Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Tipos de trastornos de ansiedad más comunes

Tipos de trastornos de ansiedad más comunes

tipos de trastornos de ansiedadExisten diferentes tipos de trastornos de ansiedad, los cuales tienen distintas causas, síntomas y manifestaciones.

Algunos de los tipos de ansiedad más comunes son los siguientes:

Trastorno de pánico

Este tipo de trastorno de ansiedad se caracteriza por la aparición de episodios inesperados y repetidos de miedo intenso o malestar intenso que alcanza su máxima expresión en minutos. Estos episodios de ataques de pánico que aparecen de manera súbita están acompañados de los siguientes síntomas:

  • Palpitaciones, aceleración de la frecuencia cardíaca
  • Temblor o sacudidas
  • Sudoración
  • Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.
  • Náuseas o malestar abdominal
  • Dolor o molestias en el tórax
  • Escalofríos o sensación de calor
  • Miedo a perder el control o de “volverse loco”
  • Miedo a morir

Trastorno Obsesivo-Compulsivo

El trastorno Obsesivo-Compulsivo, más conocido como TOC, es un tipo de trastornos de ansiedad que se caracteriza por estar asociado a pensamientos y rituales que se llevan a cabo por lo menos una hora al día, aunque a menudo por más tiempo, son repetitivos y perturbadores,  y la persona no los puede controlar.

El TOC produce sensaciones de temor, angustia y estrés, generando un deterioro en la vida cotidiana de la persona.

Algunos síntomas del trastorno Obsesivo-Compulsivo:

  • Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes no deseadas, que se experimentan y que causan ansiedad y malestar importante.
  • Comportamientos repetitivos e indeseados que el sujeto no puede controlar, que realiza como respuesta a una obsesión y su aplicación es de manera rígida. Por ejemplo: lavarse las manos, abrir y cerrar las puertas, contar, repetir palabras en silencio, comprobar si están las cosas.
  • No se obtiene placer de estos comportamientos o rituales, causan angustia e interfieren en la vida cotidiana.

Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT)

En nuestro día a día cualquier persona puede tener una experiencia abrumadora como tener un accidente de tránsito, ser víctima de un robo, presencia un accidente, tomar conocimiento que un familiar ha vivido un suceso traumático.

La mayoría de las personas superan con el tiempo estas experiencias sin necesidad de ayuda. Sin embargo, en otras personas estas experiencias traumáticas desencadenan reacciones que pueden durar muchos meses, generando el trastorno por Estrés Postraumático o TEPT, el cual afecta la vida social.

Luego del suceso traumático se pueden presentar estos síntomas:

  • Recuerdos angustiosos, recurrentes e involuntarios del evento.
  • Dificultad para dormir. Los sueños se relacionan con el suceso traumático.
  • Reacciones fisiológicas intensas a factores internos o externos que simbolizan o se parecen a un aspecto del suceso vivido.
  • Creencias o expectativas negativas exageradas y persistentes sobre uno mismo y los demás, como por ejemplo “estoy mal”, “no puedo confiar en nadie”, “el mundo es muy peligroso”.
  • Persiste un estado emocional negativo y una incapacidad para experimentar emociones positivas. Prevalece el miedo, el enfado, la culpa, por sobre la felicidad.
  • Arrebatos de furia y comportamientos imprudentes o autodestructivos.
  • Hipervigilancia.

Fobia social

Mantener una conversación, reunirse con personas extrañas, hablar delante de otras personas, son algunos de los ejemplos de interacciones sociales donde se puede presentar el Trastorno de Ansiedad Social, mejor conocido como Fobia Social.

Este tipo de trastorno se caracteriza por la presencia de miedo y ansiedad intensa en una o varias situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al trato y posible evaluación de otras personas.

Para las personas que experimentan la fobia social, las interacciones sociales de la vida cotidiana son motivo de miedo, timidez, vergüenza, ansiedad irracional.

Los síntomas incluyen:

  • Miedo a actuar de cierta manera por temor a ser juzgado, rechazado, pasar vergüenza o sufrir algún tipo de humillación.
  • Evita las situaciones sociales porque casi siempre le provocan miedo o ansiedad.
  • El miedo o la ansiedad son desproporcionados a la amenaza real planteada por la situación social y el contexto.
  • Este miedo y ansiedad deteriora lo social, laboral, y la vida cotidiana.

Agorafobia

Las personas que presentan agorafobia tienen miedo o ansiedad intensa ante dos o más de las siguientes situaciones:

  • Tomar un transporte público
  • Estar en sitios cerrados como el cine, el teatro o  una tienda de ropa
  • Estar en espacios abiertos como en un puente o una zona de estacionamiento
  • Hacer cola o estar en medio de una multitud
  • Estar fuera de casa solo

Por ende, evitan los lugares que producen sensación de miedo, lo cual se termina convirtiendo en una costumbre.

Ante una situación agorafóbica, la persona se angustia, se acelera el pulso cardíaco, nota un sudor frío en el cuerpo, se vuelve extremadamente sensible. Esta ansiedad se genera por miedo de perder el control de sus propias reacciones y llegar a sufrir un ataque de pánico debido a no poder escapar o no disponer ayuda en situaciones semejantes al pánico.