Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Koumpounofobia: la extraña fobia a los botones

Koumpounofobia - Conjunto de botones

Koumpounofobia: la extraña fobia a los botones

Koumpounofobia - Conjunto de botonesLa koumpounofobia es una fobia relativamente extraña, pero que existe. Se explica, básicamente, como el miedo irracional y persistente a los botones. Las personas que tienen esta fobia tienden a evitar usar ropa con botones, y a cambiarla por atuendos con cierre o sin ningún accesorio. 

El problema se presenta en diferentes grados, pero quienes lo padecen con intensidad pueden ver su vida y desempeño cotidiano totalmente condicionados. Sólo verlos, hablar sobre ellos o incluso imaginarlos; puede desencadenar numerosos síntomas. 

¿Por qué se produce esta fobia? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Puede tratarse? Encontrá las respuestas en este artículo. 

Fobia vs. Aversión 

Es importante realizar una diferenciación entre estos dos conceptos: no es lo mismo tener una aversión hacia cierto objeto, que padecer una fobia.

La aversión se entiende como una fuerte repulsión a tocar, probar o escuchar cosas ante las cuales la mayoría de la gente es indiferente o, e incluso encuentra placentera. Son similares a las fobias específicas, pero la diferencia es que producen malestar (no ansiedad o miedo), y generalmente, se dan ante estímulos distintos a los asociados a las fobias. Escalofríos, erizamiento de los pelos, palidez, frío y a veces náuseas; son síntomas típicos.

Las aversiones suelen incomodar a las personas que la padecen, pero raramente interfieren de manera grave en la vida. Aunque sí pueden hacer que éstas dejen de llevar a cabo algunas actividades que disfrutan.

Por otra parte, la fobia es un tipo de trastorno de ansiedad que se da ante determinadas situaciones u objetos. Se trata de un temor fuerte e irracional hacia algo que no presenta un peligro real. Genera grandes problemas en el desempeño de la vida cotidiana, y sus síntomas repercuten tanto a nivel emocional como físico. 

Te puede interesar «¿Qué es la Misofobia o mierdo a la contaminación?»

¿Qué origina la fobia a los botones? 

Por lo general, las fobias se clasifican en dos tipos: complejas y específicas. Teniendo en cuenta que koumpounofobia está direccionada a un objeto en particular, se enmarca dentro de las fobias específicasreferidas al miedo hacia materiales o situaciones particulares.

Cuando hablamos de fobias específicas, no existe una única causa que las explique. Por lo general, la fobia a los botones surge de una combinación de factores que las terminan desencadenando. Algunos de ellos son: 

Genéticos

La predisposición genética juega un rol importante en este tipo de emociones. Una persona que tiene familiares con fobia a los botones, tiene un mayor riesgo de desarrollar este padecimiento. Adicionalmente, la mutación en determinados genes puede predisponer a la persona a desarrollar una serie de desórdenes emocionales, entre los que se encuentran las fobias específicas.

A veces, la combinación de los factores genéticos y ambientales juegan un rol importante en las fobias específicas. Sin embargo, no todas las personas que tienen predisposición a desarrollarla, padecen koumpounofobia.  

Experiencias traumáticas durante la infancia

Muchas veces, las fobias específicas se explican por experiencias negativas ocurridas durante la infancia.

La fobia a los botones puede originarse, por ejemplo, si una persona tuvo un accidente durante la infancia al inhalar o tragar un botón. También, si un niño olvidó abrochar su camisa o pantalón, motivo por el cual sus compañeros de colegio lo molestaron. En ocasiones, la fobia se vincula a eventos aún más traumáticos: si una persona sufrió abusos durante la infancia, y quien los perpetuaba se caracterizaba por utilizar atuendos con botones; la víctima puede asociar esos objetos con la situación traumática.

Eventos traumáticos de este tipo, de mayor o menor gravedad e intensidad, pueden causar una evaluación negativa permanente hacia los botones.

Te puede interesar «Agorafobia: entre el pánico y la vergüenza»

¿Cuáles son los síntomas de la fobia a los botones?

Pese a que muchas veces el problema se aborda con liviandad, la vida de las personas que padecen fobia a los botones tiende a ser muy complicada. No usar ropa con estos objetos puede ser sencillo, pero evitar verlos es prácticamente imposible. 

Por lo general, las reacciones de las personas que padecen koumpounofobia son automáticas, incontrolables, y tienden a apoderarse de sus pensamientos.

Las personas con fobia a los botones pueden manifestar los siguientes síntomas: 

  • Incapacidad para ver, escuchar o sentir la textura de un botón.
  • Sensación de pánico o terror al ver o pensar en un botón.
  • Conocimiento de que el miedo va más allá de los parámetros normales. Las personas saben que se trata de algo superfluo, trivial; pero al mismo tiempo no pueden evitar el rechazo hacia estos objetos.

Por otra parte, las reacciones físicas pueden incluir:

  • Koumpounofobia - Mujer con náuseasTaquicardia.
  • Falta de aire.
  • Temblores.
  • Transpiración excesiva.
  • Náuseas.
  • Boca seca.
  • Inhabilidad para hablar o pensar claramente.
  • Tensión en los músculos.
  • Problemas gastrointestinales.
  • Un deseo incontrolable de escapar de situaciones en donde puede haber o se puede hablar sobre botones. 

El hecho de padecer estos síntomas puede llevar a la persona con koumpounofobia a experimentar grandes problemas en su desempeño cotidiano; llegando incluso a aislarse socialmente con el objetivo de evitar los botones.

Te puede interesar «Tripofobia o miedo a los agujeros: ¿Qué es y cómo superarlo?»

¿Puede tratarse la fobia a los botones?

Koumpounofobia - Mujer en tratamiento psicológicoComo ocurre con toda fobia, la respuesta es sí: puede tratarse. El problema es que muchas veces, las personas se sienten demasiado avergonzadas para reconocer su problema con los botones.

Sin embargo, existen muchas formas de superar este problema.

La terapia psicológica es fundamental. Puede ayudar a racionalizar los pensamientos negativos, y modificarlos de manera positiva para afrontar las causas del miedo. 

En la psicología existen diferentes corrientes cuyo abordaje a las problemáticas varía. Dentro de ellas, la terapia cognitivo conductual se destaca por sus buenos resultados en el tratamiento de las fobias. Más específicamente, la terapia de exposición (incluso, mediante realidad virtual), es de gran ayuda para que los pacientes puedan desensibilizarse y cambiar la percepción sobre los objetos que le provocan miedo.