresivo: Se destaca por las habilidades y capacidades creativas, como así también la auto expresión. 

¿En qué ámbitos se aplica?

Los ámbitos de usos de la gamificación van desde el marketing hasta el desarrollo de hábitos saludables y responsables. 

Se puede usar con fines sociales con el objetivo de concientizar sobre la importancia de preservar el medio ambiente. También, en el ámbito educativo para mejorar el proceso y la motivación de aprendizaje. En el ámbito empresarial, se puede aplicar la gamificación a nivel interno de la organización para mejorar la productividad o formar a los trabajadores de manera amena, así como a nivel externo para establecer un canal de comunicación con los clientes. 

Un caso conocido de gamificación en cuanto a lo social es la campaña “The Fun Theory” de Volkswagen. Con esta idea se pensó: ¿Se podrán modificar comportamientos del ser humano si se introducen elementos lúdicos en aspectos de la vida cotidiana? De esta manera, se apostó a la diversión como poder social del cambio. 

Por ejemplo, una de las cuestiones a modificar fue el sedentarismo. La meta: que la gente cambie el hábito de utilizar las escaleras mecánicas por las escaleras convencionales. La idea: cada escalón de una escalera en la estación de metro más popular en Suecia se convirtió en una tecla de piano, para que la gente hiciera música mientras subía o bajaba por ella. 

La gamificación y sus beneficios

Los objetivos que persigue la gamificación en cualquier ámbito en que se aplique son la motivación, el aprendizaje significativo, así como intentar cambiar la perspectiva que tiene la persona sobre la tarea que está realizando. 

A su vez, permite obtener resultados más medibles a través de los puntos, niveles y medallas. Y, desarrolla la colaboración y mejora la relación entre pares. 

Los beneficios de una actividad gamificada pueden ser muchos, ya que el hecho de basar el aprendizaje en técnicas del juego le proporciona a las personas un ambiente más distendido en el que no existe el miedo a cometer errores. Sin embargo, sí está la posibilidad de lograr metas y tener cierto control sobre el propio aprendizaje. 

Además, está comprobado que al incluir elementos lúdicos en una actividad, los sujetos le prestan mayor atención, tiempo y dedicación. Se logra disminuir la falta de compromiso, se favorece la adquisición de competencias, y se generan experiencias positivas en las personas.