Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿En qué consiste la fobia social?

Fobia Social - Hombre se siente señalado

¿En qué consiste la fobia social?

Fobia Social - Hombre se siente señaladoMuchas veces nos sentimos nerviosos en la previa de un evento en donde seremos el centro de atención. A veces, nos avergonzamos e incluso tenemos dificultades para desenvolvernos en una reunión importante de trabajo. Se trata de reacciones relativamente comunes, que a menudo logramos superar. Pero quienes tienen Fobia Social, pueden llegar a sufrir más de la cuenta por éstas y numerosas situaciones de interacción social de la vida cotidiana.

La Fobia Social es una de las formas más comunes de los trastornos de ansiedad. De hecho, se cree que en algún momento llegará a afectar al diez por ciento de la población mundial. También, se trata de uno de los motivos más frecuentes de consulta en el consultorio.

¿En qué consiste esta condición? ¿Cuáles son sus causas y síntomas? ¿Puede tratarse? Te invitamos a seguir leyendo para conocer más sobre esta problemática.

¿Que es la fobia social?      

La fobia social, también conocida como Trastorno de Ansiedad Social, es una condición en donde la interacción con otras personas provoca miedo y ansiedad.

Quienes la padecen, presentan un fuerte temor a ser juzgados, humillados, o pasar vergüenza frente a otras personas. Este temor puede ser tan fuerte que incluso llega a afectar situaciones cotidianas como ir al colegio, al trabajo o realizar simples acciones frente a otras personas.

Las personas con fobia social sienten temor de llevar a cabo acciones comunes frente a otros. La mayoría entiende que no es un miedo normal, y que no deberían sentirse de ese modo. Sin embargo, no pueden controlarlo. Como consecuencia, muchas veces terminan aislándose y evitando lugares o eventos que puedan afectarlos.

La ansiedad social puede manifestarse en:

  •     Situaciones de desempeño.
  •     Situaciones que involucran interacción social.

Además, hay casos en que se presenta puntualmente, en determinadas situaciones. En otros, las personas que lo padecen presentan síntomas en casi todas las situaciones sociales.

Por lo general, esta condición comienza a manifestarse en la juventud. Si no se trata en algún momento, puede acompañar a las personas durante muchos años, y tener un impacto significante en sus vidas. Incluso, puede llegar a afectar el desarrollo de todo el potencial de una persona.

 

Te puede interesar leer sobre «Agorafobia: Entre el pánico y la verguenza»

¿Cuáles son las causas de la Ansiedad Social?

Por el momento, no se ha logrado establecer con claridad cuáles son las causas que llevan a una persona a sufrir de Fobia Social. Sin embargo, las investigaciones actuales sugieren que el motivo puede hallarse en la combinación e interacción entre factores genéticos y ambientales. También, se ha comprobado que las experiencias negativas repercuten en la aparición de esta condición.

A modo de síntesis, puede decirse que las posibles causas son las siguientes:

  • Rasgos hereditarios. Los investigadores han comprobado que en muchos casos, los trastornos de ansiedad suelen ser hereditarios. De todos modos, la realidad es que aún no se sabe a ciencia cierta cuánta influencia puede tener la predisposición genética.
  • Temperamento. Los jóvenes y adolescentes que son tímidos, o tienen problemas para relacionarse, suelen tener más riesgo de presentar esta condición. En los niños, el apego con sus padres, la timidez y el llanto fácil pueden indicar temperamentos que deriven en fobia social de mayores.
  • Estructura del cerebro. Existe una estructura en el cerebro llamada “núcleo amigdalino”, que influye en el control de la respuesta ante el miedo. Quienes tienen un núcleo amigdalino hiperactivo, pueden presentar una respuesta exacerbada ante el miedo. Como consecuencia, esto produce un aumento de la ansiedad en situaciones sociales.
  • Entorno. Tal como manifestamos antes, el trastorno de ansiedad social puede ser una conducta adquirida, que se manifiesta después de una situación social desagradable o incómoda.

Te puede interesar leer sobre «Amaxofobia o miedo a manejar»

¿Cuáles son los síntomas?

Por lo general, quienes padecen Fobia Social manifiestan síntomas en tres niveles: el somático o físico, el cognitivo y el conductual.

Manifestaciones físicas

Las personas con ansiedad social tienden a:

  • Sudar excesivamente.
  • Temblar, o sentir que el corazón les late muy rápidamente.
  • Sentir tensión muscular.
  • Tener una sensación de ahogo o falta de aire.
  • Ruborizarse o tartamudear cuando intentan hablar.
  • Sentir sequedad en la boca.
  • Sentir náuseas o malestar estomacal.

Estos síntomas conllevan a que la persona sienta más ansiedad aún, ya que cree que los demás lo notarán (incluso cuando los síntomas son apenas reconocibles por el resto).

Manifestaciones cognitivas

Algunos de los síntomas más frecuentes son:

  • Problemas para pensar (confusión, quedarse en “blanco” cuando deben decir algo).
  • Tendencia a centrar la atención en uno mismo, en las emociones negativas, los propios síntomas, errores que se puedan cometer.
  • Miedo a ser observados, a sufrir ataques de pánico, o padecer demasiada ansiedad.
  • Temor a no poder comportarse de manera adecuada.
  • Temor a que los demás noten los síntomas.
  • Miedo a ser criticados, evaluados negativamente o rechazados.
  • Temor a no poder alcanzar las metas propuestas.

Manifestaciones conductuales

La estrategia más frecuente utilizada por quienes padecen Trastorno de Ansiedad es la evitación de las situaciones estresantes.

Algunas conductas defensivas que suelen llevarse a cabo para reducir la ansiedad y reducir sus consecuencias son:

  • Evitar hablar mucho, o hacerlo brevemente y no sobre uno mismo.
  • Evitar los silencios hablando mucho y de manera apresurada.
  • Ensayar con cuidado lo que se va a decir.

También, suele recurrirse a conductas específicas para disimular los síntomas físicos. Por ejemplo, una persona que padece Ansiedad Social puede maquillarse o dejarse barba para disimular el rubor. También, puede llevar sus manos en los bolsillos para que no perciban el temblor en sus manos o usar ropa ligera para evitar transpirar.

Ante la imposibilidad de evitar la situación, es posible que aparezcan muecas, gestos que manifiesten inquietud, tartamudeo o silencios largos.

¿Cómo se trata la Fobia Social?

De todos los tratamientos que existen para la Ansiedad Social, la terapia cognitiva conductual es una de las que ha demostrado mejores resultados.

Este tipo de terapia se basa en la premisa de que lo que uno piensa afecta a cómo se siente, y estos sentimientos afectan a su vez al comportamiento. En consecuencia, si cambiamos la forma de pensar sobre situaciones sociales que nos producen ansiedad, nos sentiremos y funcionaremos mejor.

La Terapia Cognitiva Conductual puede involucrar:

  • Aprender a controlar los síntomas físicos de la ansiedad, a través de técnicas de relajación y ejercicios de respiración.
  • Desafiar los pensamientos negativos y sin sentido, que desencadenan y alimentan la ansiedad social, reemplazándolos con puntos de vista más equilibrados.
  • Enfrentar situaciones sociales que generen temor,en vez de evitarlas. Esto se hace de manera gradual y sistemática.
  • Juegos de rol, entrenamiento de habilidades sociales, y otras técnicas. A menudo, estas dinámicas se practican desde la terapia grupal. Ésta utiliza la actuación, observación y otros ejercicios para trabajar en situaciones sociales que puede llegar a causar ansiedad en el mundo real.

El trabajo en equipo es fundamental dentro de esta terapia: paciente y psicólogo trabajan juntos para identificar los pensamientos negativos y comenzar a cambiarlos. Lo importante es centrarse en el presente, más allá de las malas experiencias pasadas.

También, es de gran importancia que el paciente practique en su hogar. Sólo con práctica y buena predisposición se podrán lograr mejores resultados.

Te puede interesar leer sobre «Talasofobia o miedo al mar»

Fuentes:

DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos MentalesManual para el tratamiento cognitivo-conductual de los trastornos psicológicos.