Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Ansiedad infantil: tipos, síntomas y tratamiento

Ansiedad Infantil

Ansiedad infantil: tipos, síntomas y tratamiento

ansiedad en niñosA medida que los niños crecen, viven momentos en los que sienten miedo y angustia ante determinadas situaciones. Es normal sentir ansiedad en las diferentes etapas de desarrollo. Con el tiempo, la mayoría de los niños van superando las situaciones de ansiedad propias de cada fase evolutiva. Sin embargo, en algunos casos las preocupaciones y miedos son excesivos. Por lo tanto interfieren en la vida social, familiar y educativa del niño. 

Identificar la ansiedad infantil no es fácil. Según un informe de “Child Mind Institute” de Estados Unidos, en algunos casos cuando el niño manifiesta comportamientos explosivos se lo interpreta erróneamente como hostil u oposicionista, o una forma de “llamar la atención”. También, los niños que presentan ansiedad social se les atribuye “timidez” y pocas personas reconocen la grave angustia que está experimentando el menor. Sin embargo, el estudio destaca que el reconocimiento clínico y diagnóstico de los trastornos de ansiedad en la infancia han ido aumentando en la última década. Estos pasaron de un 3,5% a un 4,1%. 

De este informe también se desprende que aproximadamente 117 millones de niños y adolescentes en todo el mundo han sufrido algún tipo de problema relacionado a la ansiedad. 

A continuación, te contamos cuáles son los tipos de trastorno de ansiedad durante la infancia. ¿Cómo diferenciar la ansiedad de un miedo típico propio de la niñez? ¿Cómo se puede tratar la ansiedad infantil? Seguí leyendo. 

¿Por qué se produce la ansiedad en los niños?

El origen de la ansiedad infantil es multicausal. Existen varios factores que pueden desencadenarla, entre ellos se incluyen:

  • Acontecimientos vitales estresantes: Determinadas situaciones que sucede en la vida de un niño pueden ser estresantes y difíciles de afrontar. Por ejemplo: conflictividad familiar, escolar o social. También, la pérdida o duelo de un ser querido, cambio de colegio o de casa. O situaciones vividas como traumáticas. La elaboración cognitiva que realice el niño sobre una experiencia vivida como atemorizante puede influir en el desarrollo de un tipo de ansiedad en el futuro.
  • Estilo de crianza: La sobreprotección excesiva, que en algunos casos se debe a propias ansiedades de los padres, puede generar en el niño una sensación de inseguridad. Además, lo puede llevar a sentirse desprovisto de los recursos personales para defenderse y sobreponerse a situaciones difíciles. De la misma forma, estilos educativos excesivamente críticos, punitivos y exigentes pueden resultar intimidatorios e interferir en el desarrollo del niño.
  • Conductas aprendidas: Algunos miedos específicos pueden ser transmitidos por los padres e incorporados por los chicos. Los niños suelen estar influenciados por conductas y emociones expresadas por sus padres o figuras afectivas. 
  • Genética: Cuando en la familia existe un miembro con un trastorno de ansiedad, el niño puede heredar ciertos genes que lo hacen más proclive a la ansiedad. 

¿Cuáles son los principales tipos de ansiedad durante la infancia? 

niños y padres ansiososLa ansiedad en los niños puede manifestarse de las siguientes formas: 

Trastorno de ansiedad por separación:

Es normal que los bebés y niños pequeños se pongan nerviosos y ansiosos las primeras veces que se separan de sus padres. Como también de las personas afectivamente vinculados. Pero, al cabo de un tiempo se irán acostumbrando a quedarse con un abuelo, a cuidado de una persona, en la escuela.

Sin embargo, en algunos casos, los niños se angustian demasiado y se ponen muy nerviosos ante la separación cotidiana. Este malestar surge cuando tienen que separarse de las figuras de apego para ir a la escuela o cuando los adultos deben ausentarse un tiempo corto de casa.

Por lo general, los niños se niegan a realizar actividades sin sus padres o mediante llantos y rabietas se niegan a ir a la escuela. Presentan dificultades para conciliar el sueño estando solos. Algunos miedos irracionales del tipo de ansiedad por separación es el temor a ser abandonado o que los padres no vuelvan más a casa.

Ansiedad social:

A medida que van creciendo, los niños se relacionan socialmente con otros niños y también con adultos. Sin embargo, algunos niños sienten ansiedad ante la proximidad de ciertas situaciones sociales. El sentimiento predominante es la vergüenza excesiva.

El niño tiende a evitar y rechazar cualquier situación en la cual sienta la posibilidad de ser avergonzado o hacer el ridículo y ser objeto de críticas. De esta manera, evita ir a cumpleaños donde debe interactuar socialmente, participar espontáneamente frente a la clase, hablar en voz alta. Algunas sensaciones corporales acompañan la ansiedad social tales como dificultad para respirar, mareos, se les acelera el corazón, se ruborizan, y se pueden notar mareados. 

Mutismo selectivo:

Los niños que tienen mutismo selectivo pueden hablar, pero hablan cuando están en su casa o con sus mejores amigos. Sin embargo, se niegan a hablar en la escuela y en otros lugares donde sienten miedo.

Muchos niños que manifiestan una angustia severa, por ejemplo aquellos con mutismo selectivo se los etiqueta como “niños tímidos”. Sin embargo, es importante distinguir entre timidez normal y ansiedad clínica. 

Fobias específicas:

Es normal que un niño sienta miedo ante la oscuridad, los monstruos, los animales de gran tamaño o los ruidos fuertes como los truenos o fuegos artificiales.  Sin embargo, una fobia es un miedo intenso y más duradero. Esto lleva al niño a tratar de evitar ir a lugares donde cree que puede encontrarse con eso que teme.

En estas situaciones, los niños manifiestan un miedo intenso y persistente acompañado de una crisis de angustia severa. Algunas fobias específicas son: a las inyecciones, la sangre, la oscuridad, animales e insectos. 

Ansiedad generalizada (TAG):

El niño está gran parte de su tiempo preocupado por algo. Esto le dificulta relajarse, divertirse, conciliar el sueño por la noche. En algunos casos, los niños se guardan sus preocupaciones para sí mismos, mientras que otros las expresan a sus padres o maestros. Estas preocupaciones están acompañadas de dolores de cabeza, dificultad para concentrarse por momentos, insomnio.

Los niños con TAG se preocupan de manera excesiva por los deberes, los exámenes, por no cometer errores. También les preocupan temas como el futuro, el clima, la seguridad y la salud de su familia. 

¿Cómo diferenciar la ansiedad infantil de miedos típicos de la edad?

Ansiedad InfantilHay que tener en cuenta que en cada etapa del desarrollo se puede manifestar transitoriamente una ansiedad normal. Es común que los niños más pequeños tengan miedo de separarse de sus padres. En niños más grandes son esperables algunos miedos como a la oscuridad, a las tormentas, a ciertos animales, o ir a la escuela. Además, pueden presentar dolores de panza, de cabeza, como síntomas de dicha ansiedad.

De todas maneras, cuando estas preocupaciones se vuelven excesivas y la ansiedad persiste más allá de la etapa de desarrollo, se puede considerar la existencia un tipo de trastorno de ansiedad. En todos los casos, los niños que manifiestan un tipo de ansiedad ven afectado su rendimiento escolar, social y personal. Algunas señales pueden ser:

  • Comportamiento de apego excesivo con sus padres y rechazar ir a la escuela. El niño puede aferrarse a sus padres a la hora de ir al colegio, llorar y acabar por perder ese día de clases. También puede actuar como si estuviera asustado, negarse a hablar o a hacer cosas. En algunos casos se manifiesta una marcada hiperactividad. 
  • Algunas reacciones corporales ante un estado ansioso: falta de aire, dolores de panza o de cabeza, sudores, taquicardia, tener la cara caliente, la boca seca y las manos húmedas. También pueden sentirse mareados e inestables.
  • Los niños que padecen ansiedad pueden presentar síntomas que los demás pueden pasar desapercibidos: como estar nerviosos, asustados o preocupados.
  • El miedo, la preocupación y la vergüenza aparecen de forma desmedida y con frecuencia. También, se exageran los estímulos que se reciben del medio. Por ejemplo: una mala nota se transforma en “perdí el año”, el alejamiento de los padres porque se van a trabajar se convierte en la seguridad de  “no los veré nunca más”, etc. 

Ansiedad en niños: ¿Se puede tratar?

En la mayoría de los casos, los tipos de ansiedad durante la infancia se manifiestan mediante síntomas somáticos. Por ende, se hace difícil identificar y delimitar un trastorno de ansiedad en una consulta al pediatra. Además, se suele confundir los síntomas de la ansiedad con otras patologías como el trastorno del aprendizaje, trastornos negativista desafiante, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), depresión. 

Sin embargo, el diagnóstico temprano y una intervención efectiva ayuda a reducir el impacto de los trastornos de ansiedad en la vida social, familiar y escolar del niño, así como a disminuir la posibilidad del desarrollo de una psicopatología en la etapa adulta.

Entre las principales modalidades de tratamiento se encuentran la terapia cognitivo conductual y la psicoeducación centrada en la familia del niño.

Los padres y el núcleo familiar deben ser incluidos en la terapia de la ansiedad infantil, ya que necesitan comprender la naturaleza del trastorno de ansiedad con el fin de colaborar en la recuperación del niño.

Como dijimos al comienzo, es importante tener en cuenta que existen ciertos miedos y ansiedades normales en cada etapa del desarrollo. Por esto, es importante que un profesional especializado en salud mental y psicoterapia infantil pueda determinar o descartar la existencia de un posible trastorno de ansiedad en el niño.

Fuentes:

https://childmind.org/our-impact/childrens-mental-health-report/2018report/

http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1688-12492006000100008 

https://scp.com.co/wp-content/uploads/2016/04/1.-Trastornos-ansiedad-1.pdf