Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Miedo escénico: qué es y cómo superarlo

Miedo escénico - Hombre tapándose la cara

Miedo escénico: qué es y cómo superarlo

Miedo escénico - Hombre tapándose la caraEl miedo escénico es una respuesta física y emocional, que se desencadena cuando una persona debe presentarse ante una audiencia. Como ocurre con la mayoría de las fobias, se presenta como una respuesta a una situación que es percibida como peligrosa

Las personas que padecen este problema tienden a enfocarse en aquello que puede ir mal durante la performance, y las consecuencias posteriores de ese fracaso. Por lo general, ese miedo es exagerado y fuera de contexto. 

Si bien es normal que los sentimientos de estrés y la ansiedad estén presentes durante una presentación frente a una audiencia; las personas con miedo escénico a menudo empiezan a experimentar estos efectos con días o semanas de anticipación. Por lo general, existen cuatro momentos o etapas en este padecimiento: 

  1.   Anticipación. Expectativa e imágenes negativas y poco realistas sobre la presentación.
  2.   Evitación. El deseo de eludir la performance.
  3.   Pánico y ansiedad. Son síntomas que se experimentan durante la presentación.
  4.   Evaluación. El momento luego de la performance, donde el protagonista recuerda y evalúa la actividad.

En consecuencia, el miedo escénico es algo más que el simple miedo que puede surgir durante una presentación: también tiene mucho que ver con la preparación y anticipación, así como con la evaluación que se realiza luego (y que en muchos casos es negativa).

En este artículo te explicamos por qué se produce el miedo escénico y cuáles son los síntomas que se manifiestan. También, te comentamos sobre el tratamiento y te brindamos una serie de consejos que serán de gran ayuda si padecés este problema.

 

¿Por qué se produce el miedo escénico?

La habilidad para hablar no es algo que se hereda: es una competencia que se va aprendiendo y construyendo mediante la práctica. El miedo escénico se origina cuando surgen algunas dificultades en este aprendizaje, vinculadas a la personalidad, las experiencias pasadas y también al entorno del individuo. 

Arturo Bados López, doctor en Psicología y Profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, plantea que el miedo escénico puede verse favorecido por una serie de factores. En su estudio “Miedo a hablar en público” (2005) los menciona: 

  • Experiencias negativas, vinculadas a críticas, burlas, haberse quedado en blanco o haber padecido un ataque de pánico.
  • Proceso de atribución errónea o condicionamiento supersticioso. En estos casos, “se experimenta ansiedad, pánico o sensaciones somáticas similares a las de la ansiedad, en situaciones de hablar en público que pasan a ser temidas. Pero dicha ansiedad ha sido provocada por otras circunstancias estresantes, tales como conflictos familiares, maritales o labores; que la persona no ha sabido manejar o por otros factores accidentales” (Bados López, p. 6).
  • Información negativa, brindada por otras personas sobre experiencias en público.
  • Falta de experiencia y de habilidades, generada por factores como una educación inhibidora, o falta de modelos adecuados.
  • Existencia de una ansiedad social generalizada. Ésta puede ser originada por factores como la predisposición a temer a expresiones faciales de ira, rechazo y crítica; el bajo umbral de activación fisiológica, lo que dificulta el proceso de habituación a situaciones nuevas; padres sobreprotectores, controladores, poco o nada afectuosos; falta de experiencia social y habilidades sociales; falta de confianza; perfeccionismo y timidez.

¿Cuáles son los síntomas del miedo escénico? 

Los síntomas del miedo escénico se manifiestan en distintos niveles de nuestro organismo. Janos Nagy, Profesor en el Conservatorio Superior de Música de Granada, los describe en su escrito “El miedo escénico, temas para la educación” (2014). Éstos son:

Nivel cognitivo

  •  Miedo al ridículo y al fracaso.
  • Temor a olvidarse, a tener fallos en la memoria.
  • Expectativa de fracaso.
  • Fallo en la concentración.
  • Confusión de ideas.
  • Autoexigencia. 
  • Exageración de errores.

Nivel fisiológico

  • Miedo escénico - Mujer tapándose la caraBoca seca.
  • Manos frías.
  • Dolor de cabeza.
  • Rubor.
  • Malestar estomacal.
  • Taquicardia.
  • Temblores en las extremidades.
  • Transpiración.
  • Tics faciales.

Nivel conductual 

  • Escape/evitación de situaciones que implican estar frente a un público.
  • Torpeza.
  • Volumen de voz bajo.
  • Hablar excesivamente rápido.
  • Tartamudear, trabarse.
  • Quedarse en silencio.

¿Cómo superar el miedo a hablar en público? 

Si padecés este problema, es importante que sepas que el miedo a hablar en público puede superarse. 

La terapia es muy importante para trabajar sobre el aspecto emocional. Durante las sesiones, los psicólogos enseñan a gestionar las emociones que el paciente experimenta, para que pueda lidiar con ellas y reducir eprovocan estas situaciones. 

En los casos más leves, la puesta en práctica de algunos ejercicios puede ser de gran utilidad. En este apartado te compartimos algunos consejos elaborados por la Asociación Nacional de Psicología Evolutiva y Educativa de la Infancia, Adolescencia y Mayores de España. Si querés leer la guía completa, sólo tenés que hacer click acá

 

Formas de lograr que el orador disminuya su miedo a hablar en público antes de la exposición.

  • Miedo escénico - Hombre respirandoPrepará la ponencia o exposición. Hacelo de manera consciente, teniendo conocimiento e interés sobre los temas que serán expuestos. Ensayá las veces que sea necesario y prestarle especial atención al inicio: un buen comienzo puede ser de gran ayuda para disminuir la tensión. También, anticipá posibles preguntas o intervenciones que el auditorio pueda hacer.
  • Cuidate físicamente. Hacer ejercicio regularmente, llevar una dieta sana y un estilo de vida saludable son factores fundamentales para afrontar el estrés. Esto, sumado al descanso pertinente, ayudarán a estar en el mejor estado físico posible para el día de la exposición.
  • Cuidate mentalmente. Intentá estar en el mejor estado psicológico posible el día de la charla. Buscá sustituir los pensamientos negativos por otros más positivos; los irracionales por otros que tengan más sentido. Muchas de las presunciones que realizamos por el miedo a estar frente a un público, no tienen realmente sustento. 
  • Practicá técnicas de relajación, como el Mindfulness.

 

Formas de lograr que el orador disminuya su miedo a hablar en público durante la exposición. 

  • Intentá relajarte al momento de comenzar. Realizá respiraciones profundas y regulares. Mové las extremidades, para liberar tensiones. 
  • Hacé una pausa de 5 segundos antes de comenzar, para habituarte al auditorio. Buscar caras que nos generen confianza.
  • Permanecé en silencio, hasta que el auditorio centre su atención en vos.
  • Gesticulá y movete (sin exagerar). Ayuda a liberar tensiones. 
  • Enfocate en lo que estás transmitiendo, y no en lo que pueden llegar a pensar de vos.
  • Usá ayudas visuales, para que el auditorio se enfoque en ellas.
  • Si durante la charla sentís que estás perdiendo el control, hacé una pausa para tranquilizarte y respirar tranquilo.
  • Mantené una actitud positiva frente a las preguntas que puedan surgir. No tomes las críticas o las opiniones divergentes de manera personal: cada persona puede tener su punto de vista.

 

Formas de lograr que el orador disminuya su miedo a hablar en público luego de la exposición.

  • No te compares con un ideal. Valorá lo que hiciste, sin compararte con un “modelo perfecto”. Todos podemos cometer errores, y eso no necesariamente deslegitima la exposición. Además, son aspectos que pueden corregirse a futuro.
  • Valorá las mejoras en relación con experiencias pasadas. 
  • Mientras más practiques, más irás puliendo tu habilidad para hablar frente al público.Pero no esperes que el miedo se pierda milagrosamente, y que los errores desaparezcan por completo. No te olvides que es un proceso de aprendizaje. 
  • Buscá oportunidades para entrenar tu habilidad para hablar. Podés ir haciéndolo de manera gradual: desde situaciones que no te generan demasiado estrés, a otras que te aterrorizan.

 

Bibliografía consultada