Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Aspectos psicológicos de la lactancia materna

lactancia materna

Aspectos psicológicos de la lactancia materna

La lactancia materna es un tema complejo pero preciso de abordar. Quienes amamantan (mujeres y hombres trans que deciden dar a luz), deben preparar su cuerpo para colocarlo a disposición de una nueva vida que nace. Esta nueva vida llega al mundo con una profunda necesidad de alimento y apego, que requiere ser colmada para desarrollarse en óptimas condiciones.

Las demandas de leche, afecto, tiempo y atención pueden repercutir profundamente en la salud psíquica de quienes materna, sobre todo si no hay un acompañamiento y sostén emocional adecuados. A su vez, esta instancia vital se presenta como una invitación para reelaborar las propias vivencias de la infancia, haciendo que en muchas ocasiones afloren emociones que resultan incomprensibles.

Quienes deciden amamantar deben atravesar obstáculos e incertidumbres, tanto por las propias experiencias y circunstancias de vida, como por la información desacertada que circula en nuestra sociedad. Es por esto que, durante la lactancia, pueden tomar lugar instancias de crisis que hacen necesaria una adecuada asistencia profesional. En este artículo te ayudamos a despejar dudas y conocer más acerca de la lactancia materna, ¡no te lo pierdas!

amamantamientoLactancia materna VS industria láctea

Alrededor de la lactancia humana se reproducen muchos mitos y miedos, instalados desde los dispositivos sociales y sustentados por la industria farmacológica/alimentaria. Con el auge de la industria láctea comenzó a tomar fuerza la idea de los supuestos beneficios superiores de la leche vacuna, en detrimento de la leche materna. De esta manera, generaciones enteras fueron abordadas por pediatras que respaldaron el consumo de la leche vacuna y de fórmula (incluso desde los primeros meses de vida) y que cuestionaron los beneficios de la leche producida por nuestra propia especie.

De acuerdo a una investigación llevada a cabo por el National Bureau of Economic Research, durante el S.XX en Europa y Estados Unidos comenzaron a desarrollarse leches maternizadas para casos de dificultad o imposibilidad de lactancia materna. Sin embargo,  la venta de fórmula tuvo un pico en 1950 y luego comenzó a descender, lo que llevó a las compañías productoras a buscar nuevos mercados y aplicar diversas estrategias de marketing para acrecentar sus ventas. 

A partir de la década del 70 comenzaron a salir a la luz numerosas investigaciones de profesionales de la salud que alertaban sobre la radical disminución del amamantamiento a partir de la introducción de la leche de fórmula. A su vez, consideraban que esta disminución de la lactancia materna estaba relacionada directamente con un aumento de la mortalidad infantil (de 1 millón a 10 millones de muertes anuales). 

¿Por qué la lactancia materna es importante?

La lactancia materna presenta numerosos beneficios nutricionales y emocionales, tanto para el bebé como para su madre. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), constituye “la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud”. 

La OMS recomienda tener en cuenta 10 aspectos claves acerca de la lactancia materna:

  • Es de vital importancia para los primeros seis meses de vida, siendo ideal continuarla hasta los dos años o más. 
  • Protege contra las principales enfermedades de mortalidad infantil y constituye una forma económica de alimentación. 
  • Es beneficiosa para la madre porque reduce el riesgo de cáncer de mama, ovario, diabetes tipo 2 y depresión post-parto.
  • Aporta beneficios a largo plazo: menores riesgos de padecer obesidad y diabetes tipo 2. 
  • Las leches artificiales no presentan los anticuerpos de la leche materna. 
  • Existen medicamentos que pueden reducir el riesgo de transmisión del VIH de la madre hacia su bebé, si hay un adecuado acompañamiento médico. 
  • La comercialización de sustitutos de la leche materna se encuentra constantemente vigilada para prevenir que atente contra las formas naturales e ideales de amamantamiento
  • Es fundamental que los profesionales y centros de salud brinden apoyo para promover la lactancia materna. 
  • Las madres necesitan tener en su trabajo, o cerca de él, un lugar limpio, tranquilo y seguro para poder continuar el amamantamiento.
  • Los alimentos sólidos complementarios a partir de los seis meses no deben reducir de ninguna manera la lactancia materna. 

Otras consideraciones

De acuerdo a un informe elaborado por UNICEF, la lactancia materna en situaciones óptimas a menores de dos años tiene más repercusiones potenciales que cualquier tipo de acción preventiva. Incluso, se considera que se evitarían un 22% de muertes neonatales si los recién nacidos recibieran leche materna tras la primera hora de vida. La lactancia materna se encuentra directamente asociada con la disminución de las diarreas graves y las infecciones respiratorias. Como sostiene este informe, si bien los índices de lactancia materna han experimentado un incremento en la última década, sólo el 38% de niños menores de seis meses en todo el mundo son amamantados de manera exclusiva y sólo el 39% de niños y niñas de entre 20 a 23 siguen siendo alimentados con leche materna. 

Aspectos psicológicos en la lactancia

La lactancia materna facilita la conexión con el bebé y la conformación del vínculo de apego. Si bien esto no es excluyente, y no implica que quienes no pueden amamantar no lleguen a construirlo. Son numerosas las maneras de conformar y fortalecer el vínculo mamá-bebé. Sin embargo, resulta alarmante el número de mujeres que abandonan o ni siquiera comienzan la lactancia.lactancia materna

La mayoría de los obstáculos que inciden en este proceso tienen que ver con:

  • Circulación de información falsa.
  • Miedos e inseguridades producto de vivencias personales.
  • Falta de acompañamiento del afuera (tanto de vínculos afectivos como de instituciones).

Los estudios científicos sobre los aspectos psicológicos de lactancia materna no son abundantes, debido a la multiplicidad de factores que inciden en este período y la dificultad para abordarlos. A pesar de ello, la mayoría de los estudios relacionan el estrés y la ansiedad materna con el éxito de la lactancia. De acuerdo a una investigación llevada a cabo en la Facultad de Medicina de Cuba: “El cansancio, la fatiga y el estrés vivido por la madre, pueden, por sí solos, inhibir la producción de la hormona prolactina, y negativamente incrementan los niveles de cortisol».  

Según esta investigación, si estos factores no se modifican positivamente en los primeros días y si, por el contrario, se le suman otros elementos negativos en el entorno familiar «entorpecerían el establecimiento de la lactancia materna, o la harían fracasar, y, lamentablemente, enmascarado en las mejores intenciones, aparece en estos casos el temido biberón”. 

Por estos motivos resulta fundamental que aquellas personas que ven dificultada su lactancia acudan a un profesional. Desde Psicólogos Córdoba podemos ayudarte, escribinos para ponerte en contacto con nuestros especialistas en lactancia y psicología perinatal. 

Referencias Bibliográficas

Organización Mundial de la Salud “10 datos sobre la lactancia materna” https://www.who.int/topics/breastfeeding/es/

Anttila-Hughes, J. et al (2018). “MORTALITY FROM NESTLÉ’S MARKETING OF INFANT FORMULA IN LOW AND MIDDLE-INCOME COUNTRIES” Versión digital: https://www.nber.org/papers/w24452.pdf