Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Hibristofilia, atracción por asesinos

ilustracion hibristofilia

Hibristofilia, atracción por asesinos

ilustracion hibristofilia¿Quién no habrá escuchado de alguna amiga, familiar o conocida escuchar me gustan los chicos malos? Bueno se trata de una parafilia (atracción o comportamiento sexual atípico) la hibristofilia, término acuñado por Edmond Locard (1877-1966) para denominar la atracción que sienten por asesinos y criminales. Se cree que esta inclinación amorosa obedece a la fantasía de poder y al convencimiento de ellas por poder rescatar al hombre del mal, o tal vez se deba simplemente al deseo narcisista de salir del anonimato a través del nombre de él. Los psicólogos Richard Wranghram y Dale Peterson proponen otra hipótesis, esta vez desde la perspectiva biológica. Sus argumentos, respaldados por la investigación con primates, afirman que las mujeres buscan de manera natural y se sienten atraídas por hombres dominantes y fuertes, capaces de protegerlas a ellas y a su familia aunque para ello tengan que matar.

Seguí leyendo y entérate de las características de mujeres con hibristofilia y de que se trata este fenómeno

¿De que se trata el fenómeno?

El fascinante fenómeno es el conocido y relativamente frecuente caso de mujeres que se enamoran de asesinos confesos y condenados, de mujeres que se ponen en contacto voluntariamente con ellos, empiezan a visitarlos en prisión, se enamoran locamente y acaban casándose en muchos casos. Estamos hablando de presos condenados a cadena perpetua, a muerte, o a largas condenas y muchos de ellos sin posibilidad siquiera de libertad condicional.

Para que nos situemos bien voy a poner el ejemplo más extremo de los asesinos múltiples. Ted Bundy asesinó a treinta y un mujeres y niñas. Los estranguladores de Hillside, Kenneth Bianchi y Angelo Buono asesinaron a diez mujeres. John Wayne Gacy  estranguló a 33 hombres jóvenes y chicos. Richard Ramírez asesinó a catorce personas. David Berkowitz disparó a seis personas en Nueva York. Todos estos asesinos múltiples, autores de los crímenes más bizarros, repulsivos e inhumanos han tenido por lo menos una mujer enamorada de ellos (Ted Bundy o Richard Chambers legiones de fans) y tres de ellos se casaron después de ser condenados por sus crímenes. Incluso el asesino de Martin Luther King, James Earl Ray, también encontró una esposa.

Características de mujeres con hibristofilia

Probablemente se trate de mujeres con una pobre imagen sobre sí mismas provocada por una historia personal de abuso y maltrato, quienes vivencian en su actual relación amorosa con el preso una reparación de su pasado como víctimas, pues ahora son ellas las que poseen el control, son ellas las que deciden cuándo ir a visitar a su pareja, cuándo responder a sus llamadas, cuando calmar y provocar angustia en el otro de la misma forma que antes lo sufrieron en su propia piel. Se trata de la relación de objeto parcial típica de la perversión, en la cual solo a través de la cosificación del partenaire puede el perverso formar un vínculo con el otro.

 Según afirman los psicólogos Richard Wranghram y Dale Peterson  normalmente son relaciones románticas sin ningún tipo de contacto sexual. Ellas suelen tener una edad comprendida entre los 30 y los 40 años y poseen un instinto maternal mal comprendido o desarrollado.

Causas

Estas mujeres ven en el asesino a ese hombre rechazado por la sociedad, sin más responsabilidad sobre sus crímenes que el haber sido víctima de las circunstancias, y necesitado del amor, la comprensión y la dedicación que ellas pueden ofrecerle, estableciéndose así para siempre un lazo de dependencia y amor incondicional hacia ellas. Pueden de este modo disfrutar del idilio perfecto sin las complicaciones comunes de cualquier vínculo, pues conocen el paradero de su compañero sentimental, recluido las 24 horas entre rejas, supuestamente pensando en ellas todo el día y deseosos de verlas

 

¿Por qué la hibristofilia se da más entre las mujeres?

Aunque varios autores ofrecen explicaciones para esta atracción ilógica, lo cierto es que no hay estudios científicos que expliquen por qué esta parafilia se da más entre las mujeres que entre los hombres.

 Por un lado, la población carcelaria de mujeres y su notoriedad mediática como violentas criminales es menor.

 Por otro, algunos autores como León F. Seltzer, Richard Wrangham y Dale Peterson o Ogi Ogas y Sai Gaddam han sugerido desde un punto de vista evolutivo o biológico que algunas mujeres relacionan la violencia con la fuerza y el poder, por lo que podrían estar inconscientemente buscando protección para ellas o su descendencia.

Tratamiento

Existen diferentes formas de terapia para la hibristofilia mencionadas a continuación:

Terapia psicoanalítica: Busca las razones y/o la historia del paciente, en qué momento comenzó a tener esta conducta y al entender de dónde viene esta conducta, cuáles son los motivadores se puede lograr el cambio. 

Tratamiento farmacológico: El uso de sustancias químicas en el tratamiento suele ser reservado como terapia adjunta a la psicoterapia, mayormente en caso que la parafilia esté relacionada a un delito sexual. Se realiza el uso de medicamentos psicoactivos, aunque ninguno de ellos es tan eficaz en reducir la problemática de la conducta parafílica como lo son las hormonas antiandrógenas. Todos estos medicamentos tienen en común reducir el deseo sexual.

Terapia cognitiva-conductual: La identificación de distorsiones perceptuales y conceptuales es el primer paso en el tratamiento cognitivo de los trastornos parafílicos. Una vez que el paciente comprende esas distorsiones, se buscan estrategias para refutarlas y reemplazar las ideas por otras que corresponden más a la realidad.

Esta terapia busca apaciguar el comportamiento del paciente en sí, otras formas de llevar el placer sexual. La finalidad que tiene es modificar la manera de pensar, sentir y actuar en el área sexual del paciente.

Es fundamental el avance en las terapias con aquellas personas que padezcan algún trastorno parafilico, especialmente los que están definidos como delito. Cada intervención y tratamiento a pacientes con algún tipo de parafilia son muy diferentes, al igual que la valoración del riesgo de incidencia.

 

 

Fuente 

https://gredos.usal.es/bitstream/handle/10366/132824/DPETP_LinKuA_Perversi%F3nsexual.pdf;jsessionid=BEE959D9AF75683E34685A23E604D50F?sequence=1

 

https://eldiariony.com/2017/03/21/hibristofilia-por-que-a-algunas-mujeres-les-atraen-sexualmente-los-criminales/