Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Cómo se identifican los rasgos psicopáticos en los peritajes psicológicos?

¿Cómo se identifican los rasgos psicopáticos en los peritajes psicológicos?

Psicopatía rasgos La psicopatía es una psicopatología que está compuesta por una serie de rasgos de personalidad. Además, es uno de los conceptos más importante en la Psicología Forense al momento de realizar un peritaje psicológico ante un hecho criminal.

No resulta tan sencillo detectar los rasgos psicopáticos en una persona. De todas maneras, existen algunas herramientas que sirven para medir determinadas alteraciones. Una de las más conocidas es la Escala de Evaluación de la Psicopatía o PCL-R de Robert Hare, investigador sobre psicología criminalística. Según Hare, la personalidad psicopática se puede evaluar a través de una lista de veinte características. Éstas incluyen síntomas interpersonales, afectivos y conductuales.  

A continuación te contamos qué es la psicopatía, sus posibles causas y las herramientas que se utilizan en la psicología forense para detectar rasgos psicopáticos.

¿Qué es la psicopatía?

Psicopatía en peritajes psicológicosLa psicopatía hace referencia a una alteración en la personalidad. El DSM-IV (Manual de diagnóstico de Psiquiatría) lo diagnostica como un trastorno antisocial de personalidad.

Dentro de esta categorización aparece un gran espectro y grados diferentes de manifestación de los rasgos psicopáticos. Por ejemplo, se puede encontrar desde aquel que comete hechos delictivos y criminales, hasta quienes están integrados al entramado social, tienen hijos, familia, trabajan.

Es importante resaltar que no existe un único comportamiento definido a partir del cual se distinga de forma inequívoca a un psicópata. Sin embargo, hay características que se pueden considerar relativamente comunes cuando se trata de psicopatía. Por ejemplo:

  • Suelen caracterizarse por un comportamiento antisocial
  • Incapaces de establecer fuertes vínculos emocionales
  • Carecen de empatía, preocupación por el otro, de remordimiento y/o culpa
  • Tienden a crear sus propios códigos de comportamiento. Faltan el respeto a los derechos de los otros y las normas sociales. Esto incluye conductas delictivas. De todas maneras, no todos los que tienen comportamientos delictivos y criminales son psicópatas.

Por otra parte, no existen evidencias reales sobre las posibles causas que dan origen a las personalidades psicopáticas. Sin embargo, algunos estudios manifiestan que determinados factores psicosociales (vivir en un ambiente hostil, negligencia, indiferencia parental), genéticos, e incluso de aprendizaje tienen una compleja interacción en el desarrollo de personalidades psicopáticas.

También, se ha señalado que si en las etapas de desarrollo el niño vive una experiencia o evento traumático, esto puede afectar la maduración de estructuras cerebrales y de sistemas neurobiológicos esenciales.

La psicopatía y la escala de evaluación de Hare

El PCL-R o Escala de Evaluación de Psicopatía de Hare es uno de los instrumentos más utilizados en el ámbito de la psicología forense. Su uso sirve para evaluar el grado de rasgos psicopáticos presentes en un sujeto. También, se demostró su eficacia para predecir la reincidencia en hechos violentos o delictivos.

Para aplicar el PCL-R se realiza una entrevista semiestructurada que tiene como fin evaluar la conducta y los rasgos de personalidad afines a la psicopatía. La escala consta de 20 ítems, teniendo cada uno una puntuación de 0 a 2 (0: no aplica; 1: aplica en ciertas circunstancias; 2: aplica completamente). El total es de 40 puntos, mientras que el punto de corte para la psicopatía es el 30. De todas maneras, los datos obtenidos se deben contrastar con entrevistas al entorno del sujeto, revisar su expediente y otra información referente del individuo.

De los veinte ítems que evalúa la escala de Hare, dos factores son principales: el interpersonal/afectivo (personalidad, afectividad, cognición, cómo aborda las relaciones interpersonales) y la desviación social (cómo se relaciona el sujeto con el mundo que lo rodea y qué conducta tiene dentro de ese mundo, estilo de vida).

Los 20 ítems de la evaluación de psicopatía de Hare

Encanto superficial:

En muchos casos los psicópatas tienen facilidad de trato, y son considerados divertidos y seductores.
Sentimiento desmesurado de grandeza y egocentrismo:La persona que presenta rasgos psicopáticos suele tener una visión sobrevalorada de sí misma, manifiesta gran seguridad y una actitud egocéntrica. Tiende a ver su propia visión de las cosas.
Búsqueda de sensaciones: Constantemente buscan hacer actividades que los estimulen, buscan la acción, la competición. Tienden a aburrirse fácilmente.
Mentira patológica:La persona psicópata suele mentir, engañar, y elaborar historias creíbles.
Manipulación:Por lo general, utilizan el recurso de la manipulación y seducción para alcanzar sus objetivos. No les interesa el efecto sobre la persona manipulada.
Ausencia de remordimiento o sentimiento de culpa:Esto se relaciona con la falta de empatía y sentimientos hacia los demás. La persona psicópata no se siente culpable por lo que sucede alrededor, ni tampoco por la consecuencia de sus actos.
Superficialidad emocional:La mayoría de los individuos con rasgos psicopáticos no manifiestan grandes emociones ni reacciones. Las emociones que experimentan son de baja intensidad y superficiales.
Carencia de empatía: No es capaz de ponerse en el lugar del otro, no valora lo que sienten o quieren los demás.
Estilo de vida parasitario:Si el trabajo que realiza no le permite destacarse y ser el mejor, prefiere no realizar esfuerzos. Utiliza a sus familiares para subsistir.
Ausencia de autocontrol en la conducta:Si bien no expresan ni sienten emociones profundas, las personas psicópatas tienen conductas extremas como usar la violencia de forma breve.
Promiscuidad:El nivel de atractivo y encanto superficial, como vimos anteriormente, suelen facilitarle al psicópata relaciones sexuales esporádicas y poco estables.
Problemas de conducta en la infancia:La conducta psicópata suele relacionarse con problemas de conducta de niño, como ser el trastorno disocial o la tortura a animales.
Ausencia de metas realistas a largo plazo:Es común que se centren en la gratificación inmediata y no se planteen el futuro.
Impulsividad: No tienen en cuenta las consecuencias de sus actos. Actúan de forma inmediata y en función de la oportunidad que se les presenta.  
Irresponsabilidad:Los psicópatas no tienen compromiso ni gran atención para con los demás.
Incapacidad de aceptar la responsabilidad de las propias acciones:Se vincula con el ítem anterior. Aunque, si bien no se hace cargo de sus actos, ni siente culpa, suele justificarse y crear excusas.
Relaciones de pareja de corta duración:Si bien los sujetos con psicopatía suelen tener pareja, no hay un compromiso a largo plazo. Se pueden casar y formar una familia. Aunque, incurren en infidelidades, son desatendidos con la vida familiar, entre otros.
Delincuencia juvenil: Durante la adolescencia, el joven puede cometer delitos de menor o mayor gravedad con diferentes repercusiones para sí mismo y para los demás.
Revocación de la libertad condicional:Este ítem está reservado para aquellos individuos que fueron encarcelados.  
Versatilidad criminal:

El psicópata puede cometer una variedad de delitos como robos, tráfico de drogas, agresión, abusos sexuales, asesinato, secuestro, entre otros.

Otras escalas para medir rasgos psicopáticos

Otras de las escalas más conocidas que ayudan a evaluar factores interpersonales, afectivos y de conducta, son:

Control de los Impulsos Ramón y Cajal:

Ayuda a calificar la conducta impulsiva del sujeto en un rango de uno a cuatro puntos. La escala consiste en veinte ítems, con cuatro niveles de respuestas (0:nunca; 1: rara vez; 2: a menudo; 3: siempre).

Escala de Autoestima de Rosenberg:

Busca evaluar la auto aceptación que tiene la persona de sí misma y la satisfacción consigo misma. Consta de diez ítems, la mitad son frases formuladas en forma positiva, mientras que el resto refieren a opiniones negativas.

Cada consigna tiene una puntuación del 0 al 3. Los puntos dependen si la persona si identifica o no con la afirmación formulada.

Conocer el nivel de autoestima de un sujeto permite aproximarse a las creencias más internas que tiene acerca de sí mismo. Por ejemplo, se considera que uno de los rasgos psicopáticos es la autoestima exagerada.

Búsqueda de Sensaciones de Zuckerman:

Es un cuestionario que consta de 40 ítems con preguntas afirmativas o negativas. Este instrumento se utiliza para medir los siguientes rasgos:

  • búsqueda de emociones y sensaciones
  •  sociabilidad, neuroticismo y ansiedad
  • agresión / hostilidad
  • susceptibilidad al aburrimiento

La escala de Zuckerman ha mostrado su eficacia para predecir perfiles como la psicopatía, la evitación del daño o la cooperatividad.

 

Fuentes:

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0185-33252013000600005