Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

La práctica de yoga: una gran aliada ante situaciones de aislamiento

yoga

La práctica de yoga: una gran aliada ante situaciones de aislamiento

El ejercicio del yoga se presenta, hoy más que nunca, como un poderoso aliado para atravesar la cuarentena. Cada vez son más las personas que se suman a la modalidad online para realizar prácticas de yoga y meditación. En este artículo te contamos algunos beneficios y recomendaciones del yoga ante situaciones de aislamiento y su vinculación con las emociones y la salud mental.

 

Yoga y emociones: ¿cómo se relacionan?

 

Karen Paredes es instructora de yoga y flexibilidad y dirige el espacio “Taller de Flexibilidad” en Córdoba. Según ella, la práctica de yoga permite a las personas “reencontrarse con la imagen corporal que tienen de sí, salir de los lugares habituales y cómodos en el plano corporal, mental y emocional. Permite en muchos casos, una actualización del esquema corporal”. Sostiene que los ejercicios de respiración característicos de esta disciplina son herramientas muy efectivas ante estados emocionales que derivan, por ejemplo, en un crisis de ansiedad. “La atención a las sensaciones corporales, la contemplación de los pensamientos de forma compasiva, y los ejercicios de respiración brindan a la persona sensación de calma y estabilidad”.

 

Por su parte, Cinderella Orpianesi, licenciada en psicología y profesora de yoga, considera que la práctica de yoga es un camino hacia el autoconocimiento. “Aprendemos, además de posturas y ejercicios de respiración, a conocernos a nosotros mismos. De la mano del conocimiento de uno mismo, aparece la aceptación. En las clases de yoga, o al menos de la forma en que yo propongo el yoga, aprendemos a transitar las emociones. Y con transitar no me refiero a intentar reducirlas o hacer que se vayan. Me refiero a atravesarlas, sentirlas y aceptarlas”, sostiene. 

 

La noción de “propiocepción” implica, según Paredes, prestar atención a las tensiones acumuladas en determinadas regiones y a los patrones posturales. Esto se debe a que aquello que se evidencia como un bloqueo físico muchas veces deja en evidencia emociones que no están pudiendo ser expresadas de manera verbal. El abordaje del cuerpo tiene para ella un rol fundamental, “ya que también nos comunicamos a través de él siendo un lenguaje que escapa a la verbalidad y que hace a la realidad de la autopercepción que cada uno tiene de sí”.

 

Efectos del yoga en casos de depresión

 

Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Virginia, Estados Unidos, analiza los efectos positivos del yoga en personas que padecen depresión desde un enfoque neurobiológico. La depresión es una condición de salud mental prevalente, que se presenta actualmente como la principal responsable de discapacidad de adultos menores de 45 años. De acuerdo a esta investigación, la depresión se vincula, en la mayoría de los casos, con situaciones prolongadas de estrés. Las terapias complementarias como el yoga demuestran mitigar los síntomas de estrés y depresión cuando son sostenidas a lo largo del tiempo. 

 

El yoga puede resultar particularmente útil ante estados emocionales adversos. Algunos de sus beneficios son: 

  • Su posibilidad de adaptarse y de integrar diversas prácticas que mejoran la salud física, emocional y espiritual.
  • Su relativamente fácil accesibilidad y disponibilidad.
  • Su principio de autonomía: las personas pueden llevar a cabo las prácticas por sí mismas. 
  • Los ejercicios de respiración, meditación y relajación del yoga están diseñados para inducir una sensación de calma, bienestar, tolerancia al estrés y concentración mental. Estos factores contribuyen a minimizar la depresión, la ansiedad y el estrés.

 

¿Cómo favorece la práctica de yoga las situaciones de aislamiento?

 

Según la licenciada Orpianesi, se puede hablar sobre dos beneficios principales. Por un lado, el yoga permite llegar a un estado de relajación. Esto se logra gracias a la realización de ejercicios de fuerza con estiramientos, ejercicios de respiración y un trabajo físico que posibilita la liberación de tensiones musculares. Por otra parte, la práctica de yoga supone un trabajo sobre las vivencias emocionales “sin juzgarlas”, lo que favorece la capacidad de reconocer y aceptar aquello que nos pasa y así poder transitar mejor cualquier contexto adverso. 

 

Por su parte, de acuerdo a Paredes, de manera previa al aislamiento muchas personas vivenciaban una jerarquización del plano mental en su rutina diaria. Es decir, que en los momentos de quietud y de conexión emocional y espiritual más profunda, prevalecían los pensamientos y los procesos racionales. «Cuando se sucede el aislamiento y la persona es obligada a permanecer en la quietud de su hogar, no tiene posibilidad de escapar de sí misma. Por esta razón es que el yoga se vincula al aislamiento, porque tiende a colocar a las personas en una situación de quietud y de incomodidad que las hace enfrentarse a su propio ruido mental. En el trabajo continuado y profundizado del yoga es cuando la persona tiene la posibilidad de empezar a integrar a su plano mental, el plano emocional y espiritual», explica. Al mismo tiempo, sostiene que el aislamiento puede comprenderse como una crisis, entendida como un cambio en el orden de las cosas, cuyo grado de dificultad va a depender de la actitud con la que se la encare. Sin embargo, no todas las personas transitan y vivencian el aislamiento de la misma manera. Hay quienes se ven mayormente afectados por la situación de encierro, la imposibilidad de salir a trabajar y de llevar a cabo su rutina cotidiana habitual.  

 

Recomendaciones para transitar el aislamiento

 

Las profesionales nos dejan algunas recomendaciones que pueden mitigar las posibles sensaciones de disconformidad ante el encierro prolongado y para las prácticas de yoga en el hogar:

 

  • Experimentar y evaluar lo que funciona para cada uno. Para ello resulta fundamental mantenerse atentos a nuestros estados y lo que nos sucede tras implementar diversas estrategias para apaciguarlos. Es decir, experimentar y reevaluar las sensaciones que transitamos. “Los ejercicios de atención plena, la meditación, el yoga y la psicoterapia son actividades que pueden ser de gran utilidad al momento de atravesar este o cualquier otro momento adverso o estresante de nuestras vidas”, sostiene Orpianesi. 

 

  • Realizar un seguimiento adecuado de las prácticas de yoga, debido a que algunas posturas se encuentran contraindicadas para ciertas patologías. Una misma postura puede ser muy beneficiosa para quien la realice de forma correcta, y muy nociva para quien la realice de forma incorrecta.

 

  • Vincularse con el deseo: “muchas veces creemos que necesitamos tal o cual cosa y terminamos consumiendo consejos externos o copiamos programas que no necesariamente nos funcionan o son los que estamos necesitando, la mejor forma de atravesar un proceso de aislamiento es entrar en sintonía con lo que estamos necesitando y desde ahí tomar las decisiones”, explica Paredes.

 

  • Corrernos del paradigma de la productividad, no juzgar la necesidad de descanso y brindarnos placer a través de actividades que nos gusten y disfrutemos. Para Paredes resulta fundamental correrse del disciplinamiento aprendido que puede convertirse en una opresión del cuerpo al interior del hogar. Por este motivo, considera importante darnos tiempo para la creatividad, la realización de ejercicio  físico y tratarnos a nosotros mismos de una manera compasiva. 

 

  • Es importante destacar que las prácticas dinámicas se encuentran contraindicadas para personas están iniciándose en esta disciplina. Sobre todo, al no encontrarse guiadas y coordinadas en vivo por sus docentes. “Mi consejo para quienes ya venían realizando una práctica física previa a la cuarentena es que mantengan, en la medida de lo posible, la práctica virtual con sus docentes y las disciplinas que ya conocen. Al mismo tiempo, sería ideal que sostengan una periodicidad similar a la que traían hasta que concluya la cuarentena”, sostiene Paredes. 

 

Ejercicios de yoga para hacer en casa

 

 

 

Referencias Bibliográficas

 

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3293477/