Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Tricotilomania, la mania de arrancarse el pelo

ilustracion de chico arrancandose el pelo

Tricotilomania, la mania de arrancarse el pelo

Tricotilomanía, la manía de arrancarse el pelo.

ilustracion de chico arrancandose el peloLa tricotilomanía (TTM) o la compulsión a arrancarse el cabello(TTM) es un trastorno psicológico que lleva a quien lo padece a arrancarse el cabello de cualquier parte del cuerpo de una manera compulsiva, consciente o inconsciente en un 22% de los casos. Éste hábito destructivo, dado mayormente en una situación de notable estrés, genera a la persona afectada, sensación de placer o alivio. Generalmente saben arrancarse pelo por pelo y del cuero cabelludo, pero hay algunos individuos que se arrancan de manojos de pelos y de diferentes partes del cuerpo como cejas, pestaña, barba, entre otros.

No hay un consenso de cuanta gente sufre este trastorno, las investigaciones sugieren que el número oscila el 1 a 3% de la población mundial. En este artículo te contamos quienes padecen TTM, cuales son sus causas y algunas otras preguntas frecuentes, seguí leyendo y enterate de todo sobre esta patología. 

¿Cuáles son las causas de la tricotilomanía?

Si bien no existe una causa puntual para que se desencadene este trastorno, existen varios factores que ayudan a su aparición.

Entre los más importantes podríamos nombrar

  •         Componente genético. Investigaciones demostraron que los familiares de pacientes con tricotilomanía tienen mayor predisposición para arrancarse el pelo, de 5 a 8% más que la población general.
  •         Desajuste neuroquímico cerebral. Se ha relacionado a la serotonina con problemas en el control de los impulsos y por la efectividad que tienen ciertos fármacos.
  •         Factor ambientales, existe una correlación entre traumas producidos durante la niñez y la adolescencia con la prevalencia de esta patología.

¿Quién puede padecer tricotilomanía?

Todos podemos padecer de tricotilomanía pero el rango etario más común que padece TTM son niños entre los 5 y los 10 años de edad. En muchos de estos casos se resuelve con el desarrollo evolutivo del niño y la adquisición de nuevas capacidad o con mínima intervención de un profesional.

La presentación en adultos es la de peor pronóstico, casi siempre se asocia a alguna problemática emocional u otras enfermedades psiquiátricas.

En cuanto a la prevalencia se presenta tanto en hombres como en mujeres, pero está comprobado clínicamente que acuden más mujeres a consulta, con índices del 93% según algunas investigaciones.

¿Qué consecuencias tiene esta patología?

Las consecuencias de esta patología varía según su nivel de gravedad.

A nivel físico el echo de arrancarse el cabello puede traer consecuencias graves como:

  •       Alopecia o calvicie permanente.
  •       Cicatrices en diferentes partes del cuerpo.
  •       Infecciones en la piel.
  •       Traumatismos en el propio cuero cabelludo.
  •       Además de obstrucción intestinal secundaria cuando la persona ingiere el pelo generando tricobezoares

A nivel psicológico, esta patología tiene comorbilidad con otros trastornos psicológicos y/o psiquiátricos como ser:

  •       Depresión o sentimientos depresivos en la mayoría de los casos.
  •       Otros trastornos obsesivos compulsivos o TOC.
  •       Trastornos de ansiedad
  •       Abuso de sustancia

Además la aparición de calvicie puede desencadenan la evitación de actividades sociales por vergüenza y por intentar mantener en secreto su condición, aumentando la depresión comórbida.

     

¿La tricotilomanía es un TOC?

La relación intrínseca entre estas enfermedades están fuertemente vinculadas a la ansiedad, además tienen en común el hecho de compartir un comportamiento repetitivo pero se observan también algunas diferencias lo que ha generado un debate dentro de los ámbitos científicos que podemos ver reflejado en los distintos manuales diagnósticos.

Dentro de la última versión del DSM (DSM V) encontramos a la tricotilomania dentro de la categoría de Trastornos Obsesivos Compulsivo o TOC. Pero esto no fue siempre así en la versión anterior del DSM (DSM IV) se incluia a la TMM dentro de los trastornos de control de los impulsos.

Este cambio de categoría se sustenta en que las bases principales del TOC y la tricotilomanía son similares: arrancarse el pelo y las compulsiones son actos repetitivos y a menudo percibidos como irracionales, incontrolables o irresistibles. Al igual que los rituales relacionados con tirarse del pelo, que incluyen: el impulso/necesidad por tirar, sensaciones corporales, estados emocionales negativos o pensamientos específicos sobre el pelo que preceden al arrancamiento del pelo, se parecen a los rituales de las compulsiones (Chamberlain et al., 2015; Starcevic, 2015).

En el CIE-10 [VC1] la tricotilomania sigue siendo considerada dentro de los Trastornos de los hábitos y de los impulsos. La cual consisten en acciones iterativas que no tienen una clara motivación racional, que no pueden ser controladas y que generalmente atentan contra los propios intereses de la persona o los de otras personas.

¿Cuando me arranco el cabello este vuelve a crecer?

Se pueden encontrar varios testimonios de pacientes con Tricotilomanía severa, en los cuales el manojo de pelos que se arranca el paciente llevan a que se le generen ronchas en la zona o caso extremo calvicie.

Si el paciente se trata psicológicamente y farmacológicamente es posible la reversión de hábitos y que esta no llegue a tal extremo.

Sí la lesión no es causada con cicatrices, es decir sangre, puede que el cabello renazca. 

La tricotilomanía en niños

El comienzo de la TTM se da comúnmente en la infancia, teniendo una mayor incidencia en niños de 5 a 10 años de edad.

Éste hábito nervioso puede desencadenarse en situaciones de estrés que pueda vivir el niño y está asociado a trastornos de ansiedad y depresión. El hecho de arrancarse el pelo les produce alivio en ese instante, por lo que continúan haciéndolo cuando están aburridos o descansando, en estos casos se llama TTM de tipo “automático o sedentario”. En cambio cuando lo hacen de manera consciente y puntual se llama “focalizado”, ambos tipos pueden ocurrir juntos o por separado. En niños predomina el tipo “automático o sedentario”, subconsciente, donde no se percata de que lo hace. Independientemente de su edad, los pacientes tienen hábitos como morderse las uñas, excoriar la piel o morderse los labios.

En general los niños no reconocen ser ellos los que se sacan el pelo, pero no logran explicar lo sucedido. Al principio puede empezar como un simple jugueteo, para después hacerse crónico, en general sucede en secreto y es por la calvicie o el encontrar pelos en la almohada que sus padres se dan cuenta de lo que está sucediendo.

El arrancamiento no es doloroso. Y en edad preescolar, esta enfermedad la padecen por igual niños o niñas.

Una vez que se arrancan el cabello algunos niños se lo tragan (Tricofagia) ocasionando complicaciones digestivas como nauseas, vómitos y/o obstrucción intestinal que lleva a una posterior intervención quirúrgica con el fin de extraer la bola de pelo acumulada (llamada tricobezoar). 

Hay que estar alertas ante este comportamiento del niño y acudir a una consulta de inmediato, ya que hay muchas probabilidades que el niño sienta vergüenza social debido a la calvicie originada, comprometiendo así su bienestar y su estado emocional. En este marco, se requiere de estrecha colaboración del entorno familiar y escolar.

 

Tratamiento

Se trata de una enfermedad crónica, pero existen diversos tratamientos psicológicos, los cuales han demostrado eficacia. Además de forma complementaria estos tratamientos pueden ir acompañado de fármacos.

En el marco de tratamientos conductivo conductuales, el objetivo de la terapia es disminuir la ansiedad del paciente y lograr un descenso de la conducta de sacarse el pelo. Para lo cual, existen estrategias de intervención, las cuales han demostrado su eficacia:

  •       Estrategias como la relajación
  •       Estrategias en la toma de conciencia del comportamiento, con el fin de poder controlarla y lograr romper éste hábito de sacarse el pelo
  •       La realización de conductas incompatibles
  •       La educación en la inversión del hábito

También existen tablas de auto-registro, donde el paciente debe completar número de vellos arrancados, según distintas situaciones. Que sirven para la autoconciencia y para ver el avance del paciente durante el tratamiento. Acciones como tomarse fotos en el proceso, mirarse al espejo genera motivación al ver cómo va mejorando y alcanzando los objetivos.

Se realizaron diversos estudios que han demostrado que las estrategias antes mencionadas son útiles en el tratamiento. Pero cabe señalar que como cualquier proceso de terapia, la colaboración y compromiso del paciente son fundamentales para lograr mejores resultados.

En investigaciones se concluyo que un 40% de los casos los afectados con TTM no acuden a consulta y por ende no llegan a un tratamiento, muchas veces debido a negación y vergüenza por parte del paciente. Y un 58% de los casos no reciben terapia específica.

Como tratamiento complementario para la TTM, existe la medicación, donde pueden ser útiles las píldoras para tratar el TOC, ya que tienen una disfunción neurocognitiva similar. Sin embargo, algunos estudios no concuerdan con que el uso de medicamentos sea el mejor tratamiento y recomienda la antes mencionada terapia conductual. 

Tricotilomania y el después de su tratamiento

En el tratamiento se puede observar que en la tricotilomania los pacientes pueden lograr con éxito la reducción de la ansiedad. Luego de algunos casos comprobables, se llega a la conclusión que es posible que en 2 años de tratamiento se solucione eficazmente el problema.

La eficiencia del tratamiento tiene que ver con la edad en la que comenzó el niño/adolescente/ adulto, se tiene especial enfoque en la colaboración de entorno familiar escolar, es decir, el factor ambiental.

 Fuentes:

https://www.redalyc.org/pdf/3440/344030770012.pdf

http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:Psicopat-2016-21-1-5025/Tratamiento_psicologico.pdf

https://www.scielo.sa.cr/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0001-60022007000100001

https://www.medigraphic.com/pdfs/cosmetica/dcm-2010/dcm102h.pdf

 

 [VC1]https://eciemaps.mscbs.gob.es/ecieMaps/browser/index_10_2008.html#search=F63.3