Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Por qué siempre me pasa lo mismo?

¿Por qué siempre me pasa lo mismo?

“Es más fuerte que yo”, “siempre me pasa lo mismo”, “no lo puedo evitar”, son frases que escuchamos con frecuencia en consultorio. Los pacientes cuentan que siempre escogen el mismo tipo de hombre o de mujer, siempre son traicionados, siempre terminan mal en sus trabajos, siempre les salen mal sus inversiones.

Muchas circunstancias o personas indeseadas acaban apareciendo de forma reiterada en nuestras vidas. Parece como si se tratara de un embrujo o un karma del cual nos es imposible escapar. A la vez, decimos que no tenemos nada que ver, que es sólo cuestión de mala suerte.

Pero, la verdad es que la mayoría de las personas no sabemos salir de un hecho que siempre se repite en una o varias áreas de nuestras vidas. Estas situaciones de las que no podemos salir, se convierten en un círculo vicioso que se refuerza y perpetúa a lo largo de los años.

La mayor parte de las psicoterapias formularon teorías acerca de estas repeticiones. También distintos medios para salir de ello. Continúa leyendo.

Teorías acerca de las repeticiones

Freud decía que la compulsión a la repetición es un concepto que hace referencia a la repetición constante de una situación o a la re-vivencia de un sentimiento que, paradójicamente, es doloroso. Hemos escuchado que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Uno podría pensar que hacer algo “contraproducente“ de manera repetitiva, es algo ilógico y hasta tonto.

Para el psicoanálisis, esta compulsión a la repetición es un proceso incoercible y de origen inconsciente. En éste, el sujeto se sitúa activamente en situaciones penosas. Así, repite experiencias antiguas sin recordar su prototipo. Al contrario, posee la viva impresión de que se trata de algo plenamente motivado en lo actual.

Por otra parte, las teorías sistémicas hablan de círculos viciosos de comportamiento. En este sentido, dicen que un problema es una dificultad que retorna sin cesar, ya sea porque no le hemos dado una solución, o bien porque las soluciones que se han intentado alimentan (sin que nos demos cuenta) a que el problema se perpetúe. El objetivo es interrumpir círculos viciosos de interacción, para después iniciar o alimentar círculos virtuosos de interacción inventiva.

Se busca propiciar un movimiento de la conversación terapéutica, de hablar de los problemas a hablar de las soluciones, para después hablar de los recursos. Este orden ayuda a interrumpir los círculos viciosos de comportamiento que son mantenidos por soluciones inapropiadas.

Y así podemos enumerar cientos de definiciones…

Pero, ¿qué hacemos para salir de estos círculo vicioso?

Cambiar de golpe una acción que llevamos haciendo toda la vida es muy difícil. Cambiar es un proceso gradual que requiere de intención y atención constantes.

Los pasos que tomaremos en terapia para poder comenzar un cambio son:

  1. Toma de conciencia del patrón que te limita, es el primer paso para cambiar. Saber qué queremos cambiar, cuáles son las consecuencias que nos trajo ese comportamiento. También, de dónde viene y cuál es su origen.
  2. Diseñar nuevos patrones de comportamiento. Una vez que tomamos conciencia de lo que hacemos podemos decidir conscientemente realizar algo diferente. Einstein decía “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”
  3. Reiterar en los nuevos patrones, este punto es muy importante. Cambiar un comportamiento que estamos repitiendo hace años no es tarea fácil, probablemente tenderemos a repetir lo que sabemos hacer. Hay que estar alerta para no caer en las viejas formas de pensar, sentir y actuar.
No Comments
Post a Comment
Name
E-mail
Website