Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

7 metáforas de las Terapias de Aceptación y Compromiso (ACT)

7 metáforas de las Terapias de Aceptación y Compromiso (ACT)

Metáforas Terapia de Aceptación y Compromiso En psicología, o mejor dicho en las Terapias de Aceptación y Compromiso, la metáfora es una intervención y una herramienta muy utilizada. Su objetivo es  poder transmitir un mensaje de forma clara y agradable.

La Real Academia Española define a la metáfora como: “Traslación del sentido recto a otro figurado, en virtud de una comparación tácita”.

En psicoterapia, las metáforas son transmitidas en forma de un cuento o historia. Esto tiene sus ventajas:

  • Son fáciles de recordar y comprender.
  • Producen una nueva forma de ver una situación, generando distancia y proporcionando una perspectiva diferente.
  • Fomentan la imaginación y la creatividad.
  • Bajan las defensas psíquicas del paciente.
  • Generan empatía con la situación y ofrecen en muchos casos una posible solución.

A continuación, te invitamos a conocer las metáforas más utilizadas en psicoterapia. Además de los objetivos que persigue cada una. 

Algunas Metáforas que se usan en las Terapias de Aceptación y Compromiso (ACT)

Dos escaladores

Metáforas psicoterapia dos escaladoresObjetivo: Explicar qué hace un psicólogo y el contexto de la relación que se establecerá durante el tratamiento.

Es como si los dos fuésemos escaladores, escalando dos montañas diferentes pero enfrentadas. Yo puedo ver un camino por el que puedes subir, no porque conozca esa montaña. Tampoco porque sea más inteligente, sino porque estoy situado en una posición diferente donde puedo ver cosas que vos no.

Yo estoy escalando mi propia montaña y vos, podrías hacerme indicaciones sobre el camino que me espera a mi. Mi única ventaja con respecto a vos durante el tratamiento será la perspectiva y la distancia. Aunque hay cosas que yo no puedo saber sobre tu montaña. Esas tendrás que contármelas vos. Aunque yo te pueda aconsejar sobre el camino que veo, no subiré la montaña por vos. Vos tenes la tarea más difícil.

Metáfora de las arenas movedizas y del Hombre en el Hoyo

Objetivo: Uno de los argumento de las Terapias de Aceptación y Compromiso (ACT) es que las estrategias de control de pensamientos, sensaciones o emociones, aunque parezcan lógicas en ciertas circunstancias, muchas veces producen que la situación empeore. El mensaje que se transmite es del concepto de Aceptación.

Arenas movedizas

Si vos estuvieras atrapado en arenas movedizas. Lo primero que intentarías hacer es salir de ellas, pero cuanto más intentas escapar, menos te mueves. Cuánto más luchas, más te hundes. Cuánto más intentamos luchar contra un pensamiento, una emoción, un hecho o situación exterior, etc., más grande y pesado se vuelve, y más nos hundimos.

El hombre en el hoyo

Se cuenta la historia de un hombre que cayó en un hueco grande y profundo. No podía saltar fuera y tampoco había otras vías de escape. En el hueco solo encontró una pala. Así que comenzó a  cavar más y más y más y más rápido, pero seguía en el hoyo. Lo intentó con grandes paladas y con pequeñas, arrojando lejos la tierra o arrojándola cerca… pero seguía en el agujero. Todo ese esfuerzo y todo ese trabajo, y lo único que conseguía es que el hoyo se hiciese cada vez más y más profundo.

Entonces, se dio cuenta que cavar no era la solución, no era la forma de salir del hoyo. Al contrario, cavando es como se hacen los hoyos más grande.

Como consecuencia, empezó a pensar que quizás todo el plan que tenía estaba equivocado y que no tenía solución. Cavando no podía conseguir una escapatoria, lo único que hacía era hundirse más.

Metáfora de la Gárgola

Objetivo: Generalmente se usa para pacientes con depresión, con el objetivo que comience a detectar pensamientos negativos que aparecen de forma frecuente, y que influyen en el estado de ánimo.  

Imagínate una gárgola en tu hombro. Como las gárgolas son de piedra y, por lo tanto pesadas, hace que se te dificulte moverte para realizar cualquier tipo de actividad. Además, te habla al oído y te da mensajes negativos, humillantes, te culpabiliza de todo. Si te encuentras mal, la gárgola te afirma rotundamente que así te sentirás siempre. Y lo peor es que tú te crees todo lo que te susurra.

En las próximas semanas deberás aprender a identificar cuáles son estos mensajes y ser consciente que vienen de la gárgola. Es imposible no escucharla pero, si aprendes a identificar cuáles son sus mensajes, sabrás que son opiniones de la gárgola y dejarás de creer en ellos. La gárgola gritará más para convencerte pero, con el tiempo, si no se siente escuchada, tal vez se marche de tu hombro.

Metáfora del Calor

Objetivo: Quitarnos la culpa de los pensamientos negativos. Somos seres pensantes y no podemos dejar de pensar.

Los pensamientos, sensaciones y emociones negativas son como el calor: muy desagradables. Pero seguro que no te culpas de tener calor. No estás pensando todo el día que el calor es horrible, insoportable, etc. Es molesto, pero sabemos que de vez en cuando hemos de pasar por eso, sobre todo en verano y no le damos mayor importancia que esa.

Metáfora del Asno y el Granjero

Objetivo: Mostrar cómo muchas de las dificultades que tenemos en nuestra vida son las que nos pueden hacer crecer como personas.

Había una vez un granjero que tenía un asno muy viejo. Un día, el asno cayó al fondo de un pozo abandonado. El granjero cuando lo vio pensó que el asno era viejo y ya no podía realizar ningún trabajo en la granja. Por otro lado, el pozo se había secado hacía muchos años y, por tanto, tampoco tenía utilidad alguna. El granjero decidió que simplemente enterraría al viejo asno en el fondo del pozo.

Cuando comenzó a palear tierra encima del asno, éste se puso más inquieto de lo que ya estaba. No sólo estaba atrapado, sino que, además, lo estaban enterrando en el mismo agujero que le había atrapado. Al estremecerse en llanto, se sacudió y la tierra cayó de su lomo de modo que empezó a cubrir sus patas. Entonces, el asno levantó sus cascos, los agitó, y cuando los volvió a poner sobre el suelo, estaban un poquito más altos de lo que habían estado momentos antes. Los vecinos echaron tierra, tierra y más tierra, y cada vez que una palada caía sobre los lomos del asno, éste se estremecía, sacudía y pisoteaba. Para sorpresa de todos, antes de que el día hubiese acabado, el asno apisonó la última palada de tierra y salió del agujero a disfrutar del último resplandor de sol.

Las paladas de tierra son como nuestros problemas, esos de los que nos entierran. Pero ¿Y si hubiera alguna forma en la que usted, como el asno de la historia, pudiera encontrar la manera de pisotear sus dificultades? Si hubiera un modo por el cual las mismas cosas que ahora parecen estar amenazando su existencia pudieran en realidad usarse para elevarse, ¿podría entonces alcanzar esa vida que tanto anhela? Me gustaría hacerle notar que en esta historia el asno no podría haber salido del pozo de no ser por la misma tierra que amenazaba por enterrarlo.

Conclusión

Las metáforas son un recurso útil y utilizado dentro de las psicoterapias. Bien utilizadas nos permiten rápidamente poder meternos en algún concepto que queremos trabajar con el paciente, y nos ayudan a reflexionar sobre las diferentes situaciones de forma clara y sencilla.

Artículo redactado por:

Lic. Lesnik Martín

Lic. en Psicología
licenciado en psicologia martin lesnik
licenciado en psicologia martin lesnik
Lic. Lesnik Martín

Lic. en Psicología

Licenciado en Psicología (UNC) Mat. Prof. 9528. Especialista en Terapia Cognitiva de Tercera Generación. Formado en Terapia Cognitiva-Comportamental en diversas instituciones y en el manejo de diversos test psicologicos. Actualmente se desempeña como Terapeuta Individual de adultos, realiza apto psicológico para distintas instituciones y asiste a empresas en el área de recursos humanos, particularmente