Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Psicosis: un trastorno más común de lo que creemos

Psicosis - Mujer psicótica

Psicosis: un trastorno más común de lo que creemos

Psicosis - Mujer psicóticaQuizá, la palabra “psicosis” le resulta familiar a la mayoría de las personas, o al menos, a aquellas que conocen un poco de psicología o psiquiatría. Se trata de un concepto que nació hace casi dos siglos, pero mantiene su vigencia hoy en día, para hacer referencia a una condición que se presenta como parte de otros trastornos mentales.

La psicosis ocurre con mayor frecuencia en jóvenes adultos, y es más usual de lo que creemos. De hecho, un estudio del Ministerio de Salud Argentina realizado en 2010, estableció que 212.538 personas en nuestro país padecen este trastorno. Se trata de un 0,7% de la población.

¿Qué es y cuáles son los tipos de psicosis? ¿Cuáles son sus síntomas y causas? ¿Existe tratamiento? En este artículo, aclaramos todas tus dudas.

Definición de psicosis

La palabra “psicosis” es utilizada para describir un estado de salud mental que afecta seriamente al modo en que una persona piensa y siente, y que se caracteriza por una pérdida de contacto con la realidad. El trastorno engloba distintas enfermedades, que varían de acuerdo a sus características.

Quienes la padecen, asumen que lo que ven o perciben es real, más allá de las evidencias, e incluso cuando otra persona les dice lo contrario.

Las personas con psicosis pueden experimentar gran angustia y nerviosismo. También, sensaciones paranoides o preocupación constante por lo que acontece en el entorno, llegando a veces a producirse aislamiento emocional y social.

La psicosis puede afectar a cualquiera, en cualquier momento de la vida. Algunos pueden tener un único episodio, para luego recuperarse y no volver a experimentarlo de nuevo. Otros, en cambio, pueden tener episodios intermitentes, con períodos de gran bienestar en el medio.

La psicosis es una enfermedad tratable y que muestra buenos signos de recuperación. Pese a las creencias, recuperarse de un primer episodio es más probable que posible, y con la ayuda correcta puede que no se vuelva a repetir.

¿Cuáles son los síntomas de la psicosis?

Los síntomas varían de acuerdo a cada persona, y pueden modificarse a lo largo del tiempo. La psicosis puede llevar a cambios en el estado de ánimo y pensamiento, y a la aparición de ideas anormales.

Con el objetivo de comprender mejor esta condición, es útil agrupar alguno de los más característicos síntomas. A continuación los detallamos.

  • Pensamientos confusos o ilógicos.
  • Falsas creencias (delirios). La persona está convencida de lo que ve o siente, y ni siquiera los argumentos más lógicos pueden hacer que cambien de opinión. Por ejemplo, alguien puede estar convencido que está siendo vigilado, por el sólo hecho de que haya autos estacionados fuera de su casa.
  • Alucinaciones. La persona puede llegar a ver, escuchar, sentir u oler algo que no se encuentra efectivamente ahí. Por ejemplo, pueden llegar a escuchar voces que nadie más está escuchando, o ver cosas que realmente no están ahí.
  • Sentimientos cambiantes, sin razón aparente.Los cambios de humor son comunes, y pueden llevar a la persona a sentirse inusualmente excitada o deprimida.
  • Discurso desorganizado. Quienes padecen episodios psicóticos, muchas veces divagan en patrones de habla sin sentido e incoherentes.  
  • Comportamientos cambiantes. A menudo, los cambios en el comportamiento están asociados con los síntomas descritos antes. Por ejemplo, una persona que cree que está siendo vigilada, puede terminar llamando a la policía.

¿Cuáles son las causas de la psicosis?

Existen numerosas teorías para explicar la psicosis, pero todavía queda mucha investigación por realizar.

Hay indicios de que la psicosis es causada por una combinación de factores biológicos en el desarrollo temprano de las personas. Esto genera una mayor predisposición a experimentar síntomas psicóticos durante la adolescencia o juventud. A su vez, los síntomas se disparan en respuesta al estrés, el uso de sustancias o cambios sociales/individuales en personas vulnerables. Algunos factores pueden adquirir mayor o menor importancia en diferentes personas.

En los primeros episodios de psicosis, cuesta particularmente explicar la causa. Por ende, es necesario que la persona que lo padece se someta a numerosos análisis. Éstos servirán para determinar o descartar causas médicas (ya sean biológicas o de salud mental), y ayudarán a que el diagnóstico sea lo más acertado posible.

¿Cuáles son los tipos de psicosis?

La experiencia de cada persona que padece psicosis es diferente. Cuando una persona padece psicosis, se le suele diagnosticar un tipo específico de enfermedad psicótica.  

Un diagnóstico firme requiere consistencia longitudinal en los síntomas psicóticos que se presentan.

El Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V), a partir del cual se rigen los profesionales de la Salud Mental, establece que existen los siguientes trastornos psicóticos.

  • Esquizofrenia

Se trata de una condición en donde aparecen alucinaciones y pensamientos perturbadores, que terminan aislando a la persona del entorno.

Los síntomas se dividen en positivos (manifestaciones que el paciente expresa o experimenta), y negativos (cuestiones que el paciente deja de hacer, como pensar lógicamente y de manera fluida). A su vez, existen distintos tipos de esquizofrenia (paranoide, hebefrénica, catatónica, indiferenciada). Si te interesa leer más sobre esta condición, te invitamos a leer este artículo.

  • Trastorno delirante

Las personas con trastorno delirantes tienen una o varias creencias firmemente sostenidas en cuestiones que no son ciertas. Además, se convencen de que éstas son ciertas.

Muchas veces experimentan actitudes paranoides, y de persecución constante.

  • Trastorno psicótico breve

En estos casos, suele aparecer un brote psicótico con los mismos síntomas que la esquizofrenia, en respuesta a un episodio mayor de estrés en la vida de la persona. Por ejemplo, puede suceder en casos de muerte de un familiar cercano, o debido a cambios mayores en el modo de vida.

Los síntomas pueden ser severos, pero con el correcto tratamiento, la persona suele recuperarse en pocos días sin quedar secuelas.

  • Trastorno esquizofreniforme

Se refiere a una enfermedad psicótica parecida al trastorno psicótico breve, pero en éste los diferentes síntomas han sido continuos por un período de al menos seis meses.

Quienes lo padecen suelen experimentar síntomas propios de la esquizofrenia:

  1.     Delirios.
  2.     Discursos desorganizados.
  3.     Alucinaciones.
  4.     Catatonia.
  5.     Síntomas negativos.
  • Trastorno esquizoafectivo

Este diagnóstico se realiza cuando la persona presenta síntomas de la esquizofrenia, junto a síntomas propios de trastornos en el estado de ánimo. Pueden aparecer simultáneamente o de manera alternada.

  • Trastorno Psicótico Compartido

Es totalmente extraño, ya que en él son dos las personas que comparten los mismos delirios y alucinaciones.

  • Psicosis inducida por la droga

El uso o períodos de abstinencia de drogas puede asociarse con la apariencia de síntomas psicóticos. Algunas veces, estos síntomas desaparecen a medida que los efectos de las sustancias desaparecen. En otros casos, la enfermedad puede durar más tiempo, pero comienza con una psicosis inducida por sustancias.

  • Debido a una enfermedad médica

A veces, los síntomas de la psicosis pueden aparecer como consecuencia de una herida en la cabeza, o una enfermedad física que interrumpe el correcto funcionamiento del cerebro. En estos casos, suelen presentarse otros síntomas como problemas de memoria o confusión.

  • Desorden bipolar


En este desorden, los síntomas característicos de la psicosis aparecen dentro de un estado general caracterizado por los cambios de humor. Esta enfermedad se caracteriza por los cambios extremos de humor (desde el estadio de más excitación, hacia aquel de más depresión).

Cuando los síntomas psicóticos se hacen presentes, tienden a encajar con el estado de ánimo de la persona. Por ejemplo, aquellos que están deprimidos pueden escuchar voces que los impulsen a suicidarse. Por el contrario, alguien que está con el humor muy elevado puede creer que tiene habilidades especiales.

Tratamiento para la psicosis

Muchas veces, las personas que padecen psicosis se resisten a recibir tratamiento. Esto sucede o bien porque consideran que no están enfermas, o porque creen que los síntomas desaparecerán con el tiempo. También, suele preocuparles el tratamiento en sí, o lo que podría llegar a pensar la gente.

La psicosis, al igual que numerosas enfermedades mentales, puede ser tratada. En la gran mayoría de los casos, el resultado es satisfactorio.

¿En qué consiste el tratamiento?

Psicosis - TratamientoLa primera etapa del tratamiento se caracteriza por la necesidad de establecer un diagnóstico certero, que permita especificar las causas y definir los síntomas. Para ello, se realizan consultas con distintos profesionales de la salud mental, como psicólogos y psiquiatras. También, se realizan otros estudios médicos, con el objetivo de determinar si existe alguna causa física o biológica.

Todo esto ayudará a definir el mejor tratamiento a seguir por el paciente. Recordemos: la psicosis se manifiesta de manera particular en cada persona, por lo que el tratamiento es también único. A modo general, el trastorno puede encararse desde dos ángulos: los medicamentos y la psicoterapia.

Con respecto a los medicamentos, en muchos casos desempeñan un rol fundamental en la recuperación. A menudo se utilizan luego de que se produzca un episodio psicótico, pero también con el objetivo de evitar su aparición. Es fundamental que sean prescritos por un psiquiatra, quien será el encargado de controlar la dosificación en base a la reacción del paciente y los efectos secundarios que puedan aparecer.

En relación a la terapia psicológica, es muy importante para quien padece psicosis contar con un profesional que lo ayude a transitar la condición. Por lo general, la terapia suele ser individual o grupal. Los métodos y técnicas variarán de acuerdo al estado de la enfermedad, la corriente desde la que se aborda el padecimiento, y las necesidades que presenta el paciente.

Fuentes:

https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/raise-fact-sheet-first-episode-psychosis/index.shtml

http://psychiatryonline.org/pb/assets/raw/dsm/pdf/Spanish_DSM-5%20Coding%20Update_Final.pdf