Teléfono

(0351) 2308121

Whatsapp

(0351) 2308121

Horarios de atención

Lunes a Viernes: 10 a 19 hs.

¿Qué es la aerofobia o el miedo a volar?

Aerofobia - Persona en el avión con miedoEs un hecho: el avión es el medio de transporte más seguro. Lo dicen las estadísticas. La aviación registra apenas un accidente grave cada 2,4 millones de vuelos. Mientras que, de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, 3.500 personas mueren por día en las rutas. Sin embargo, no son pocas las personas a las que la situación de volar las pone nerviosas.

Un poco de ansiedad antes de subirse al avión es normal. Pero hay casos en que los nervios traspasan los parámetros normales, y termina afectando fuertemente a la persona. Esto es lo que se conoce como “aerofobia”.

Los retrasos en los vuelos, la turbulencia, y numerosas situaciones pueden desencadenar una situación de elevado estrés para las personas que padecen este Trastorno.  La aerofobia afecta con distinta intensidad a muchas personas. Ya sea que el miedo a volar se haya convertido o no en una fobia, igualmente puede tener efectos devastadores en su calidad de vida.

En este artículo te brindamos detalles sobre la fobia a volar: te contamos cuáles son los síntomas, sus causas y los tratamientos para superar la aerofobia. Seguí leyendo para conocer más del tema.  

¿Cuáles son los síntomas de la aerofobia?

El miedo a volar es más común de lo que creemos. Afecta a una de cada cuatro personas. Pero esto no significa que todas lleguen a desarrollar un trastorno. 

Al igual que las demás fobias específicas, el miedo a volar es un tipo de Trastorno de Ansiedad. Un estudio del NIMH ECA (Epidemiologic Catchment Area Program) afirma que estos trastornos afectan a un 12.6% de la población. Dentro de estos, las fobias alcanzan a un 10.9% de las personas.

La aerofobia describe el sentimiento extremo de miedo y pánico que mucha gente experimenta cuando vuela, o está por hacerlo. Este temor es excesivo o irracional, y está desencadenado por la presencia o anticipación de una situación específica, en este caso, subirse a un avión.

La exposición al estímulo fóbico de volar provoca una respuesta inmediata de ansiedad. Esta respuesta puede convertirse en una crisis de angustia situacional. Los síntomas que presentan las personas con aerofobia, son similares a los que se manifiestan en otras fobias. Los signos físicos pueden incluir:

  1. Temblores.
  2. Transpiración.
  3. Problemas gastrointestinales.
  4. Taquicardia.
  5. Piel pálida.
  6. Sensación de desorientación.
  7. Pensamientos nublados.
  8. Irritabilidad.

Algunas personas con miedo a volar pueden sentirse totalmente tranquilas en el aeropuerto, pero empezar a sentir los síntomas justo antes de abordar el avión. Pero también, es muy común que aparezca lo que se denomina “ansiedad anticipatoria”: en estos casos, el miedo comienza a experimentarse bastante antes de que se produzca el vuelo.

Te puede interesar «Amaxofobia: El miedo a manejar»

Causas de la aerofobia

No existe una causa específica que origine la aerofobia, sino que el miedo generalmente resulta de una combinación de factores. 

Algunos de los factores que pueden contribuir al desarrollo de la aerofobia son: 

1. Experiencias traumáticas, como haber estado en un accidente de avión

Algunas veces, el miedo es simplemente el resultado de una mala experiencia en el pasado: por ejemplo, cuando una persona experimentó una gran turbulencia. Incluso, el sólo hecho de fantasear con ello puede llevar a una persona a desarrollar un gran miedo a volar.

El investigador Emilio Muñoz cuenta en su artículo sobre aerofobia el caso de una mujer de 50 años. Esta paciente tuvo tuberculosis, lo cual complicó su fertilidad en su juventud. La mujer debe viajar en avión regularmente para tratar este problema, siempre en condiciones emocionales inestables. En uno de los viajes, el avión realiza un aterrizaje de emergencia, lo que produce en la paciente síntomas de un trastorno de estrés postraumático. Esta experiencia traumática consecuentemente la lleva a desarrollar evitación a volar, con un temor cada vez más fuerte.

2. Medios de comunicación

Uno de los factores que ayuda a incrementar el miedo a volar es la gran cobertura mediática que tienen los incidentes aéreos. Ver imágenes de accidentes en la televisión, en internet o en los diarios puede influenciar negativamente la opinión de una persona sobre la seguridad de los aviones. Todo esto sin considerar un hecho muy importante: el avión es el medio de transporte más seguro. 

3. Ambientales

Si los padres de una persona sufren de aerofobia, puede que sus hijos terminen internalizando el miedo. Se trata de una causa muy común en los niños, pero afecta también a los adultos. La fobia también se puede desencadenar por la influencia de otros parientes o amigos, pese a que los padres tienen siempre la mayor influencia en estos casos.

4. Otras circunstancias.

Las medidas de seguridad en los aeropuertos, como la gran presencia policial, los escáneres de rayos x u otros factores; también pueden desencadenar sentimientos de ansiedad en algunas personas. Otras veces, la aerofobia puede desencadenarse en una situación totalmente diferente. Por ejemplo, los niños que tienen que viajar frecuentemente para visitar a sus padres divorciados, a veces desarrollan aerofobia como un mecanismo de defensa del divorcio.

El siguiente video sobre aerofobia, del canal español Salud Emocional MedicinaTV, cuenta más sobre la diferencia de un trastorno y un miedo común. 

Te puede interesar leer sobre «Koumpounofobia: la extraña fobia a los botones«

Relación con otras fobias

La aerofobia puede ser causada o empeorar si la persona sufre de otras fobias. Por ejemplo:

  • Claustrofobia. Las personas con claustrofobia a menudo padecen el miedo a volar, teniendo en cuenta que una cabina de avión se trata de un espacio chico y cerrado, con muy poco lugar para el espacio personal.
  • Fobia social (agorafobia). En estos casos, a menudo se desarrolla el miedo a volar puesto que van a estar forzados a pasar largos períodos de tiempo con extraños, en un lugar lleno de gente.
  • Miedo a las alturas(acrofobia) y vértigo.

Otros temores relacionados a la aerofobia son el miedo a los gérmenes, al despegue, temor a las turbulencias o al aterrizaje. Este último caso, específicamente, suele darse cuando en el pasado un aterrizaje generó una experiencia traumática.

A menudo, las personas temen o no toleran el hecho de no tener el control de las acciones. De este modo, les resulta difícil confiar en la experiencia de un piloto, sujeto al que no conocen.

Tratamiento para la aerofobia

Existen numerosos tratamientos para reducir el miedo asociado a volar. Un buen abordaje garantiza que la persona logre reducir y controlar sus síntomas en este tipo de situaciones. 

Algunos tratamientos comunes incluyen:

Terapia de exposición

La mayoría de las fobias específicas se tratan a partir de un tratamiento cognitivo-conductual. La técnica empleada es la de exposición, ya que es una de las que ha demostrado mejores resultados. Esta técnica utilizada por los psicólogos consiste en que el sujeto se exponga de forma gradual al objeto o situación temida.

Con esta exposición gradual, la persona va creando jerarquías de situaciones, construidas de menor a mayor dificultad. Estas van a acercarle a su objetivo final. Entre cada jerarquía se practican técnicas de relajación. De ese modo se busca reducir la ansiedad que provoca aproximarse al estímulo fóbico.

Dentro de la terapia de exposición, se ha ido incorporando la tecnología, a través de la realidad virtual. Esta genera ambientes tridimensionales. Gracias a ello, la persona en tratamiento tiene la posibilidad de introducirse en la situación que desencadena su fobia y en las sensaciones que esta le produce. Entonces, no existe la necesidad de estar físicamente presente.

La realidad virtual permite además una interacción en tiempo real con los ambientes generados por computadora. Asimismo construye experiencias virtuales que se amolden mejor a las necesidades de cada persona. Esta tecnología genera incluso mejores resultados que la exposición tradicional.

Técnicas de control de la ansiedad

Aprender a respirar profundamente, meditar, reconocer el pánico y los pensamientos irracionales y corregirlos; ayuda a lidiar con la ansiedad que genera la aerofobia. El Mindfulness es un ejemplo de ello: se trata de una técnica que permite a las personas gestionar sus emociones y pensamientos automáticos, ayudando a encontrar un mayor bienestar emocional.

Si tuviste síntomas que se relacionen a la aerofobia o cualquier otra fobia, no dudes en buscar ayuda psicológica. Los profesionales especializados de nuestro centro de salud mental pueden bridarte un tratamiento que te ayude a superar ese problema. Consultanos para más información.

Fuentes

Muñoz, Emilio (2012): “Aerofobia ¿A qué le tememos cuando le tememos a volar?”. Revista Médica Clínica Las Condes; Vol 23, N° 5, Pag 631-633. Versión online: https://doi.org/10.1016/S0716-8640(12)70358-9

Red de psicólogos y profesionales de la salud mental, en la ciudad de Córdoba Argentina, dedicados a brindar diferentes servicios.

Whatsapp

(0351) 2308121

Teléfono

(0351) 2308121

Blog Blogging Homepage Social Media Network Concept

Más notas realacionadas

Notas Relacionadas

niña en realidad virtual con desensibilización sistemática

Desensibilización sistemática

La desensibilización sistemática es un tipo de terapia cognitiva-conductual basado en el principio de condicionamiento clásico y modificación de la conducta. Fue desarrollado por Wolpe

LEER MÁS »