Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Migraña o dolor de cabeza? El papel del estrés y otras emociones

Migraña emocional - Mujer estresada

¿Migraña o dolor de cabeza? El papel del estrés y otras emociones

Migraña emocional - hombre en la cama con dolorA veces sobre los ojos, otras sobre la nuca. Un dolor punzante en un solo lugar, o distribuido en toda la cabeza. Quizá haga que nos tengamos que encerrar en un cuarto sin luz, o darnos una ducha para suavizarlo. Hay quienes no lo sufren jamás, y otros que lo padecen todas las semanas. ¿Te diste cuenta de qué estamos hablando? Así es: el dolor de cabeza.

Lo que generalmente conocemos como “dolor de cabeza”, en realidad se refiere a múltiples condiciones. Existe una clasificación que diferencia 13 clases distintas de dolores de cabeza (sí, ¡13!). Los más conocidos son la migraña y la cefalea tensional.

Cuando los dolores se repiten, lo correcto es acudir al neurólogo para hallar la causa de tal problema. Sin embargo, muchas veces la psicología también juega un rol importante. Por una parte, está comprobado que el dolor de cabeza afecta significativamente al estado psicológico de una persona. Pero también, ciertas condiciones o estado psicológico pueden dar origen al dolor de cabezaen una persona.

Relación entre el dolor de cabeza y el estado psicológico

Muchas veces, el dolor de cabeza está relacionado con la ansiedad y el bajo estado de ánimo. Para estos casos, suele usarse el término “dolor de cabeza emocional”. El orden de relación no es del todo claro, pero sí existen estudios que intentan determinar cuáles son los factores psicológicos que influyen.

Tal es el caso de este artículo, publicado en la prestigiosa revista NCBI (Centro Nacional para la Información Biotecnológica) de Estados Unidos. En este estudio, se demuestra que uno de los circuitos cerebrales implicados en el dolor de cabeza, puede activarse a través de la amígdala. Esta estructura se ve afectada por los componentes emocionales, y además, es fundamental para la regulación del dolor a través de mecanismos cognitivos y emocionales.

El estrés y otras emociones pueden disparar una migraña. De hecho, estudios científicos demuestran que cuando las personas están estresadas, los niveles de determinadas moléculas y hormonas pueden aumentar o disminuir. En algunas personas, estos cambios pueden desencadenar la migraña.

¿Qué tipo de estrés puede desencadenar una migraña?

Los estudios demuestran que son numerosos los tipos de estrés o emociones intensas vinculadas con la migraña. Ansiedad, excitación, tensión y eventos traumáticos son los ejemplos más conocidos.

Algunas personas manifiestan que sufren de migraña cuando el estrés disminuye. A esto se lo conoce comúnmente como el dolor de cabeza “de fin de semana”, porque suele aparecer los Sábados o Domingos, cuando la persona ya está más relajada luego de una semana estresante en el trabajo.

Algunas situaciones estresantes que pueden desencadenar la migraña son:

  • Migraña emocional - Mujer estresadaTensión en el trabajo.
  • Problemas en el matrimonio, o en otras relaciones.
  • Falta de trabajo, problemas financieros o bajos ingresos.
  • Trauma durante la niñez, incluyendo cuestiones como el divorcio de los padres, o abusos.
  • Ansiedad, tensión y nervios.
  • Cambios en la vida, como tener un bebé, cambiar de trabajo, o mudarse de casa.
  • La lucha para balancear las responsabilidades del trabajo y cuestiones de la vida personas.
  • Falta de sueño.
  • Rutinas nuevas, o viajes.

Incluso, una migraña en sí misma puede causar estrés, lo que desencadena un mayor dolor.

¿Cómo puedo saber si el estrés está desencadenando el dolor de cabeza?

Las investigaciones demuestran que un evento particularmente estresante suele ocurrir entre 2 y 3 días antes de un ataque de migraña. Para comprobar si esto es cierto, podés llevar un “diario de la migraña”. Luego de unos meses, esto puede ayudar a encontrar patrones, comprender cuándo aparece el dolor de cabeza y ayudarte a saber qué tipo de estrés es más propenso a generarlo.

Para ello, recomendamos prestar atención a ciertas cuestiones:

  • Cuándo empieza el dolor de cabeza, dónde duele, cuánto tiempo y qué tratamiento funciona.
  • Qué y cuánto comés.
  • Si tomás alguna vitamina o suplemento.
  • ¿Hacés ejercicio?
  • Actividades sociales y laborales.
  • Detalles del ciclo menstrual (en muchos casos, puede desencadenar fuertes dolores de cabeza).
  • Cómo te sentís durante el día, y cuál es tu nivel de estrés.
  • Cantidad de horas de descanso.

Psicología y características positivas en el dolor de cabeza

Decir que el estado psicológico juega siempre en contra para el dolor de cabeza, sería un error. De hecho, hay numerosas variables psicológicas que mejoran nuestra capacidad de regular el dolor de cabeza.

Fundamentalmente, existen dos características: el locus de control interno, y la autosuficiencia.

El locus de control es un término ampliamente utilizado en psicología, y hace referencia al grado en el cual sentimos que tenemos o no el control sobre los eventos que influyen en nuestras vidas. Esto implica ser conscientes de que está en nosotros la posibilidad de manejar las situaciones. En el caso del dolor de cabeza, tener un locus de control interno permite aliviar los síntomas, al tiempo que lo hace menos incapacitante. En cambio, cuando de entrada asumimos que no tenemos la capacidad de controlar el dolor, los síntomas pueden empeorar.

Por otra parte, la autosuficiencia se relaciona con la sensación de capacidad para lograr lo que nos proponemos. Si lo relacionamos con el dolor de cabeza, al igual que el locus, permite un mejor alcance del tratamiento. Pero también, la sensación de autosuficiencia es importante para evitar la aparición de estos dolores.

Psicología y características negativas en el dolor de cabeza

Visto desde el punto de vista negativo, hay tres aspectos del estado psicológico que tienen influencia sobre el dolor de cabeza: la ansiedad, la ira y la depresión.

Cuando las personas sufren dolor de cabeza, el aumento de la ansiedad produce una mayor intensidad de dolor. Si la ansiedad se reduce, es probable que la frecuencia también lo haga.

Con respecto a la ira, juega también un rol importante en el dolor de cabeza. Bien se sabe que la manifestación emocional del enfado puede producirse de dos maneras, con sus respectivas consecuencias:

  • Por un lado, podemos expresar la ira hacia fuera (gritando, dando algún golpe. etc.). Muchas veces no lo hacemos porque cuidamos nuestras “formas”, y expresarse de ese modo puede traer consecuencias negativas a nivel social y con nuestro entorno.
  • Por ende, lo que muchas veces hacemos es internalizar esa ira, y evitamos mostrarla a través de la acción.

Las personas que sufren constantes dolor de cabeza, tienden a internalizar la ira con mayor frecuencia. Como consecuencia, se produce un aumento de la intensidad del dolor. Pero también, la externalización frecuente de la ira demuestra una mayor sensibilidad al dolor, y lo hace más inhabilitante. De este modo, puede decirse que ningún extremo es beneficioso: tanto mucha expresión como nula pueden repercutir de manera negativa en el dolor de cabeza.

¿Cómo puedo manejar el estrés para evitar el dolor de cabeza?

Migraña emocional - Mujer haciendo ejercicioLo importante es intentar identificar qué tipo de situaciones estresantes desencadenan el dolor de cabeza, y tomar medidas para evitarlo.

Algunos consejos son:

  • Comer comida sana.
  • Hacer 30 minutos de ejercicio al día.
  • Probar técnicas de relajación, como el Mindfulness.
  • Dormir las horas necesarias.
  • Pasar tiempo con la familia y amigos, dejar que te ayuden.

Si esto no ayuda, la terapia psicológica puede ser una opción. Allí encontrarás herramientas y técnicas para reducir el nivel de estrés, y poder desenvolverte de mejor manera en la vida cotidiana.