Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Distimia: cuando la depresión no da tregua

Distimia - Mujer asomada en el balcón

Distimia: cuando la depresión no da tregua

Distimia - Mujer asomada en el balcónLa distimia (en griego, “dys” «anormal» y “thymós” «humor»), es un trastorno muchas veces confundido con la depresión mayor, pese a que presenta algunas diferencias. Se trata de un problema que afecta a más personas de las que creemos, y del que no se suele tener demasiadas certezas. Aquí la prueba:

En 2018, un estudio determinó que uno de cada tres argentinos mayores de 18 años presentó algún trastorno de salud mental en algún momento de su vida. La lista está encabezada por los trastornos de ansiedad (16,4%) y del estado de ánimo (12,3%). Dentro de estos últimos, la distimia ocupa el tercer lugar.

El dato se desprende del primer Estudio Argentino de Epidemiología en Salud Mental. La investigación fue financiada por el Ministerio de Salud y llevada a cabo por la Facultad de Medicina de Buenos Aires, con el apoyo de la OMS, la Universidad de Harvard y la Asociación de Psiquiatras Argentinos.

En este artículo te comentamos en qué consiste la distimia, cuáles son sus causas y síntomas y el tratamiento que suele llevarse a cabo. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es la distimia?

Distimia - Hombre en el trabajoEl “Trastorno Depresivo Persistente”, también llamado “distimia”; es una forma crónica y continua de depresión a largo plazo.

Una persona que presenta esta alteración en el estado de ánimo, puede perder el interés en las actividades cotidianas, sentirse desesperanzada, tener problemas de productividad, bajo autoestima y una sensación general de “insuficiencia”.

Hasta aquí no hay demasiadas diferencias con lo que se conoce como “depresión mayor”. Sin embargo, alguien que tiene distimia padece los síntomas durante un período prolongado de tiempo(dos años o más). Otra diferencia es que los síntomas no suelen presentarse de manera tan severa, por lo que muchas veces éstos son naturalizados o pasados por alto.

Esta sensación de desgano constante afecta al desempeño cotidiano de las personas (en el trabajo, la escuela y en distintas actividades), y al establecimiento de relaciones. Si bien los síntomas no son lo suficientemente graves como para dejar de trabajar o suspender otras actividades; éstas pasan a ser tareas poco gratificantes y se hace realmente difícil de llevar a cabo.

En algunas oportunidades, las personas con distimia suelen experimentar lo que se conoce como “doble depresión”. Se trata de aquellos casos en que además de la depresión persistente, aparecen episodios de depresión mayor.

Te puede interesar «¿Qué tipos de depresiones existen?»

¿Cuál es la causa de la distimia?

Por el momento, se desconoce la causa exacta de la distimia. Sin embargo, se cree que tal como ocurre con la depresión mayor; hay numerosos factores que pueden influir y favorecer su desarrollo.

Algunos de ellos son:

Neurotransmisores químicos

Los neurotransmisores son sustancias químicas del cerebro que desempeñan un papel importante en la depresión. Investigaciones recientes indican que los cambios en la función y el efecto de estos neurotransmisores, y cómo interactúan con los neurocircuitos involucrados en el mantenimiento de la estabilidad del estado de ánimo; pueden jugar un papel importante en la depresión y su tratamiento.

Factores genéticos

La distimia suele presentarse con mayor frecuencia en personas que poseen familiares con la misma condición. Esto se da principalmente cuando la alteración aparece durante la juventud (desde la adolescencia hasta los 20 años).

Los investigadores están intentando encontrar cuáles son los genes que pueden predisponer a la depresión.

Eventos de la vida

Tal como ocurre con la depresión mayor, eventos traumáticos como la pérdida de algún ser querido, problemas financieros, o el nivel alto de estrés; pueden disparar el trastorno depresivo persistente.

Complicaciones

Existen algunas condiciones vinculadas a la distimia, tales como:

  • Mala calidad de vida.
  • Tener algunos rasgos de personalidad vinculados con la baja autoestima, el pesimismo o excesiva autocrítica y la dependencia emocional.
  • Depresión mayor, desórdenes de ansiedad y otro tipo de trastornos del estado de ánimo.
  • Abuso de sustancias.
  • Problemas en las relaciones, conflictos familiares.
  • Problemas en la escuela o el trabajo, baja productividad.
  • Dolor crónico como consecuencia de enfermedades.
  • Trastornos de personalidad, y otro tipo de desórdenes vinculados a la salud mental.

Te puede interesar «¿Cómo se manifiesta la depresión en la vejez?»

¿Cuáles son los síntomas de la distimia?

Los síntomas del Trastorno Depresivo Persistente suelen aparecer y desaparecer durante un largo período de años. Además, la intensidad puede cambiar a lo largo del tiempo.

Algunos de los síntomas son:

  • Distimia - Hombre tirado en la camaPérdida de interés en las actividades cotidianas.
  • Tristeza, falta de empatía y desgano.
  • Desesperanza.
  • Cansancio y falta de energía.
  • Bajo autoestima, críticas constantes y sensación de incapacidad.
  • Problemas para concentrarse y tomar decisiones.
  • Irritabilidad, enojo excesivo.
  • Disminución en la efectividad y productividad de las actividades que se llevan a cabo.
  • Evitación de actividades sociales.
  • Sentimientos de culpa y preocupaciones por cuestiones pasadas.
  • Falta de apetito o exceso de alimentación.
  • Trastornos de sueño.

¿Existe un tratamiento para la distimia?

La distimia es un trastorno que no debe ser pasado por alto. Lo positivo es que su tratamiento tiene muy buenos resultados. Tal como ocurre con cualquier enfermedad crónica, el diagnóstico temprano y tratamiento médico puede reducir la intensidad y duración de los síntomas. También, se reducen las posibilidades de sufrir un episodio de depresión mayor.

Para el tratamiento, lo más recomendado es la psicoterapia. Hay casos en que es necesaria la prescripción de medicamentos, tal como los antidepresivos.

Te puede interesar «¿Qué es la depresión posparto?»

¿Qué es la psicoterapia?

La psicoterapia o asesoramiento psicológico, sirve para tratar la depresión y otro tipo de trastornos. Existen diferentes tipos de terapia (cognitiva-conductual,psicoanalítica, gestáltica, risoterapia, entre otras). Cada una de ellas posee sus propias técnicas y concepciones, pero el objetivo es siempre el mismo: ayudar al paciente a alcanzar el bienestar emocional.

Entre otros aspectos, la psicoterapia puede ayudar con lo siguiente:                        

  • Superar crisis o dificultades actuales.
  • Identificar aspectos que contribuyen a la depresión, y modificar los comportamientos que la empeoran.
  • Identificar creencias y conductas negativas, para reemplazarlas por otras más saludables y positivas.
  • Encontrar mejores modos de enfrentar y solucionar problemas.
  • Explorar los vínculos y experiencias, y desarrollar interacciones positivas con los demás.
  • Recuperar el sentido de satisfacción y el control de la vida.
  • Aliviar los síntomas de la depresión, como el desgano, la desesperanza y la angustia.
  • Establecer objetivos y metas alcanzables para la vida.