Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué son las enfermedades Psicosomáticas?

¿Qué son las enfermedades Psicosomáticas?

Enfermedades PsicosomáticasAnte un dolor o molestia corporal tendemos a pensar que padecemos alguna enfermedad física. Sin embargo, no todos los síntomas o molestias son resultado de una enfermedad física.

Por lo general, las personas que padecen alguna enfermedad psicosomática no han logrado encontrar una causa orgánica a sus síntomas, y luego de haber realizado diversos tratamientos médicos no perciben mejoras en su estado de salud.

Muchas veces se busca ayuda médica por síntomas físicos que están relacionados con nuestra salud mental. Debemos tener en cuenta que, del mismo modo que las enfermedades físicas influyen en nuestro estado de ánimo provocándonos miedo, preocupación y temor, hay varios trastornos psicológicos que desencadenan síntomas en nuestro cuerpo.

A continuación, te contamos qué son los trastornos psicosomáticos, cuáles son sus posibles causas, cómo se manifiesta en el cuerpo y sus posibles tratamientos.

¿Qué es un trastorno psicosomático?

El trastorno psicosomático es un tipo de trastorno que afecta tanto a la mente como al cuerpo, produciendo que existan síntomas físicos donde no existe una enfermedad física. Por ejemplo, un dolor en el pecho puede ser causado por el estrés, o en un caso extremo pueden producir parálisis o dificultad para caminar.

Además, algunas enfermedades físicas son propensas a empeorar debido a factores mentales como el estrés, la depresión o la ansiedad. Un trastorno psicosomático puede ser el resultado de una enfermedad médica, por ejemplo el cáncer. En estos casos, puede  exacerbar los síntomas o interferir en el tratamiento.

¿Cómo se manifiestan en el cuerpo?

Enfermedades Psicosomáticas síntomasCuando somatizamos, el problema emocional se expresa con uno o más síntomas físicos. Los síntomas son reales y no fruto de la imaginación, ya que se siente el dolor en el pecho, dolor de cabeza, pérdida de peso, estreñimiento, insomnio.

El trastorno psicosomático se manifiesta de muchas maneras, incluyendo:

  • Sistema circulatorio: ritmo cardíaco acelerado, taquicardias, palpitaciones.
  • Sistema nervioso: dolores de cabeza, mareos, desmayos.
  • Sistema respiratorio: dolor en el pecho, sensación de ahogo.
  • Sistema digestivo: náuseas, estreñimiento, diarrea.
  • Sistema osteomuscular: dolor muscular, exceso de fatiga.

Además, muchas enfermedades como la hipertensión, el asma, la psoriasis y trastornos cognitivos, están relacionados directamente con estados de angustia, ansiedad o estrés.

¿Cuáles son las causas?

El estrés, la ansiedad y la depresión son razones comunes para desarrollar ciertos síntomas físicos como dolores, molestias y palpitaciones, ya que provocan cambios en nuestro organismo, haciéndonos más sensibles. Nuestras emociones influyen en nuestro cuerpo, al igual que el cuerpo influye en las emociones.

Las personas tenemos pensamientos, sentimientos y conductas que definen nuestro modo de actuar ante diferentes situaciones de la vida y que influyen de manera directa en nuestra salud física y mental. Por ejemplo,  hay personas que son autoexigentes, impacientes, otras viven siempre apuradas y les resulta difícil relajarse; también están aquellos que viven afligidos, consternados, pesimistas.

Generalmente, no nos damos cuenta que el síntoma físico se debe a un factor mental, pero si indagamos un poco en nuestra rutina diaria podemos encontrar algo que nos genere el malestar o nos produzca ansiedad. Hay ocasiones en nuestra vida que algo nos supera y no sabemos cómo hacerle frente, o puede pasar que llevemos un ritmo de vida demasiado acelerado haciendo que nuestro cuerpo se resienta.

¿Cómo se tratan las enfermedades psicosomáticas?

Terapia MindfulnessEs importante que busquemos detrás de cada síntoma físico el factor emocional. Pero, ¿cómo escuchamos nuestro cuerpo y observamos nuestros pensamientos?

La Terapia Cognitiva Conductual ayuda a las personas a tomar conciencia de sus pensamientos y creencias no razonables. A medida que adquieren una mayor comprensión de su condición y circunstancias, aprenden a cambiar los comportamientos o pensamientos que tienen efectos negativos en sus vidas; se sienten mejor consigo mismos; aprenden a establecer metas realistas para sus vidas; y encuentran mejores maneras de hacer frente y resolver los problemas que se les presentan.

Dentro de las terapias conductuales encontramos la terapia con base en Mindfulness, una práctica de meditación derivada del Budismo que hace foco en la experiencia del momento, incluyendo sensaciones, pensamientos, estados corporales, sin juzgarlos, ni analizarlos. Al contrario, se adopta una actitud de apertura, aceptación y curiosidad.

El objetivo de esta técnica es que las situaciones cotidianas no afecten a la persona, que las emociones no le jueguen una mala pasada. La persona no tiene que ser rehén de sus pensamientos. Al contrario, debe llegar a ser consciente, administrarlos de manera responsable, para poder desviarlos más tarde en la dirección adecuada.

La práctica de Mindfulness tiene innumerables beneficios, entre los que podemos nombrar:

  • Ayuda a regular las emociones, lo que genera bienestar general, encontrando más armonía y serenidad en la vida cotidiana.
  • Mayor reactividad para responder a situaciones negativas o estresantes. Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico ya que la persona genera mayor capacidad para reducir el estrés.
  • Aumenta la capacidad de atención, mejora el rendimiento laboral, memoria, motivación y creatividad.

Poder observar nuestros pensamientos desde una postura independiente, externa y no reactiva nos abre la posibilidad de nuevas perspectivas.

¿Qué tipos de trastornos psicosomático existen?

Trastorno de conversión

En esta caso, la persona padece síntomas físicos de alteración de la función motora o sensitiva voluntaria, lo cuales no se puede explicar por ninguna causa médica.

Estos síntomas son de carácter muy variado:

  1. Debilidad o parálisis
  2. Movimiento anómalo como trastorno de la marcha, temblor
  3. Disfonía, mala articulación
  4. Ataques o convulsiones

Trastorno de ansiedad por enfermedad

La persona demuestra preocupación y un grado elevado de ansiedad acerca de su salud, y teme padecer o contraer una enfermedad grave. Como consecuencia, comprueba repetidamente si en su cuerpo existen signos de enfermedad y tiene comportamientos excesivos relacionados con su salud.

También, puede suceder, que si existe un riesgo grave de presentar una enfermedad porque existen antecedentes familiares importantes, la preocupación es claramente desproporcionada.

Factores psicológicos que influyen en otras afecciones médicas

Este trastorno se refiere a que factores psicológicos afectan negativamente a un síntoma o enfermedad médica real. Lo hace a través de una de las siguientes maneras:

  1. Influyendo en la recuperación o en el curso de la enfermedad
  2. Interfiere en el tratamiento de la enfermedad, por ejemplo hay poco cumplimiento
  3. Aumentando los síntomas
  4. Precipitando o exacerbando los síntomas, supone un riesgo para la salud

Trastorno facticio

En este caso, la persona falsifica o simula signos o síntomas físicos o psicológicos, y se describe a sí mismo como enfermo, incapacitado o lesionado ante los demás.  Pero este comportamiento engañoso es evidente.

También existe el trastorno facticio aplicado a otro, por el cual la persona presenta a otro individuo como enfermo frente a los demás. En este caso, el diagnóstico se aplica al autor del engaño, y no a la víctima.

Otro trastorno de síntomas somáticos y trastornos relacionados especificados

Existen otros trastornos que no encajan en las categorías anteriores, pero que suponen malestar e interfieren en el quehacer cotidiano de la persona.

Algunos ejemplos:

  1. Trastorno de síntomas somáticos breve: la duración de los síntomas es inferior a 6 meses
  2. Ansiedad por enfermedad breve:  la duración de los síntomas es inferior a 6 meses
  3. Trastorno de ansiedad por enfermedad pero sin comportamientos excesivos relacionados con la salud
  4. Pseudociesis, creencia falsa de estar embarazada que se asocia a signos y síntomas de embarazo.