Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Hipocondría: el temor constante a estar enfermo

Hipocondría - Persona tomandose la presión y pastillas en la mesa

Hipocondría: el temor constante a estar enfermo

Hipocondría - Persona tomandose la presión y pastillas en la mesaPara un hipocondríaco, un dolor de cabeza puede ser visto como síntoma de la presencia de un tumor en la cabeza. Un moretón puede indicar que padece lesiones internas por una enfermedad. Una molestia en el brazo, la posibilidad de sufrir un infarto.

Si bien la asociación entre los síntomas y enfermedades que se han nombrado es correcta, la mayor parte de las personas no se alarman cuando aparece un síntoma aislado: todos hemos sufrido dolores de cabeza, hemos tenido moretones; y esto no necesariamente ha derivado en las enfermedades antes nombradas.

Sin embargo, hay personas que sufren un elevado nivel de ansiedad cuando notan alteraciones en su organismo que generalmente son consideradas “leves”, y están convencidas de estar sufriendo una enfermedad grave. Se trata de personas que padecen hipocondría.

¿Qué es la hipocondría? ¿Cuáles son sus causas y síntomas? ¿Puede tratarse? Seguí leyendo.

¿Qué es la hipocondría?

En primer lugar, es importante aclarar que el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), a partir del cual se rigen los profesionales de la salud mental; ya no incluye a la Hipocondría como un diagnóstico. En la actualidad, a esta condición se la denomina Trastorno de Ansiedad por Enfermedad. De todos modos, el término hipocondría se continúa utilizando en el común de la gente.

Se trata de un trastorno que se caracteriza por la presencia de un elevado nivel de miedo, preocupación y ansiedad ante la creencia o el convencimiento de estar padeciendo una enfermedad médica grave. Estas afirmaciones se basan en las sensaciones físicas incómodas o inusuales que sienten, y se justifican como una indicación de una afección médica grave.

El desorden de ansiedad por enfermedad es una condición a largo plazo, que puede fluctuar en cuanto a la severidad. Por lo general, suele acrecentarse con los años o durante etapas de estrés. La ayuda psicológica y en ocasiones, la medicación, pueden ayudar a controlar los padecimientos.

¿Qué ocurre en la mente de un hipocondríaco?

Cuando la persona está segura de que existe una enfermedad, lo primero que hace es buscar ayuda médica para diagnosticar el supuesto problema.

Si los exámenes médicos no revelan ninguna condición médica, el hipocondríaco no se siente satisfecho (o sólo lo hace temporalmente). Como consecuencia, realiza nuevas pruebas o busca a otros profesionales para que le confirmen sus temores.

En otros casos, las personas con hipocondría eligen evitar al médico por el miedo a ser diagnosticados.

El alto nivel de ansiedad que llegan a tener las personas hipocondríacas, hace que permanentemente estén focalizadas en detectar síntomas, o realizar/dejar de realizar conductas, con el objetivo de comprobar su estado de salud.

¿Cuáles son las causas del trastorno?

Por el momento, no existe evidencia certera sobre cuál es la causa de la hipocondría. Sin embargo, existe una serie de factores que pueden jugar un papel importante. Ellos son:

  • Creencias. La persona que padece hipocondría puede tener dificultades para tolerar la falta de certeza frente a sensaciones en el cuerpo que son inusuales e incómodas. Esto puede llevar a creer erróneamente que los síntomas son serios, y a buscar evidencia para confirmar que efectivamente se trata de una enfermedad grave.
  • Familia. Una persona puede estar más predispuesta a tener el Trastorno de Ansiedad por enfermedad si durante su infancia sus padres sus padres fueron demasiado sobreprotectores con respecto a su salud y la de sus hijos.
  • Experiencias pasadas. El hecho de haber experimentado enfermedades graves durante la infancia puede llevar a que la persona sienta temor ante distintos signos físicos; y en definitiva, desencadenar la hipocondriasis. En otro plano, haber sido sometido a abusos físicos o sexuales, perdido a algún ser querido o criarse con una persona hipocondríaca; también son factores que pueden influir en el desarrollo del trastorno.  

¿Cuáles son los síntomas de una persona hipocondríaca?

Los síntomas del Trastorno de Ansiedad por Enfermedad se centran en la preocupación que tiene la persona ante la idea de estar gravemente enferma. Todo ello, basado en sensaciones normales del cuerpo (por ejemplo, cuando el estómago hace ruidos), o signos menores (como un sarpullido). Los signos y síntomas incluyen:

  • Hipocondría - Persona mirando preocupada la computadoraEstar preocupado por padecer o desarrollar una enfermedad seria, que traiga serias dificultades a la salud.
  • Preocuparse por síntomas menores, o sensaciones en el cuerpo; pensando que puede tratarse de una enfermedad seria.
  • Alarmarse fácilmente por el estado de salud.
  • Desconfiar de los resultados negativos luego de las pruebas que realice el médico.
  • Preocuparse excesivamente por una condición médica o por el riesgo de desarrollarla ya que alguien la ha padecido en la familia.
  • Tener tanta angustia por posibles enfermedades que se torna difícil funcionar.
  • Revisar constantemente el cuerpo para encontrar signos de enfermedad.
  • Hacer citas constantemente con el médico para tranquilizarse, o por el contrario, evitar la consulta médica por el temor a ser diagnosticado.
  • Evitar personas, lugares o actividades por miedo a dañar la salud.
  • Hablar constantemente sobre la salud y posibles enfermedades.
  • Buscar continuamente en internet la causa de los síntomas o posibles enfermedades. Esto es conocido como cibercondría.

¿Cómo se diagnostica y cuál es el tratamiento de la hipocondría?

Diagnóstico

El diagnóstico de la hipocondría puede ser muy difícil de hacer, porque la persona está convencida de que sus síntomas sólo pueden deberse a una enfermedad.

Cuando los síntomas aparecen, el doctor realizará distintas evaluaciones y exámenes físicos para completar la historia médica del paciente. Si el doctor no encuentra razones físicas para los síntomas que el paciente siente, podrá vincularlos con razones de salud mental. En este sentido, lo más adecuado es recomendar la visita a un psicólogo o psiquiatra.

El psiquiatra o psicólogo hará un diagnóstico basado en la evaluación de la actitud y el comportamiento de la persona; siempre teniendo en cuenta que los problemas físicos han sido previamente descartados como causas de los síntomas.

Tratamiento

Hipocondría - Tratamiento psicológicoEl objetivo principal en el tratamiento del Trastorno de Ansiedad por Enfermedad, es el de ayudar a los pacientes a vivir y “funcionar” lo más saludablemente posible; incluso si continúan teniendo síntomas. El tratamiento también busca modificar aquellos pensamientos y comportamientos que llevan a presentar estos síntomas.

La hipocondría puede ser muy difícil de tratar. Esto se debe, en parte, al hecho de que las personas que lo padecen se niegan a creer que sus síntomas y la angustia que tienen es producto de problemas a nivel emocional/mental, más que por causas físicas.

El tratamiento para este Trastorno por lo general incluye una combinación de las siguientes opciones:

  • Apoyo afectivo del entorno. En la mayoría de los casos, lo más recomendable es que la persona permanezca en contacto regular con su médico de confianza. De este modo, el doctor podrá hacer un seguimiento de los síntomas, y estar alerta ante cualquier cambio que pueda significar una enfermedad real. A su vez, el objetivo del médico será tranquilizar y apoyar a la persona, y prevenir pruebas o tratamientos innecesarios.
  • Medicación. En algunos casos, se utilizan antidepresivos o ansiolíticos. Esto ocurre, principalmente, si la persona hipocondríaca también presenta trastornos de estado de ánimo o de ansiedad.
  • Psicoterapia. Es fundamental para ayudar al paciente a modificar el pensamiento y comportamiento que contribuyen a la percepción de los síntomas. También, la terapia puede ayudar a las personas a lidiar de mejor modo frente al estrés, y mejorar el desempeño social y laboral.