Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué es la inseguridad en Psicología?

¿Qué es la inseguridad en Psicología?

Inseguridad emocional La inseguridad es un estado emocional y cognitivo que suele aparecer en algún momento de la vida de toda persona. Sin embargo, si se vuelve frecuente y se manifiesta con intensidad, puede distorsionar la vida cotidiana del individuo.

Por ejemplo, si todo el tiempo piensa que los demás hacen las cosas mejor que él, no confía en sí mismo, es susceptible a las críticas, o antes de empezar un proyecto se desalienta. También puede considerar que las cosas buenas que le han pasado se deben a la suerte y que realmente no se las merece.

Existen personas que viven estados de inseguridad recurrentes. Esto llega a interferir de manera significativa en sus relaciones personales, en la manera en que se desenvuelven con su entorno. También puede generar un cierto grado de aislamiento social y falta de confianza en sí mismos.

El hecho que una persona tenga expectativas muy bajas acerca de sí misma genera que no tenga iniciativas ni ilusiones. Con el tiempo, este estado de estancamiento refuerza las inseguridades llevando a la persona a mantener baja su autoestima, a no confiar en sí misma y mucho menos en los demás. También, se pueden evidenciar timidez, paranoia y desarrollarse algunas psicopatologías como la fobia social y la ansiedad.

Continúa leyendo y descubre cómo se manifiesta la inseguridad y cuándo se convierte en un problema. ¿Se pueden superar los miedos e inseguridades? A continuación te lo contamos.

¿Cuáles son las causas de la inseguridad emocional?

El sentimiento de inseguridad puede deberse a varios factores, como experiencias traumáticas y una autoexigencia personal que llevan al sujeto a determinar que solo existen dos resultados: buenos o catastróficos. Además, puede suceder que una crianza exigente produzca sentimientos de inseguridad e incapacidad.

Por otro lado, la autoestima es cómo se valoran las personas y tiene un componente emocional desde el cual surge el juicio el valor.  Cuando la persona tiene una autoestima baja se manifiesta una inseguridad al no confiar en sus virtudes y capacidades, y  al exagerar los aspectos que considera negativos de sí misma.

Además, el autoconcepto y la autoimagen personal también pueden contribuir a la inseguridad, ya que dejan entrever creencias negativas que el sujeto tiene de sí mismo, como considerarse “feo” o “perdedor”.

El autoconcepto lleva a que la persona se defina de una u otra forma. En cambio, la autoimagen es cómo se reconoce y se contempla el sujeto. Cada persona tiene una imagen única según se percibe físicamente.

¿Cómo se manifiesta?

Inseguridad emocional Algunos de los comportamientos frecuentes de las personas que padecen inseguridad son:

  • El individuo pone en manos de otras personas la valoración que tiene de sí mismo: Si una persona le demuestra que la valora mucho, se sentirá bien. Por el contrario, si se siente objeto de crítica o rechazo por parte de los demás, se sentirá muy mal.
  • Se siente poco atractivo y tiene creencias negativas sobre sí mismo: Cree que es demasiado aburrido o nervioso, o se preocupa por cómo los demás lo ven por su peso o alguna característica física.
  • Falta de confianza en uno mismo: La persona vive sumida en el miedo y temor del “qué dirán”. Es susceptible a las críticas. Se hace pasar por otra persona, busca esconder sus defectos.
  • Manifiesta dudas frecuentes: Cree que no es lo suficientemente bueno para hacer una tarea, por lo que presenta una incapacidad de tomar decisiones por miedo a equivocarse. Como consecuencia puede no entregar trabajos o informes. También, necesita infinitas pruebas de amor de la pareja.
  • Evita conocer gente nueva: Percibe a los demás como una amenaza para su seguridad emocional.  
  • Falta de asertividad: Siente que debe agradar a todo el mundo.

¿Cuándo se convierte en un problema?

La inseguridad puede interferir de forma significativa en la manera en que la persona se desenvuelve y se relaciona con su entorno. Esto puede significar problemas de comunicación y conflictos en las relaciones personales. También genera aislamiento.

Mientras mayor es la inseguridad, mayor es el aislamiento social y la timidez, y se tiende a desarrollar una fobia social. Además, la falta de seguridad puede llevar a la persona a tener actitudes agresivas o distantes hacia los otros.

Por otra parte, al desconfiar de su criterio a la hora de tomar decisiones, lo lleva a depender de los demás. Como consecuencia, puede desarrollar una dependencia emocional.

El hecho de tener la aprobación de los demás para sentirse valorado o de evitar cruzarse con aquellas personas que considera críticas a todo lo que dice, piensa o hace, ya sea en el trabajo, familia, vía pública, etc., puede generar altibajos emocionales, ansiedad y malestar general.

¿Cómo superar los miedos e inseguridades?

Los miedos y las inseguridades se pueden superar mejorando el autoestima, la independencia emocional y las habilidades sociales. También, trabajando en aquellos pensamientos negativos que tiene la persona sobre sí misma, poco ajustados a la realidad. Esto lleva a poder revisar pensamientos paranoicos para dejar de creer que las demás personas tienen intenciones de herir o burlarse constantemente.

En el caso que la inseguridad vaya asociada con una psicopatología como la fobia social o la ansiedad, se deberán tratar primero estos para que la falta de seguridad disminuya.

A través de un tratamiento cognitivo-conductual, el individuo debe poder reconocer sus propios recursos para valorarse a sí mismo, y luego ponerlos en prácticas. Además, debe poder reconocer sus logros personales, eliminar viejas creencias y abrirse a creencias más objetivas y útiles para su identidad.

El trabajo con la imagen que el sujeto tiene de sí mismo no es menos importante. Por ejemplo, el auge de las redes sociales facilita dar una imagen de lo que no se es en la realidad, esto permite la aparición de inseguridades debido a la idealización. Sin embargo, por lo general la imagen que se tiene de ese otro en las redes sociales suele ser distorsionada.

La persona desarrolla la seguridad a lo largo de su vida, a partir de cómo la valoran los demás y de cómo maneja los éxitos y fracasos. Como dijimos al comienzo, la inseguridad suele aparecer en diferentes momentos de la vida. Si se hace un estado permanente se puede tratar y  solucionar.