Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Disfunción sexual: un problema que no distingue género

Disfunción sexual - mujer dormida

Disfunción sexual: un problema que no distingue género

Disfunción sexual - Pareja sin comunicación

La salud sexual es un tema de gran importancia, tanto para mujeres como para hombres. A menudo, y por distintos motivos, se producen alteraciones (físicas o psicológicas), que dificultan el rendimiento en la cama. Estas alteraciones se denominan “disfunción sexual”, y son más comunes de lo que creemos.

Sin embargo, en la mayoría de los casos es un asunto que las personas se niegan a exteriorizar. El motivo se vincula con cuestiones propias de nuestra cultura, por tratarse de un tema “tabú”, o por vergüenza y miedos propios de la persona.

Como consecuencia, muchas veces el problema queda sin resolver. Por ello, lo importante es entender que casi el total de las afecciones sexuales pueden tratarse, que los resultados demuestran una gran efectividad, y que no hay motivos para sentir vergüenza.

En este artículo te contamos qué es una disfunción sexual, cuáles son las causas que pueden originarlas, y las afecciones más comunes tanto en hombres como mujeres. Además, brindamos detalles sobre el tratamiento.

¿Qué es una disfunción sexual?

El concepto de disfunción sexual refiere a cualquier problema que se produce en alguna de las etapas del ciclo de respuesta sexual, que impide que uno o los dos miembros de la pareja experimenten satisfacción con la actividad sexual. Este ciclo tradicionalmente incluye el “deseo” y la “excitación”, el “orgasmo” y la “resolución”.

La disfunción puede presentarse tanto en hombre como en mujeres, en cualquier momento y a cualquier edad; pese a que las probabilidades aumentan con el paso de los años.

¿Por qué se producen las disfunciones sexuales?

Una disfunción sexual puede ser el resultado de problemas físicos o psicológicos.

  • Causas físicas. Existen numerosas afecciones que pueden desencadenar problemas en la función sexual. La diabetes, afecciones en el corazón o neurológicas, desbalance hormonal, menopausia, y otras enfermedades crónicas como insuficiencia renal o fallas en el hígado, alcoholismo o abuso de drogas; son algunos de los factores que pueden influir. Sumado a ello, los efectos secundarios de ciertos medicamentos, entre los que se incluye a los antidepresivos; pueden afectar el funcionamiento sexual.
  • Causas psicológicas. Entre otras, se incluye al estrés y ansiedad que producen cuestiones relacionadas con el trabajo, preocupaciones por la performance sexual, problemas en la relación, depresión, sentimientos de culpa, o los efectos de un trauma sexual pasado.

¿Cuáles son los tipos de disfunción sexual?

Por lo general, las disfunciones se clasifican en cuatro categorías:

  • Trastornos del deseo sexual. Relacionados con la falta de deseo, rechazo o  desinterés sexual.
  • Trastornos de la excitación sexual. Vinculados con la imposibilidad para excitarse durante la actividad sexual. En ocasiones, la excitación puede ser emocional, pero el cuerpo no responde.
  • Trastornos del orgasmo. Relacionado con el retraso o ausencia de orgasmo.
  • Trastornos de dolor sexual. Cuando se produce dolor durante la relación sexual.

Disfunciones más comunes en hombres y causas

Eyaculación precoz o retardada

La eyaculación precoz es aquella que ocurre antes o inmediatamente después de la penetración. Raramente se vincula con una condición médica, sino con aspectos psicológicos del hombre.

La eyaculación se produce a menudo como consecuencia de la ansiedad por el rendimiento. Con el tiempo, puede llevar a la manifestación de síntomas secundarios como angustia, vergüenza, ansiedad y depresión. Por ello, en la mayoría de los casos el tratamiento con un psicólogo es el que brinda mejores resultados.

Por otra parte, la eyaculación retardada ocurre cuando el hombre no puede eyacular de ningún modo. Al igual que ocurre en la eyaculación precoz, las causas pueden ser tanto físicas como psicológicas.

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil ocurre cuando un hombre no puede alcanzar o mantener una erección durante la relación sexual.

La mayoría de los hombres han experimentado dificultades con la erección en alguna ocasión, y esto no implica un grave problema. La disfunción eréctil sólo es considera problemática si el desempeño sexual ha sido imposible en varias ocasiones, por un período extendido de tiempo. Con el tiempo, esta afección puede llegar a desencadenar trastornos de ansiedad.

Algunos datos

  • Las causas más comunes son físicas, pero también pueden ser psicológicas (trastornos nerviosos, estrés o depresión, problemas en la relación, entre otros).
  • La disfunción eréctil se define como primaria, cuando el hombre nunca ha podido alcanzar una erección (generalmente originada por aspectos psicológicos). Sin embargo, la mayoría de los casos son “secundarios”. Esto significa que la función eréctil ha sido siempre normal, pero en el último tiempo se ha vuelto problemática.
  • Existen numerosos tratamientos (médicos y psicológicos), y la mayoría de los hombres obtienen muy buenos resultados.

Líbido baja

Disfunción sexual - mujer dormidaLa líbido baja, o deseo sexual reducido, puede afectar tanto a hombres o mujeres. Por lo general, no es extraño que el interés de una persona por el sexo vaya fluctuando durante diferentes periodos de su vida debido a diversos factores. Sin embargo, el deseo sexual reducido puede transformarse en un problema si causa estrés, afecta el bienestar general de la persona, o genera ansiedad sobre su relación.

Las causas pueden ser tanto físicas como psicológicas. En relación a las segundas, los problemas de salud mental que resultan de la ansiedad, la depresión, la fatiga, la baja autoestima o experiencias pasadas traumáticas; pueden disminuir el interés de una persona en la actividad sexual.

Los problemas de relación, como la falta de confianza, los conflictos y la mala comunicación, también pueden disminuir el deseo sexual de una persona.

Disfunciones más comunes en mujeres

Vaginismo

El vaginismo es una afección en el que se produce un espasmo involuntario en los músculos que rodean a la vagina. Afecta principalmente a mujeres jóvenes y menopáusicas.

En el vaginismo, la penetración es prácticamente imposible ya que la vagina literalmente “se cierra”. También, puede hacer que sea imposible soportar una revisión ginecológica o incluso insertar un tampón.

Algunos datos

  • Existen diferentes tipos de vaginismo y los síntomas varían de acuerdo a cada mujer.
  • El dolor puede ir de leve a severo, y puede causar diferentes sensaciones.
  • El vaginismo puede ser originado por factores emocionales, médicos, o ambos. En cuanto a los primeros, se incluye por ejemplo:
      • Miedo a quedar embarazada.
      • Ansiedad por el rendimiento, o sentimiento de culpa.
      • Problemas en la relación, por ejemplo, tener una pareja abusiva o padecer sentimientos de vulnerabilidad.
      • Experiencias traumáticas, entre las que se incluyen violación o situaciones de abuso.
  • El tratamiento, que generalmente involucra ejercicios físicos y emocionales, es generalmente efectivo.

Anorgasmia

Anorgasmia es el término médico que se utiliza para describir la dificultad para alcanzar el orgasmo, independientemente de la excitación y la estimulación sexual.

Puede ocurrir por la inhibición sexual de la mujer, inexperiencia o falta de conocimiento. También, se incluyen otros factores psicológicos como la culpa, ansiedad o traumas sexuales pasados (generalmente vinculados con situaciones de abuso). Otros aspectos que contribuyen a la anorgasmia incluyen la falta de estimulación, ciertos medicamentos y la presencia de enfermedades crónicas.

Dispareunia

La dispareunia se define como el dolor genital persistente y recurrente que ocurre justo antes, durante o después de tener relaciones sexuales.

La diferencia con el vaginismo, es que en la dispareunia no existe una contracción involuntaria. Además, a menudo se consigue la penetración, pero se sufren muchísimas molestias, y dolor en forma de punzadas o ardor. Por lo general, esto hace que se deba detener el acto sexual. En el vaginismo difícilmente se consigue la penetración.

Algunos datos

  • Puede manifestarse tanto en hombres como en mujeres, pero se presenta con más frecuencia en estas últimas.
  • El dolor puede ser distintivo y localizado, o manifestarse como una sensación general de incomodidad.
  • Las razones pueden ser físicas o psicológicas, y en ocasiones, estar relacionadas con la menopausia.
  • El tratamiento suele incluir terapia con estrógenos, el cambio de medicación (si es que el paciente está tomando), y/o terapia psicológica.

Tratamiento

Disfunción sexual - Pareja en terapiaCuando los problemas sexuales se hacen recurrentes, la persona que los padece (así como su pareja) pueden comenzar a experimentar una gran ansiedad. Incluso, los problemas pueden escalar si existe falta de comunicación en la pareja.

Si la situación no mejora, es importante recurrir a un profesional. En primer lugar, habrá que descartar problemas de origen físico. Si se determina que la causa no es física, se deberá considerar visitar a un psicólogo.

En estos casos, el asesoramiento psicológico será útil para hallar el motivo que contribuye a la manifestación de la disfunción. También, podrá brindar herramientas para lidiar con el estrés y la ansiedad, y así mejorar el rendimiento sexual. Incluso, hay casos en que la terapia de pareja es de gran ayuda para afianzar la comunicación y mejorar la intimidad.