Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Indicadores de enfermedades psicológicas en la infancia

niño durmiendo placenteramente

Indicadores de enfermedades psicológicas en la infancia

La primera infancia es el periodo de la vida, crecimiento y desarrollo comprendido entre el momento de gestación hasta los 7 años aproximadamente. Fundamentalmente, se caracteriza por la rapidez de los cambios que ocurren. Esta etapa es decisiva en el desarrollo, pues de ella va a depender toda la evolución posterior del niño en las dimensiones motrices, de lenguaje, cognitiva, social y afectiva.

En el  devenir del desarrollo de un sujeto, cada niño tiene sus tiempos, sus ritmos y el crecimiento no es homogéneo ni simultáneo en todos los aspectos.

Infancia - Niño durmiendo placenteramenteSin embargo, en este devenir nos encontramos con signos que alertan a los papás y profesionales que se relacionan con el niño.

Resulta fundamental detectar tempranamente patologías psíquicas para poder trabajar en los primeros tiempos del crecimiento del niño, poder detectar qué es lo que ese niño tiene para decir, y qué conflictos ésta manifestando. Es también esencial que esta detección temprana no se confunda con clasificarlo, catalogarlo y despojarlo de su singularidad.

Indicadores psicológicos y comportamentales en la infancia

Existen indicadores que nos orientan y permiten formularnos preguntas acerca del crecimiento de ese niño.

Indicadores del primer año de vida

  • La mirada vacía.
  • La ausencia mímica y gestos de llamada
  • La insensibilidad a las estimulaciones auditivas.
  • La falta de sonrisa frente al rostro humano.
  • Que no siga a su mamá con la mirada.
  • Enfermedades psicosomáticas repetidas.

Indicadores patológicos a fines del primer año

  • Infancia - Imagen de padre con su hijoQue no reconozca la presencia de la madre (u otra persona significativa).
  •  Que no se angustie frente a la ausencia materna.
  •  Que no tenga gestos de alegría frente a su imagen en el espejo.
  •  Trastornos del sueño en forma permanente.
  • Trastornos de la alimentación en forma permanente.
  • Que no responda a la mención de su nombre.
  • Retrasos significativos en la adquisición de motricidad.

Indicadores a partir de los dos años

  • Que no reaccione frente a la separación de la madre.
  •  Que no haya esbozos de lenguaje (como nombrar objetos), ni comunicación alguna.
  • Que no pueda armar juegos imitativos.
  • Que no diferencie lo animado y lo inanimado, especialmente lo vivo y lo inerte.
  • Que utilice el cuerpo del otro como parte de su propio cuerpo.

Indicadores a partir de los tres años

  • Que no intente conectarse con otros niños.
  • Que no manifieste curiosidad por lo novedoso.
  • Que entre en estados de terror con frecuencia.
  • Que no soporte estar con otro que no sea la madre.
  • Que no diferencie entre lo familiar y lo extraño.
  • Que predominen la tristeza y la apatía.
  • Ausencia de registro de frío, calor, dolor, etc.

Indicadores a partir de los cuatro años

  • Que el tipo de contacto sea al estilo “robot”.
  • Que esté en estado de alerta permanentemente.
  • Ausencia de juegos dramáticos.
  • Lenguaje confuso, ecolálico.
  • Actos estereotipados.
  • Golpes y accidentes frecuentes.

Indicadores a partir de los cinco años

  • Que no juegue con otros niños.
  • Que confunda fantasía y realidad.
  • Que no pueda realizar transacciones frente a la frustración.

Tener en cuentas estos indicadores sirve para la detección y atención profesional a modo de brindar orientación y apoyo. Esto permite prevenir psicopatologías en la infancia, generando y promoviendo factores protectores en la familia, de problemas comportamentales y emocionales durante la infancia y sus etapas posteriores.