Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Tartamudez ¿Tiene tratamiento?

Tartamudez ¿Tiene tratamiento?

TartamudezLa tartamudez, también conocida como “Trastorno de fluidez”, es un tipo de trastorno del habla caracterizado por la frecuente repetición o prolongación de los sonidos, sílabas o palabras o por frecuentes dudas o pausas que interrumpen el flujo rítmico de la comunicación oral. Las personas que tartamudean saben lo que quieren decir pero tienen la dificultad para decirlo.  

La tartamudez es involuntaria e impredecible. Según datos de la Asociación Argentina de Tartamudez (AAT) este tipo de trastorno afecta a una mujer por cada tres varones,  y se presenta tanto en niños como en adultos. La Fundación Española de la Tartamudez nos concede otro dato: 72 millones de personas en el mundo presentan esta sintomatología independientemente del nivel socio-económico y la ubicación geográfica.

Los síntomas aparecen entre los 2 hasta los 6 años de edad, cuando los errores de fluidez como repeticiones y titubeos dejan de ser normales y propios de esa etapa de desarrollo.  

En los niños pequeños la tartamudez es frecuente porque están desarrollando las capacidades del habla y del lenguaje. En la mayoría de los casos se supera. Sin embargo,  en otros casos, la tartamudez se convierte en en un trastorno crónico que persiste hasta la adultez. Esto puede afectar la autoestima y las interacciones con otras personas.

Si bien el trastorno de la fluidez del habla parece no tener causas específicas y pareciera no existir una cura, a continuación te contamos cuáles serían sus posibles causas. Además, te indicamos los distintos tipos de terapias para la tartamudez que pueden impedir que los niños pequeños continúen con el problema para toda la vida. En cuanto a los adultos, que puedan extinguir la vergüenza y el miedo.

Características de la tartamudez

La tartamudez se caracteriza por los siguientes factores:

  • Persiste en el tiempo
  • Dificultad para comenzar una frase o palabra
  • La persona prolonga el sonido de las consonantes y vocales
  • Fragmenta las palabras
  • La persona hace pausas en el habla, llenas o vacías. Usa palabras adicionales como “eeeeh” en caso de que se le dificulte continuar con la siguiente palabra.
  • Sustituye palabras para evitar palabras problemáticas
  • Repite palabras completas monosilábicas, por ejemplo “YoYo-Yo-Yo lo veo”

La dificultad del habla puede estar acompañada por:

  • tics faciales
  • puños cerrados
  • parpadeo rápido
  • temblor de los labios y la mandíbula

¿Cuáles son las causas del trastorno de tartamudez?

TartamudezExisten diversos mitos como que los nervios causan la tartamudez, o que el estrés origina esta sintomatología. Sin embargo, la Fundación Americana de la Tartamudez plantea que los nervios no provocan el tartamudeo, tampoco una persona incorpora la tartamudez por escuchar a otra persona tartamudear. En cuanto al estrés, este no es la causa, pero puede agravar los síntomas.

Desde la Fundación se asegura que no se conocen las causas exactas de la tartamudez. De todas maneras, establece que estudios recientes indican que la historia familiar y genética del niño, su desarrollo neuromuscular y el medioambiente, incluyendo la dinámica familiar, juegan un papel importante en el inicio del tartamudeo.

También, la tartamudez puede ser el resultado de un accidente cerebrovascular o un trauma emocional en el caso de los adultos.

Tipos de tartamudez

  • Tartamudez clónica: Es la más conocida. Consiste en la repetición involuntaria de sílabas o palabras de manera brusca antes de iniciar o continuar una frase. Esto es acompañado por contracciones labiales breves y rápidas.
  • Tartamudez tónica: La persona habla de manera entrecortada con bloqueos y espasmos iniciales que interrumpen o detienen la conversación. Estos espasmos se asocian con movimientos de cabeza, pies o manos. Posteriormente, la persona emite un discurso precipitado manteniendo una tensión muscular.
  • Tartamudez mixta: Es la más frecuente y combina las características de las dos anteriores.
  • Tartamudez neurogénica: Es consecuencia de una lesión cerebrovascular. Existe una deficiente comunicación entre cerebro, nervios y músculos.

Tratamiento de la tartamudez

Los niños y adultos que tartamudean pueden beneficiarse con tratamientos como la Fonoaudiología y la Terapia Cognitiva-Conductual.

La  Asociación Argentina de Tartamudez plantea que mientras a mayor edad se comience el tratamiento más dificultades van a existir para revertir el trastorno, aunque siempre se consigue una mejoría. En el caso que el tratamiento se comience en la niñez, alrededor de los cinco años, la tartamudez se revierte en un 90% de los casos. De lo contrario, la alteración se empieza a instalar y es más difícil superarla.

Cada tratamiento varía de acuerdo a la persona, ya que no es lo mismo tratar a un niño, en cuyo caso hay que orientar a los padres, que tratar a un adolescente y adulto en el que los aspectos psicológicos pesan más que el bloqueo en el habla. En el caso de los adultos se apunta a extinguir la vergüenza y el miedo, y que logren hablar a un ritmo lento y pausado.

En todos los casos se recomienda que trabaje un equipo interdisciplinario formado por psicólogos, fonoaudiólogos y lingüistas.

La Fonoaudiología y la tartamudez

La Fonoaudiología es una especialidad que se dedica al diagnóstico, prevención y tratamiento de las alteraciones del habla y del lenguaje. Mediante este tipo de tratamiento se pueden corregir trastornos que afectan la pronunciación y el lenguaje oral.

Esta especialidad se centra en la reeducación de los trastornos de lenguaje en niños y adultos, ya sean estos innatos o adquiridos. En el caso de los niños que presentan dificultades en el habla, el fonoaudiólogo incluirá en el tratamiento al entorno familiar y social del niño, ya que los problemas del lenguaje se tratan dentro del marco del desarrollo general del niño.

La Terapia Cognitiva-Conductual y la tartamudez

La persona que tartamudea muchas veces, ante las dificultades que tiene para expresarse, abandona la comunicación o deja de lado el significado del mensaje que quiere transmitir al querer dar la apariencia de fluidez.

En la Terapia Cognitiva-Conductual el primer paso es la aceptación del sufrimiento que supone las dificultades para hablar, y comprometerse con el contenido del mensaje y no con la forma. Esto supone la aceptación de la ansiedad. Al aceptarla se deja de luchar contra ella volviéndose más tolerable, e incluso puede llegar a desaparecer.

Este tipo de tratamiento expone a las personas a distintas situaciones y sensaciones temidas. Una vez que se produjo la aceptación y la pérdida del miedo al tartamudeo, se puede esperar que surja la sensación de fluidez .