Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Test de Stroop: un desafío a la atención

test de stroop

Test de Stroop: un desafío a la atención

Para ver e interactuar con el mundo, primero debemos entenderlo. El procesamiento visual es una manera de hacerlo, y se compone de muchas “piezas”. Cuando vemos un objeto, no sólo vemos sus atributos físicos, sino que también tratamos de comprender el significado detrás de él.

Sabemos que una silla necesita patas para poder sentarnos, que la madera viene de los árboles, y así sucesivamente. Hay información que procesamos sobre cosas que vemos, sin estar plenamente conscientes de ese procesamiento.

Cuando John Ridley Stroop le pidió a distintas personas que lean palabras que estaban escritas sobre un papel en 1935; sabía que el procesamiento automático de esas personas entraría en juego, y podría ofrecer una visión innovadora de la función cerebral. 

Fue a partir de ese experimento que se desarrolló el conocido “Test de Stroop”. Se trata de un test atencional que permite evaluar la atención selectiva: valorar la habilidad de la persona para clasificar la información que está en el entorno, y reaccionar selectivamente a esa información.

¿Qué es la atención selectiva y el Efecto Stroop? ¿Para qué sirve y cómo se aplica esta herramienta? Seguí leyendo y encontrá todas las respuestas.

 

¿Qué es la atención selectiva?

Stroop - Mujer hablando al oidoLa atención selectiva es aquella que nos permite atender a dos estímulos diferentes a la vez, para llevar a cabo una acción y discriminar entre ellos; con el objetivo de reaccionar al que consideramos importante. 

En una tarea donde estemos expuestos a más de un estímulo, para alcanzar nuestro objetivo sólo debemos tener en cuenta uno de ellos. Es aquí donde entra en juego la función inhibitoria cerebral, la cual le da información a nuestra mente para que uno de esos dos estímulos sea considerado no relevante.

Imaginá que estás en un bar donde la música es muy fuerte. De repente, tu amigo o amiga quiere decirte algo. El hecho de que te enfoques en su voz, “anulando” la música ambiente, es el resultado de una tarea de atención selectiva. 

De acuerdo a los estímulos que se presentan, al cerebro le es más o menos fácil discriminarlos y darle importancia al que considera importante. Esto depende de distintos factores (por ejemplo, si ambos son visuales o auditivos, o difieren).  Si se presentan de la misma forma, el cerebro tiene más dificultades para trabajar.

 

¿Qué es el Test de Stroop?

El Test de Stroop es una herramienta que utilizan los profesionales de la salud mental para evaluar la capacidad que tiene nuestra mente a la hora de llevar a cabo una tarea que implique la atención selectiva. 

Este test demuestra cómo el tiempo de reacción en una tarea se ve incrementado por la interferencia entre dos estímulos.

El objetivo de John Stroop, su creador; era demostrar que nuestro conocimiento adquirido sobre el entorno impacta en cómo interactuamos con él y en el modo en que se desenvuelve nuestra atención selectiva. Su método de investigación es ahora uno de los más conocidos ejemplos de tests psicológicos, y se destaca por su simpleza.

¿Querés saber cómo funciona el Efecto Stroop? 

  • En primer lugar, cronometrá cuánto tardas en leer el siguiente texto, ignorando los colores en que están “impresos” las  palabras.

Stroop 1ero

 

  • Ahora, lo que debés hacer es decir los colores de las siguientes palabras, ignorando lo que dice el texto.

Stroop 2do 

En la mayoría de los casos, lleva más tiempo establecer los colores de las palabras, en lugar de leer el texto impreso; a pesar de que la incongruencia es la misma en ambas listas (ambas muestran palabras en colores incorrectos). 

En cierta forma, parecería que estamos más influenciados por el texto físico que por el color del texto.

¿Por qué ocurre esto?

Como dijimos, nuestra atención es selectiva, lo que significa que la controlamos de acuerdo a nuestros intereses. Por ende, en determinado momento podemos prestar más atención a una cosa que a otra de manera voluntaria. Pero hay casos en que existen interferencias, como ocurre con el Efecto Stroop.

Lo que el test revela es que nuestro cerebro no puede dejar de leer. Como lectores habituales, encontramos y comprendemos palabras de manera tan persistente, que la lectura se produce casi sin esfuerzo; mientras que el reconocimiento de un color requiere de un esfuerzo cognitivo mayor. 

Cuando existe un conflicto entre estas dos fuentes de información (lo escrito, y el color), la carga cognitiva aumenta y nuestros cerebros tienen que trabajar más para resolver ese conflicto. Realizar estas tareas (evitar la lectura, procesar el color de las palabras y resolver esa contraposición de información); termina ralentizando nuestras respuestas y hace que la tarea lleve más tiempo.

¿Para qué podemos usar el Test? 

Usando la teoría de Stroop, podemos evaluar la velocidad de procesamiento cognitivo de un individuo, su capacidad de atención y su nivel de control cognitivo (también conocido como “función ejecutiva”). Estas habilidades y facetas están implícitas en muchas formas en las que interactuamos con el mundo, lo que sugiere que esta prueba revela una visión breve, aunque incisiva, del pensamiento y el comportamiento humano.

El principal ámbito donde se aplica es en la evaluación neuropsicológica. Concretamente, suele utilizarse para evaluar los efectos que ha producido una lesión cerebral; o valorar si hay ciertas áreas cerebrales afectadas, como el lóbulo frontal.

Además de las lesiones, el Test de Stroop permite valorar el estado de las funciones ejecutivas en pacientes con demencia como el Alzheimer.

Características principales 

  • Se aplica individualmente.
  • No suele durar más de 5 minutos.
  • Puede aplicarse a personas de entre 7 y 70 años.
  • Ayuda a detectar problemas neurológicos y cerebrales, y medir cómo las personas lidian con las interferencias cognitivas.
  • Permite medir la atención selectiva y la velocidad de procesamiento de las personas.

 

¿Cómo se aplica el Test?

El Test de Stroop consta de tres láminas. Cada una de ellas posee cinco columnas de 20 elementos, separados entre sí por unos tres centímetros. Se administra de la siguiente manera:

1.    Lectura de palabras

En la primera página los elementos son palabras que designan a tres colores (que se repiten a lo largo del test). Aquí, el tinte del color y la palabra en sí coinciden.

 La persona debe leer durante 45 segundos los nombres de los colores “rojo”, “verde” y “azul”. El puntaje varía en función del número de aciertos. 

2.    Denominación de colores

En esta segunda etapa, se presentan símbolos de tipo “XXX”, coloreados de manera aleatoria (respetando los 3 colores asignados al test). Se le pide a la persona que durante 45 segundos denomine los colores impresos en cada fila de “x”, y se puntúa el número de aciertos. 

3.    Condición de interferencia (palabras-colores)

En este último momento, aparecen los nombres de los tres colores impresos en tinta coloreada, de manera aleatoria y sin concordancia entre el nombre del color y el color de la tinta en que está impreso.

Durante 45 segundos, la persona debe nombrar el color de la tinta con que está impresa la palabra, ignorando el texto. Se puntúa de acuerdo al número de aciertos. 

 

¿Cómo se evalúa el test?

Los datos que se recogen luego de aplicar el Test, son analizados por el psicólogo. El profesional valora los aciertos que el sujeto tuvo durante la prueba; o bien, el tiempo que tarda la persona en reaccionar ante el estímulo, atendiendo a lo reflejado en cada una de las láminas.

En la tercera etapa, el profesional puede observar el tiempo que tarda en reaccionar el sujeto. Esto permite evaluar aspectos como la interferencia que producen distintos aspectos de un mismo estímulo, la capacidad de resistir esa interferencia; y la gestión de los recursos cognitivos y de la atención.