Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19

Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Realidad virtual y Psicología

realidad virtual en psicología

Realidad virtual y Psicología

Tal como pasó con otros dispositivos como los celulares o internet, la aparición de la realidad virtual supone uno de los cambios tecnológicos más relevantes de los últimos tiempos.

De acuerdo a la RAE, la realidad virtual (RV) es la “representación de escenas o imágenes de objetos producida por un sistema informático, que da la sensación de su existencia real”.

En otras palabras, se trata del uso de distintos dispositivos tecnológicos para crear un entorno simulado. Por ello, la realidad virtual tiene dos características esenciales:

  • Inmersión, porque coloca al usuario dentro de esa experiencia, y posibilita que la persona tenga la sensación de encontrarse físicamente presente en ese mundo virtual.
  • Interacción, porque permite que la persona pueda interactuar con ese mundo virtual en tiempo real.

A su vez, a través de esta tecnología se simulan numerosos sentidos, como la visión, audición, el tacto e incluso el olor. Es decir, se trata también de una inmersión sensorial en un nuevo mundo, basado en entornos que pueden ser reales o no, que han sido generados de manera artificial, y que pueden percibirse gracias al uso de lentes de realidad virtual y sus accesorios (cascos de audio, guantes, etc.).

En este artículo te contaremos cuales son los principales uso en salud mental, los beneficios que tiene el uso de esta tecnología y las diferentes aplicaciones disponibles en el mercado.

¿Cuáles son los beneficios de la Realidad Virtual aplicada a la psicología?

La Realidad Virtual se concibe como una nueva forma de acompañar la terapia, con grandes ventajas para los tratamientos en salud mental. Es muy importante aclarar que el uso de realidad virtual debe ser siempre un complemento de la terapia, y no la terapia en sí misma.

Esta experiencia virtual tiene la capacidad de generar en las personas las mismas emociones y reacciones que las que experimentaría en el mundo real. La diferencia es que se trata de un ambiente controlado, en donde puede intervenir el profesional/psicólogo.

Por ello, no hace falta esperar a que se produzcan los acontecimientos en el mundo real, sino que el paciente tiene la posibilidad de auto-entrenarse y aprender nuevas herramientas que le permitan superar esa situación generadora de estrés.

La realidad virtual ofrece muchas ventajas para la terapia:

Aceptación de la realidad virtual

Dado que las situaciones no son “reales”, los pacientes pueden aceptar de mejor manera la exposición. La Realidad Virtual tiene un mayor índice de aceptación que otras técnicas como la desensibilización sistemática y la exposición en vivo. En un estudio realizado en España en 2007, el 27% de las personas dijo negarse a someterse a las técnicas tradicionales de exposición porque les generan miedo. Por el contrario, sólo el 3% de los participantes se negaron a usar la Realidad Virtual, sabiendo que tienen la posibilidad de enfrentar sus miedos en un entorno seguro, en el que pueden decidir cuándo parar.

Ambiente controlados

Los ambientes están grabados por lo que no vamos a tener «sorpresas» en los ambientes que exponemos a nuestros pacientes. Por ejemplo, si llevamos a nuestro paciente por primera vez al aeropuerto por que tiene miedo a volar y una persona sufre un ataque de pánico y comienza a los gritos o justo hay una emergencia, nuestro paciente puede tener un aumento en su fobia y esa salida ser contraproducente.

Regulación de la intensidad

Se puede regular la intensidad y características de la exposición, por lo que el paciente puede exponerse a casi todas las situaciones posibles. En la mayoría de las aplicaciones que se usan en psicología, el profesional puede manejar variables del entorno que podrían aumentar o disminuir la ansiedad del paciente. Por ejemplo se puede hacer elegir que la exposición sea de día o de noche o en el caso de fobias, el objeto fobico puede ser más o menos real.

Se puede repetir la exposición

Es posible repetir una y otra vez la tarea de exposición, sin necesidad de cambiar los parámetros o ir aumentando el grado de intensidad gradualmente.  

Ahorro de tiempo y dinero

No es necesario salir del consultorio para realizar la exposición, lo que supone un ahorro de tiempo y dinero. Además puede haber exposiciones que seria imposible de generar en la vida real. 

Intimidad y cooperación

Favorece algunos aspectos como la protección a la intimidad, ya que no es necesario que el paciente manifieste sus síntomas en lugares públicos. Del mismo modo, se ha visto que la mayoría de la gente disfruta de las experiencias con RV. Esto genera una mayor predisposición y cooperación por parte del paciente. 

¿En qué tratamientos psicológicos se utiliza la realidad virtual?

La Realidad Virtual ha sido adoptada por numerosos psicólogos principalmente con enfoques conductuales y cognitivo-conductuales. Es una gran herramienta para trabajar con los pacientes tanto como técnica de exposición (un tipo de tratamiento en donde se expone lentamente a los pacientes a un estímulo fobico o traumático).

En términos generales, la efectividad de la RV ha sido probada en el tratamiento de:

Realidad virtual en tratamientos de fobias

Probablemente, el área de mayor desarrollo de las aplicaciones de RV para trastornos mentales es el de las fobias.

La realidad virtual se ubica como una gran alternativa para el tratamiento de esos miedos irracionales, que muchas veces paralizan a quienes lo sufren. Lo que se busca es engañar al cerebro con entornos artificiales, con el objetivo de combatir temores reales.

¿Cómo se utiliza la realidad virtual para tratar las fobias?

Con la RV lo que se hace es una exposición progresiva al estímulo. Por ejemplo, un paciente que tiene fobia a al mar, se coloca el casco que lo sumerge en el mundo virtual donde aparecerá el mar. El paciente y el océano estarán juntos, en la misma habitación. En el primer encuentro, el mar va a estar ubicado bien lejos. Incluso, puede que tenga características de dibujo animado, con el objetivo de que su presencia no se vea tan amenazante. Esto ayudará a reducir lentamente los umbrales de ansiedad.

Así, a medida que avancen los encuentros y de acuerdo al ritmo del paciente, la exposición se irá incrementando. El objetivo final en este caso sería que la persona no se perturbe a nivel cognitivo, emocional y fisiológico; ante la presencia o al sumergirse virtualmente en el océano.

La diferencia está en que esta exposición se produce en un ambiente controlado, donde el profesional puede intervenir, y en ausencia de las consecuencias temidas. Esto permite:

  • Habituarse al estímulo fóbico.
  • Extinguir las reacciones de miedo (al debilitarse las asociaciones previamente aprendidas entre estímulos-peligro).
  • Desconfirmar las creencias irracionales, e incorporar otras más realistas.
  • Aprender técnicas de regulación emocional e incrementar las expectativas de autoeficacia.

¿Cuáles son las ventajas de la realidad virtual en el tratamiento de fobias?

Además de lo mencionado anteriormente, la realidad virtual ofrece numerosas ventajas para el tratamiento de las fobias:

  • El entorno puede manipularse en función del grado de tolerancia del paciente.
  • La realidad virtual permite construir el contexto de intervención sin necesidad de esperar a que se produzcan o estén disponibles los acontecimientos en el mundo real y sin tener que desplazarse y salir del consultorio; lo que además supone un ahorro de tiempo y en ocasiones, de dinero.
  • Favorece aspectos éticos como la protección de la intimidad, ya que no es necesario que el paciente manifieste sus síntomas en lugares públicos.
  • No comporta riesgos. Si el paciente teme quedarse atrapado en un ascensor o sufrir turbulencias y mal clima durante un vuelo, por ejemplo; se le puede asegurar que estas amenazas no se van a producir hasta que no esté preparado para hacerles frente.
  • Es posible regular los parámetros y las características de exposición de acuerdo a las necesidades del paciente. Se pueden manipular numerosos elementos presentes en la situación para hacer que ésta sea más o menos amenazadora. Además, se puede graduar la duración y frecuencia de la exposición.
  • Es posible repetir la misma tarea de exposición, una y otra vez, sin cambiar los parámetros.
  • El paciente puede exponerse a casi todas las situaciones posibles, incluso a aquellas que son poco probables que ocurran en la realidad. La práctica continuada en muy diversos contextos ayuda a generalizar los logros obtenidos en la situación de terapia a la vida diaria.

¿Qué tipos de fobias pueden tratarse?

Mediante la realidad virtual se pueden abordar diferentes tipos de fobias, las cuales se pueden clasificar en:

  1.   Simples o específicas:
  • Animales (zoofobia). Por ejemplo, arañas, cucarachas, palomas, perros, gatos, etc.
  • Entornos naturales. Por ejemplo, altura (acrofobia), noche u obscuridad (nictofobia), fenómenos atmosféricos como miedo a las tormentas, truenos, rayos (brontofobia).
  • Sangre, inyección, heridas (SIH). Por ejemplo, agujas o procedimientos médicos invasivos.
  • Situaciones. Por ejemplo, viajar en avión (aerofobia), espacios cerrados como ascensor o aparato de resonancia magnética (claustrofobia), conducir autos (amaxofobia), Miedo a los agujeros (tripofobia)
  • Objetos. Ejemplo podria ser la koumpounofobia o fobia a los botones
  1.   Fobias más complejas:
  • Fobia Social o miedo a interactuar con personas.
  • Agorafobia o miedo a lugares/situaciones que han sido asociados a ataques de pánico; donde la persona teme quedar atrapada, indefensa o avergonzada.
  • Misofobia o miedo a los gérmenes y bacterias

Si bien la realidad virtual es aplicable a todas estas fobias, resulta especialmente útil en aquellos casos donde la exposición real es difícilmente manipulable por parte del terapeuta. Ejemplos claros son el miedo a las tormentas (particularmente a

los truenos o relámpagos) y el miedo a viajar en avión (principalmente en aquellos casos donde el despegue ocupe un lugar predominante o el temor se incremente ante las turbulencias).

La fobia a volar es uno de los trastornos que cuenta con mayor número de investigaciones y en donde la realidad virtual presenta ventajas evidentes frente a la exposición tradicional, en cuanto a la relación costo-beneficio y al control que permite ejercer sobre el vuelo y las condiciones climáticas.

¿En qué consiste una sesión de realidad virtual?

La exposición situacional e interoceptiva mediante realidad virtual se suele desarrollar en un programa con múltiples componentes, que contiene:

  • Psico educación: se brinda información acerca del problema y la manera de manejarlo.
  • Terapia cognitiva: se aplican técnicas de análisis y restructuración cognitiva, insistiendo en la diferencia entre lo posible y lo probable; con el objetivo de reemplazar patrones de pensamiento irracionales/disfuncionales por otros más realistas/adaptativos.
  • Instrucción y entrenamiento en técnicas de regulación emocional (por ejemplo, respiración diafragmática, relajación).

El objetivo de estas intervenciones es el de facilitar información y herramientas que predispongan al paciente a acceder a la terapia de exposición; con la menor ansiedad anticipatoria posible, y evitando sabotajes que pueda poner en marcha (consciente o inconscientemente) a la hora de tener que enfrentarse a algo profundamente temido.

Cuando las técnicas de regulación emocional se han aprendido, es el momento de entrenarlas bajo condiciones difíciles de ansiedad. De allí se pasa al uso específico de la realidad virtual: se colocan las gafas y demás dispositivos; introduciendo al paciente en escenarios que son temidos, aunque simulados y controlados.

Realidad virtual y talasofobia

Desarrollo de las sesiones 

Por lo general, las sesiones tienen una duración de entre 30 y 120 minutos (dependiendo de las necesidades y características del paciente); y se realizan mediante la repetición de un ciclo que consta de las siguientes etapas:

  • Exposición. Se enfrenta al paciente a los estímulos que le generan incomodidad, en función de una jerarquía de dificultad personalizada y previamente confeccionada. Se anima al paciente a aproximarse al estímulo fóbico lo máximo posible y a mantenerse el tiempo suficiente hasta que la ansiedad disminuya un 50% del valor más alto o desaparezca por completo. El paciente se compromete a mantenerse en la situación de exposición hasta que esto ocurra y a no escapar de la misma; de lo contrario, se estaría reforzando el problema.
  • Recuperación: Se brinda al paciente un tiempo para estabilizarse (mediante técnicas de relajación), y prepararse para enfrentar nuevamente el estímulo.
  • Repetición: El paciente se expone nuevamente a los estímulos temidos, intentando cada vez aproximarse un poco más. El objetivo es incrementar su nivel de tolerancia a medida que avanzan las repeticiones.

Durante la experiencia virtual el terapeuta va monitoreando en el paciente los siguientes factores:

  • El cognitivo (pensamientos, imágenes mentales o auto verbalizaciones).
  • El emocional (grado de ansiedad percibida)
  • El fisiológico (reporte subjetivo u observado a traves de sensores de biofeedback de sudoración, ritmo respiratorio y cardíaco, etc.).

El acompañamiento del terapeuta es fundamental para asistir y supervisar el proceso de exposición, prevenir la huida/evitación y reforzar los avances. Esto significa que el paciente no puede simplemente “tratarse a sí mismo”. De lo contrario, corre el riesgo no sólo de no salir “curado” de tal experiencia, sino incluso de incrementar y sensibilizar su fobia.

¿La realidad virtual puede “curar” las fobias?

La realidad virtual es utilizada como complemento de protocolos clínicos tradicionales. Por ello, es importante resaltar que no sustituye la forma clásica de terapia, sino que representa una herramienta válida para potenciar la técnica de exposición.

La aplicación de la realidad virtual simplemente consiste en un procedimiento intermedio que facilita el acercamiento al evento temido. Para poder finalizar el tratamiento es necesario que, tarde o temprano, el paciente se someta al estímulo fóbico real.

 

Otros aplicaciones de la Realidad virtual en salud mental

La aplicaciones no solo se limitan al tratamiento clínico en salud mental sino que también existen otras aplicaciones como:

  • Psicoeducación
  • Evaluación
  • Estimulación Neurocognitiva
  • Entrenamiento de tareas y manejo de situaciones.
  • Entre otras

Más adelante en el articulo veremos diferentes aplicaciones que están diseñadas para detectar enfermedades como alzheimer, hiperactividad, psicosis, entre otras. 

Y otra aplicaciones destinadas a la educación y la lucha contra el bullying y la angustia mental por ejemplo.

¿Cómo funcionan las terapias con RV?

Los distintos softwares fueron pensados para que sirvan como estructura de los tratamientos. Pueden usarse en la totalidad de la terapia, o sólo en algunas partes; en la mayoría se recomienda estar acompañado, guiado y supervisado por un terapeuta. Aunque existen algunos desarrollos de tratamientos automatizados, osea sin la supervisión de un profesional.

A través de las sesiones de terapia, el paciente a identificar cuáles son los problemas que tienen. Una vez identificado aquello que genera ansiedad o estrés, los pacientes aprenden distintas herramientas y estrategias que les permiten afrontar esas situaciones y superar los miedos.

Cuando esas estrategias son aprendidas, es la hora de enfrentarse a las situaciones. Normalmente, en los consultorios se entrenan estas habilidades utilizando la imaginación, y posteriormente se plantean distintos ensayos de realidad; con el objetivo de comprobar que las habilidades han sido incorporadas.

De allí se pasa al uso específico de la realidad virtual: se colocan las gafas y demás dispositivos; y el paciente se introduce en el entorno de entrenamiento controlado.

Durante la experiencia virtual se tienen en cuenta tres factores: el cognitivo (qué pasa en la cabeza del paciente mientras se encuentra inmerso en ese mundo virtual); el emocional (cuáles son los sentimientos que emergen); y el fisiológico (sudoración, ritmo cardíaco, palpitaciones).

Te mostramos un vídeo de uno de los softwares utilizados en los tratamientos, para que veas cómo funciona.

8 aplicaciones de realidad virtual y aumentada para salud mental. 

Psious

https://psious.com/es/

Es una de las plataformas más completas y más conocidas para el uso de Realidad Virtual en psicología y salud mental en español. 

Los creadores de la plataforma son españoles y tiene su versión en inglés y español. Con más de 70 entornos, 100 recursos y más 1000 situaciones, puedes llevar a al paciente a la realidad que deseas. Además permite ir variando detalles del entorno, por ejemplo hacer que llueva o sea de día/noche, entre otros. 

El sistema ayuda a los pacientes a combatir muchas afecciones psicológicas, como ansiedad, estrés, adicción, ansiedad, depresión, entre otros.

Para funcionar, el sistema consta de tres elementos: 

  • El software de psious que se controla desde la computadora.
  • Un medidor de biofeedback 
  • y por supuesto, un casco de Realidad Virtual. 

La posibilidad de incluir un sensor de biofeedback permite al terapueta obtener datos sobre el nivel de angustia/ansiedad en tiempo real, mientras se observa lo que el paciente está viendo. 

Las simulaciones son muy completas, para el caso de miedo a volar comienza la escena en la una casa esperando el transporte al aeropuerto, otra viajando al aeropuerto, otra en la sala de embarque, y otra en el avión con el vuelo en sí.

También se destaca el soporte que se le brinda al profesional, tienen manuales de instrucciones y protocolos sugeridos para cada tratamiento.

MindCotine

https://mindcotine.com/

MindCotine es una aplicación que nace en Córdoba Argentina. 

La app combina la realidad virtual con técnicas de atención plena (mindfulness) y terapia cognitiva para promover la autoconciencia y las habilidades de afrontamiento en los fumadores. Con un plan de 21 días dicen que se puede controlar y cambiar el hábito de fumar sin la intervención de un terapeuta.

Una vez comprado el servicio se envía un kit completo que consta de:

  • Un cartón de realidad virtual
  • Acceso a la aplicación móvil
  • Soporte de entrenamiento uno a uno 
  • Un libro con ejercicios de atención plena.

Mientras utiliza la realidad virtual se expone a la persona a situaciones y señales relacionadas con fumar, generando el deseo de fumar y al mismo tiempo, se lo guía en ejercicios de atención plena que lleva a la persona a comprender, reconocer y aceptar esos deseos y pensamientos. El efecto de esta práctica permite que el usuario desarrolle la capacidad de elegir como reaccionar cada vez que desea fumar. 

Nesplora 

https://nesplora.com/

Es una plataforma que permite, con el uso de la realidad virtual, evaluar de forma precisa y objetiva. Ellos han desarrollado herramientas innovadoras para mejorar el diagnóstico y tratamiento de pacientes con problemas como el Alzheimer, hiperactividad, psicosis, autismo entre otros.

Con una gran variedad de test orientado a públicos y objetivos específicos. Dentro de su plataforma se pueden encontrar diferentes test como:

  • Aula: Un test dirigido a niños de 6 a 16 años, que evalúa procesos atencionales, impulsividad y actividad motora para servir de apoyo, entre otros, al diagnóstico de patologías como el TDAH.
  • Aquarium: Destinado a mayores de 16 años, evalúa atención, impulsividad, memoria y flexibilidad cognitiva. Ayuda al diagnóstico varias patologías mentales. 
  • Ice Cream: Dirigido a personas mayores de 16 años, aporta información útil para el diagnóstico de síndromes disejecutivos y patologías que cursan con afectación frontal. Se encuentra en desarrollo.
  • Suite: Para población mayor, está diseñado para el diagnóstico de demencias y trastornos relacionado a la memoria. También se encuentra en desarrollo.  

Tiene un dossier donde se pueden ver una gran cantidad de publicaciones e investigaciones realizadas para cada uno de estos paquetes de test. 

Limbix

https://www.limbix.com/

Con una interfaz muy agradable, Limbix, es un sistema de realidad virtual pensado en adolescentes. El sistema está pensado para instituciones de atención médica que trate las ansiedades, las adicciones, la depresión y enseñe la atención plena y la meditación.

Los cascos de VR no necesitan una conexión a Internet, pero usan Bluetooth para llevar el contenido VR a través de una tablet.

La biblioteca de realidad virtual contiene muchas situaciones para la terapia de exposición,con el objetivo de trabajar patologías como la agorafobia, claustrofobia o  miedo a hablar en público. Cada una de las situaciones se puede personalizar para aumentar gradualmente la exposición de los pacientes a sus ansiedades.

Oxford VR

https://ovrhealth.com/

Su objetivo es brindar tratamientos psicológicos automatizados basados ​​en evidencia utilizando tecnología inmersiva de última generación.

Tomamos un enfoque de terapia cognitiva, basando las técnicas terapéuticas en un modelo teórico probado de cada problema. Por lo tanto, la terapia automatizada se adapta a cada condición, con su eficacia demostrada en ensayos clínicos.

Al día de hoy tiene tratamiento para:

  • Miedo a las alturas: En solo dos horas demuestran tener una efectividad del 68% para reducir el miedo. 
  • Fobia Social: Un tratamiento pensado en aumentar el contacto social. Existen muchas patologías que incluyen la evitación de situaciones social y mediante este tratamiento automatizado se puede aumentar y reducir los síntomas generado por el contacto social. 
  • Psicosis: La startup también está utilizando su conocimiento para desarrollar una solución para tratar la psicosis, una condición de la mente que resulta en dificultades para determinar qué es real y qué no.

Los tratamientos son guiados por un entrenador digital con el que las personas pueden interactuar utilizando el reconocimiento de voz. Las situaciones personalizadas ayudan a los pacientes a aprender estrategias de afrontamiento que pueden recuperar e implementar en el mundo real. 

Psylaris

https://www.psylaris.com/

Se trata de una aplicación holandesa que usa la terapia de EMDR de forma autónoma e intensa para acompañar al trabajo del terapeuta en casos de traumas y recuerdos con carga emocional negativa. 

Complementa la terapia con el psicólogo, con sesiones independientes en realidad virtual, y crea una combinación de atención mixta.

La independencia de la aplicación permite al terapeuta concentrarse más en otros aspectos de un proceso de tratamiento. El curso de la aplicación se ajusta en función de las elecciones realizadas por el paciente durante una sesión. Lo que significa que no hay dos tratamientos iguales y una vez finalizada la sesión todos los datos se comparten con el terapeuta. 

Openmind 360

http://www.openmind360.co.il/English.html

Es una startup israelí que organiza un ciclo de 3 talleres educativos de realidad virtual para adolescentes (14 a 18 años) sobre diversos temas de salud mental, particularmente la angustia mental. Según la compañía, uno de cada cinco adolescentes enfrenta algún tipo de angustia  y uno de cada diez tiene pensamientos suicidas. Solo el 20% de los necesitados buscan ayuda psicológica. El programa, respaldado por el Ministerio de Educación de Israel, tiene como objetivo desestigmatizar las condiciones mentales y capacitar a los jóvenes para que actúen y alienten a pedir ayuda si notan que alguien cercano a ellos sufre de angustia o algún otro padecimiento mental. 

Rendever

https://rendever.com/

Destinada a adultos mayores, esta aplicación tiene el objetivo de que usuarios realicen estimulación cognitiva, ayuda a la socialización y a la terapia. 

Según ellos, la mitad de los ancianos que viven en geriátricos experimentan depresión y aislamiento. Rendever les permite participar en reuniones familiares, volver a visitar sus lugares favoritos y viajar a diferentes lugares del mundo sin moverse de sus casas o residencias. 

La combinación de la terapia y las nuevas experiencias de realidad virtual ha demostrado que aumenta la felicidad de los residentes en un 40%. 

Conclusión

La capacidad de la realidad virtual de generarnos emociones y experiencias cada vez más reales y la gran aceptación por parte de pacientes y profesionales hacen de esta tecnología una de las más innovadoras y con más desarrollo dentro del ámbito en salud mental.

Existen cada vez más herramientas y software que utilizan estas tecnologías para diversos fines y con aplicación en diferentes ámbitos. 

Cabe destacar que algunas app tienen el objetivo de aumentar la capacidad y brindarles más herramientas al profesional y otras tienen el objetivo de generar terapias autónomas que apuntan directo al público final. 

Esta tecnología combinadas con inteligencia artificial y biofeedback van a sin duda, revolucionar el ámbito de la psicología y salud mental.