Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Cuáles son los efectos de la arteterapia?

¿Cuáles son los efectos de la arteterapia?

Pintar para hacer realidad aquello de “paren el mundo, que me quiero bajar”. La famosa frase de Mafalda se repite a diario en las cabezas de quienes buscan escapar del caos y el ruido de la ciudad, de la saturación de estímulos y el ir a toda prisa. Puede parecer una afición sólo apta para niños, pero cada vez son más los adultos que recurren a los libros de colorear para encontrar el momento de desconexión por el que tanto suspiró el personaje de Quino.

“De niños todos dibujamos. Simplemente, algunos nunca dejamos de hacerlo”

Cuando Carl Gustav Jung comenzó a utilizar en sus pacientes la idea de crear y colorear mandalas como mecanismo de expresión y liberación, todos se sorprendieron. «¿Cómo se le puede ocurrir semejante cosa?», habrán pensado sus colegas. Pero para este psiquiatra suizo, convencido de su propuesta, esta técnica estaba llena de posibilidades para abstraerse de los problemas. ¡Y vaya que lo lograba!

ISABEL ALLENDEEn el mercado editorial, este concepto fue retomado con astucia y a partir de la obra de la autora escocesa Johanna Basford (Jardín encantado) surgió un boom de libros para colorear con fines terapéuticos: esta tendencia que inundó las librerías de Córdoba,  Argentina y del mundo desde hace un tiempo empezó a nutrirse de literatura, es decir que, además de los dibujos, aparecieron las buenas historias. Tanto es así que recientemente nada más y nada menos que la best seller chilena Isabel Allende se suma  se suma aportando toda su creatividad con su libro La ninfa de porcelana.


El resultado persigue transmitir optimismo. Según la ilustradora y diseñadora gráfica Catalina Estrada «En la vida siempre se presentan complicaciones y hay que tener cuidado en qué se centra la atención».

«En medio del caos de la ciudad es difícil encontrar un momento para que tu mente se pare. Desconectarse del mundo es indispensable para conectar con uno mismo”. Manifiesta.

Además de explotar el lado más artístico del individuo, colorear puede inducir a la relajación. “Creo que es una muy buena manera de desconectar un poquito. Recibimos tanta información al día que nuestra cabeza está en mil sitios al mismo tiempo”, explica Estrada.

«Se empieza a vaciar la mente, se desconecta todo y se conecta con uno mismo”. «Sirve como terapia en casos extremos de desorientación y angustia, como la pérdida de un ser querido»Reitera.

Tomamos como referente a la arteterapeuta y directora del Instituto de Arteterapia Transdisciplinaria de Barcelona (IATBA), Anna Buxaderas, quièn coincide con la artista antes mencionada. “Es una forma de estar activo en un ejercicio que requiere poco esfuerzo cognitivo”, explica.

La especialista señala que colorear libros puede ayudar al individuo a relajarse, algo que también se consigue “tocando algún instrumento, escuchando música o dibujando”.

Esta práctica funciona con personas que, cuando entran en contacto con la realidad, sienten desorientación y angustia. Es el caso de quienes tienen que hacer frente a una situación difícil, como la pérdida de un ser querido, o incluso de los que sufren un deterioro cognitivo importante, como el alzheimer.“Colorear ayuda porque el individuo está concentrado en una tarea de poco esfuerzo, pero que le reclama atención, de manera que tienen la mente ocupada».

descarga (1)

La arteterapeuta reconoce que realizar esta tarea produce el mismo resultado que hacer un puzle o practicar meditación, sobre todo para las personas con falta de creatividad. “El hecho de tener que decidir solo los colores es algo positivo en casos de bloqueo”. Aunque aclara que tiene más efectos terapéuticos una actividad donde se realice un dibujo libre que un dibujo estructurado.

Añade, sin embargo, que a pesar de este bloqueo que presentan algunos individuos, colorear ayuda a estimular el lado creativo. “Se trata de un desarrollo profundo del ser con el que se pueden encontrar nuevas maneras de comunicarse, valorar lo que uno hace o estar más centrado, entre otras cosas”, manifiesta, y agrega que esta actividad puede complementarse con muchas otras terapias.


La ciencia habla sobre los efectos del ArteTerapia.
Desde la Thomas Jefferson University de los Estados Unidos, se hicieron diversas investigaciones que demuestran cómo la combinación de la arte terapia con la práctica de la meditación mindfulness producen cambios en la actividad cerebral. Dichos cambios se asociaron a una disminución del estrés y de la ansiedad entre pacientes con cáncer ya a las ocho semanas de comenzado el programa de entrenamiento. Las modificaciones neuropsicológicas observadas en estas investigaciones confirman otros estudios realizados entre población femenina con cáncer de mama que señalan la reducción del estrés, la depresión y la ansiedad, además del fortalecimiento del sistema inmune y de la resiliencia, y una mayor sensación de satisfacción y recompensa.
 
Las investigaciones científicas sobre el arte visual se focalizaron sobre sus efectos psicológicos y fisiológicos, mayormente sobre poblaciones de personas con algún trastorno o enfermedad. Y demostraron que las intervenciones con arte visual tienen efectos estabilizadores sobre las personas reduciendo el estrés, aumentando la auto reflexión y el auto conocimiento, alterando los patrones de comportamiento y pensamiento y también normalizando la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y los niveles de la hormona cortisol (básica en el mecanismo del estrés).
Después de esto, lo que aún quedaba entre signos de interrogación era si el arte visual también tiene efectos sobre la neuroanatomía de un cerebro sano. Algunos estudios de imágenes hechos a través de resonancia magnética funcional (MRIf) se concentraron en investigar cómo se activan los circuitos cerebrales de recompensa cuando una persona es sometida a experiencias estéticas o a la producción de nuevas formas artísticas de tipo visual. Se comprobó que en esos momentos se activan regiones cerebrales vinculadas con procesos cognitivos como la introspección, el auto monitoreo, la prospección, la memoria autobiográfica y la comprensión de los estados emocionales e intenciones de las otras personas. “Nuestras investigaciones muestran que la terapia basada en la producción de arte visual tiene efectos neurales sobre la resiliencia psicológica en los adultos. Y esto, a su vez, posee consecuencias positivas sobre, por ejemplo, la resistencia al estrés, a la angustia, al dolor emocional”, explica la neurocientífica alemana Anne Bolwerk.