Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Genogramas ¿Qué son y para qué sirven?

genograma familiar profesional

Genogramas ¿Qué son y para qué sirven?

Un genograma es un instrumento psicológico que registra, de manera gráfica y resumida, a los miembros de una familia, las relaciones que mantienen entre ellos y los sucesos más importantes de su historia.

Nuestras familias nos definen y condicionan de diversos modos tanto a través de los sucesos históricos familiares como de las relaciones entre los miembros que la componen. Incluso aquellos que no tuvieron familia o se distanciaron de la misma, también se ven afectados por su ausencia.  

Por eso, en Psicología, resulta sumamente útil contar con un “mapa” de las relaciones familiares de un paciente, así como de los sucesos más importantes que marcaron su historia.

¿Qué es un genograma?

Un genograma es la representación —similar al árbol genealógico—  de, por lo menos, tres generaciones de una familia. Debe incluir información básica, como estructura, relaciones entre los miembros, datos demográficos, entre otros. 

Es un instrumento utilizado en psicología para recoger, registrar, relacionar y exponer información familiar, en un momento determinado, que permite la resolución de un problema. 

La representación gráfica del desarrollo de una familia a lo largo del tiempo  ayuda a los miembros a verse como parte de un un conjunto. Cada integrante, participa activamente en los procesos de los demás componentes de la familia.

Para los profesionales, el genograma resulta de fundamental importancia a la hora de detectar problemas emocionales ocultos o afecciones psicosociales significativas dentro de una familia.

Genogramas ¿cómo se hacen?

Construir un genograma es una tarea relativamente sencilla. En primer lugar, debemos recopilar la información y luego volcarla de manera esquemática. Es necesario conocer una serie de símbolos y adquirir algo de habilidad para combinarlos de forma legible.

Recopilación de información

La construcción de un genograma familia se realiza a partir de tres fases o niveles:

  • Trazado de la estructura familiar: Este nivel es el eje principal del genograma. Aquí, se representan cómo los miembros de una familia están ligados entre sí, tanto biológica como legalmente.
  • Registro de la información familiar: Luego del trazado, podemos agregar más datos acerca de la familia:
  • Información sobre el funcionamiento: datos más o menos objetivos sobre el funcionamiento emocional, social o médico de los diferentes miembros. La información recogida de cada persona se indica junto a su símbolo.
  • Información demográfica: Fechas de nacimiento, muerte, matrimonio, divorcio, etc., profesión o nivel de educación. 
  • Sucesos familiares críticos: implican cambios importantes que dan sentido a la historia de la familia: fracasos, éxitos, migraciones, entre otros. Suelen registrarse en el margen del genograma.
  • Delineación de las relaciones: En este nivel, las caracterizaciones se basan en el informe de los miembros de la familia y en observaciones directas. Aportan una primer acercamiento al profesional acerca del nivel de aglutinamiento o conflicto de una familia. Al tratarse de relaciones muy complejas, a veces se representan en un genograma aparte.

 

Símbolos de genogramas

Desde los diferentes encuadres psicológicos, se intentó uniformar los símbolos y procedimientos para su trazado. Algunos de ellos son:

Normas de trazado

  • Mujeres:  círculo
  • Hombres: cuadrado. 
  • Género indefinido: triángulo.
  • Paciente: Figura que representa su sexo con doble línea.
  • Fallecidos: se les coloca una “X” o “+” en el interior. Se agrega edad y causa de muerte.

 

Líneas que indican sus relaciones biológicas y legales:

  • Matrimonio: Dos personas casadas se unen por una línea llena. Si se interrumpe por una barra significa separación. Por 2, divorcio.
  • Casamientos múltiples: se puede colocar la relación más reciente en el centro, y los ex-cónyuges a cada uno de los costados. Otra manera es colocando en el centro la relación que hoy en día es más significativa.
  • Hijos: la figura que los va a representar se desprende de la línea de casamiento, y se va situando de izquierda a derecha según orden de nacimiento.
    • Familias ensambladas: se pueden englobar con líneas de puntos a los miembros de la familia que conviven.
  • Embarazos: se representan con un triángulo. El parto de un feto muerto se representa con un cuadrado o un círculo con una X. Por otro lado, el aborto se representa con un óvalo negro y el inducido, con una X 

símbolos de genogramaLíneas de relación

Para simbolizar tipos de relaciones entre dos miembros de la familia se utilizan los siguientes símbolos:

  • Tres líneas horizontales: muy unidos o fusionados
  • Tres líneas horizontales atravesadas por una línea ondulante: fusionados y conflictivos
  • Línea ondulante: relación pobre o conflictiva
  • Dos líneas horizontales: unidos
  • Línea con corte en el medio: apartados o separados

    linea de relaciones en el genograma

Usos del genograma

 Dentro de la Psicología, el genograma es muy  utilizado en la terapia familiar sistémica, pero también se usa en Orientación Vocacional o Recursos Humanos. Incluso, el genograma puede utilizarse en otras disciplinas además de la Psicología, tales como la medicina y el trabajo social.

Esta herramienta resulta sumamente útil en diversos escenarios y ocasiones. A continuación, te dejamos algunos ejemplos. 

Sistema de registro

El genograma puede ser utilizado como un sistema gráfico de registro de datos clínicos o psicológicos. El profesional puede obtener datos relevantes y una visión de conjunto con una simple revisión del gráfico. 

Además, el hecho de que los datos se representen de forma iconográfica y no lineal, permite interpretaciones y asociaciones de ideas de manera sistémica.

Herramienta para mejorar la relación con el paciente

La realización de un genograma aporta un cambio en la calidad de la relación con el paciente. De esta manera, el profesional puede saltar desde la esfera individual del hacia una perspectiva relacional de los problemas del paciente. Este salto puede suponer la rotura de un círculo vicioso, iniciando así un abordaje diferente. 

Detección de factores de riesgo

El formato del genograma supone una notable mejora frente a los registros anteriores de antecedentes familiares. Con esta herramienta, se simplifica la consideración del efecto de factores de riesgo individuales de otros miembros de la familia. Esto último resulta especialmente valioso en el caso de problemas de salud mental y psicosociales.

Además, el genograma sirve, además, para detectar y prevenir factores de riesgo colectivos que pueden derivar tanto de las características del hogar como de los hábitos compartidos por aquellos que conviven en él.

Detección de problemas psicosociales

El genograma, al tratarse de un abordaje familiar estructurado, sirve para detectar trastornos de evolución natural,  que pueden generar y perpetuar por sí mismos los síntomas del paciente sin que éste los reconozca. De esta manera, el genograma puede convertirse en el instrumento ideal tanto para descubrir realidades diferentes como para llegar a soluciones más simples.

Identificación de recursos familiares

Una familia adaptada y funcional es un excelente recurso para el tratamiento de un paciente. Pueden apoyar al paciente cuando se requiere colaboración o cambios en el estilo de vida, así como también pueden colaborar directamente en intervenciones. El genograma aporta información valiosa acerca de los roles que desempeñan los familiares del paciente y el grado de formación y capacidad para colaborar que podrían tener. 

Intervención en familias disfuncionales

El genograma también puede utilizarse como método para intervenir en familias disfuncionales. Esta herramienta permitirá:

  • integrar a todos los miembros en el proceso terapéutico
  • analizar posteriormente la estructura y el estado funcional de la familia
  • detectar sus roles y sus mecanismos de relación
  • generar hipótesis que servirán para ayudar a la familia a recuperar un equilibrio que resulte menos perjudicial para sus miembros.

 Ejemplos de un genograma familiar

genograma familiar profesional

Fuentes