Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Significado de los sueños: un concepto, muchas teorías

diferentes autores de teorías sobre los sueños

Significado de los sueños: un concepto, muchas teorías

Los sueños son las historias que nuestro cerebro nos cuenta mientras dormimos. Son una colección de imágenes, secuencias, sentimientos y recuerdos que suelen aparecer durante la etapa REM del sueño.  

Desde los tiempos más remotos hasta la actualidad, este fenómeno ha sido objeto de estudio. En nuestro artículos sobre los sueños respondemos ¿Por qué soñamos? ¿Qué significan y cómo debo interpretar mis sueños? ¿Se trata de un proceso biológico o psicológico? Algunas de estas preguntas han sido respondidas, pero muchas continúan siendo una incógnita. 

En este artículo te presentamos las teorías más famosas sobre los sueños, desarrolladas por distintas corrientes de la psicología, y otras áreas como la neurociencia. ¡Seguí leyendo!

Freud: teoría psicoanalítica de los sueños

La teoría de Sigmund Freud sobre los sueños plantea que los sueños representan deseos, pensamientos y motivaciones inconscientes.  

Según la visión de Freud, todas las personas son impulsadas por instintos agresivos y sexuales que son reprimidos por la conciencia. Si bien estos pensamientos no son expresados conscientemente; para Freud se manifiestan en nuestra consciencia a través de los sueños.  

En su célebre libro “La Interpretación de los sueños”, Freud plantea que los sueños son “realizaciones disfrazadas de deseos reprimidos”.  

Para el autor, los sueños se componen de dos elementos: el contenido manifiesto y el contenido latente. El primero se construye a partir de todas las imágenes, pensamientos y contenido real que aparece en nuestro sueño (lo “literal”). Por su parte, el contenido latente representa el verdadero significado psicológico oculto del sueño. Por ejemplo, si una persona sueña que, literalmente, está volando; puede significar que el individuo anhela liberarse de una situación a la que concibe como opresiva. 

La teoría de Freud contribuyó a que la interpretación de los sueños cobrara gran interés, el cual se mantiene aún en la actualidad. De todos modos, aún no ha sido posible demostrar lo que el autor plantea: que el contenido manifiesto esconde el verdadero significado psicológico del sueño.  

Los elementos en el proceso del sueño

Freud explica que en el proceso del sueño están presentes cuatro elementos. Ellos son: 

  • Condensación. Numerosas ideas y conceptos son representados en el lapso de un solo sueño. La información se condensa en una única imagen o pensamiento.
  • Desplazamiento. Para Freud, este elemento oculta el significado emocional del contenido latente, al confundir las partes importantes con las insignificantes.
  • Simbolización. Esta operación también censura las ideas reprimidas contenidas en el sueño, al incluir objetos que simbolizan el contenido latente. 
  • Revisión secundaria. Durante la etapa final del proceso de sueño, Freud sugiere que los elementos bizarros del sueño son reordenados, con el objetivo de hacer el sueño comprensible; generando así el contenido manifiesto del sueño. 

Los psicoanalistas le dan tanta importancia al sueño ya que los mismos son una puerta al inconsciente. A través del método de asociación libre, utilizan los sueños de los pacientes para el avance de la terapia.

Jung: Arquetipos e inconsciencia colectiva

Carl Jung tenía algunos puntos en común con Freud. Sin embargo, él creía que los sueños eran algo más que una expresión de los deseos reprimidos. Para Jung, los sueños son productos de la naturaleza, y son parte de una sabiduría “intrínseca” que se expresa a través de imágenes simbólicas. 

Jung plantea que los sueños revelan la inconsciencia tanto personal como colectiva (son parte de una fuente creativa común). Para Jung, los sueños son expresiones simbólicas de patrones universales de comportamiento y significados, que heredamos los seres humanos. Éstos son denominados “arquetipos”.  

El psiquiatra también considera que los sueños sirven para compensar partes de nuestra psique que están subdesarrolladas en lo que él considera “la vida de vigilia” (la vida real, aquella que experimentamos).  

Si te interesa leer más sobre la teoría de Carl Jung, te invitamos a visitar este artículo.

Calvin Hall: el sueño como un proceso cognitivo

Calvin S. Hall, psicólogo estadounidense, propone que los sueños son parte de un proceso cognitivo; y se enmarcan como “concepciones” de elementos de nuestra vida personal. Por ejemplo: si soñamos con que nuestra pareja nos engaña, quizá en la vida real tenemos problemas de autoestima, desconfiamos de nuestra pareja, o sentimos temor por una posible infidelidad. 

Hall encontró temas y patrones analizando miles de sueños que tenían los participantes de las investigaciones que llevó a cabo. Como consecuencia, logró crear un sistema de códigos cuantitativos que estructura los elementos de nuestros sueños en una serie de categorías. 

De acuerdo a la teoría de Hall, la interpretación de los sueños requiere conocer: 

  • Las acciones de la persona que sueña, dentro del sueño.
  • Los objetos y figuras que aparecen en él.
  • La interacción entre el soñador y los personajes del sueño.
  • El escenario, las transiciones y el resultado del sueño.

Para el autor, el objetivo último de la interpretación no es entender el sueño en sí mismo, sino al soñador

Cognitivismo

El abordaje cognitivo se enfoca en cómo el individuo piensa, comprende y aprende sobre las cosas que pasan a su alrededor. Enfatiza el hecho de que los procesos internos mentales afectan el modo en que la persona se comporta en el ambiente. 

En el caso de los sueños, los investigadores cognitivos plantean que no se tratan de deseos inconscientes de la persona; sino una respuesta del cerebro mientras descansa.  

Para esta corriente, los sueños le permiten a las personas procesar la información que ha ido recabando a lo largo del día. A su vez, ésta es la manera en que una persona aprende a desarrollar recuerdos. 

Esta puede ser la forma en que el cerebro almacena, procesa y aprende información. Y esto tiene sentido, ya que muchos de los sueños que las personas tienen a menudo se relacionan con partes de sus vidas cotidianas.

Allan Hobson y la teoría de activación-síntesis – Neurociencia del sueño

Allan Hobson es uno de los investigadores contemporáneos más importantes en lo que concierne al estudio de los sueños. Hobson propone una visión integradora entre las posturas que plantean que los sueños son deseos reprimidos, y aquellas en donde se las ve como un mero procesamiento de información.  

La teoría fue propuesta por primera vez en el año 1977, y sugiere que el sueño es el resultado del intento que hace el cerebro para dar sentido a la actividad neuronal que tiene lugar mientras dormimos. Se trata de un proceso biológico automático y su motivación es biológica (y no psicológica). 

Hobson sugieren que durante el sueño, la actividad en algunos de los niveles más bajos del cerebro (responsables de los procesos biológicos básicos); son interpretados por las partes del cerebro responsables de las funciones de orden superior, como el pensamiento y el procesamiento de la información. 

Para Hobson, los sueños representan la conciencia subjetiva en la activación del cerebro cuando dormimos. Se trata de una consecuencia directa de los cambios que se producen en los niveles de algunos neurotransmisores, y de la activación espontánea durante la fase REM de una región del cerebro: el tronco encefálico. 

Cuando la corteza cerebral (donde residen los pensamientos aleatorios), recibe ese “ruido neuronal aleatorio”; trata de convertirlo en algo que tenga sentido. Para ello, lo hace buscando en nuestro archivo personal de imágenes y experiencias. 

Es en este proceso de “síntesis”, cuando aparece el sueño y su narrativa. Como en este proceso nuestra mente navega en ese archivo dependiendo de ráfagas inconexas, los resultados pueden ser muy aleatorios. Para la teoría de activación-síntesis, éste es el motivo por el que nuestros sueños a veces son absurdos o extraños.  

Contrario a Freud, Hobson plantea que la activación es el componente principal del sueño y se produce a partir de áreas cerebrales subcorticales. 

 

 

Fuentes

http://www.psychlotron.org.uk/resources/sleep/AQA_A2_sleep_theoriesofdreaming.pdf

https://www.bbvaopenmind.com/ciencia/investigacion/por-que-sonamos/

https://www.ugr.es/~setchift/docs/conciencia_capitulo_19.pdf