Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué es la conciencia emocional y cómo se desarrolla?

Conciencia emocional

¿Qué es la conciencia emocional y cómo se desarrolla?

Conocer y regular nuestras emociones es primordial para conseguir un bienestar personal. El modo en que manifestamos y procesamos nuestro ser emocional influye profundamente en la forma en la que nos vinculamos con las demás personas, por esta razón, incide significativamente en el ser social y vincular. Diversos abordajes psicológicos consideran que el aprendizaje en la canalización y la toma de conciencia de las emociones propias y ajenas constituyen un elemento indispensable para el desarrollo humano.

En este artículo te comentaremos que es la conciencia emocional, como se desarrolla, su importancia y ejemplos. ¡Continua leyendo!

¿Qué es la conciencia emocional?

mujer con conciencia emocionalSegún el psicólogo y especialista en educación emocional, Rafael Bisquerra, la conciencia emocional es la capacidad para comprender las emociones propias y ajenas. Tomar conciencia de las emociones implica quitarlas del plano de lo inconsciente, hacer visible los procesos emocionales. 

Esto significa, empezar a llevar a cabo un registro más analítico del modo en que sentimos y el modo en que las demás personas manifiestan su ser emocional. Dicha capacidad tiene en cuenta las diferencias individuales en la forma de ser consciente del funcionamiento emocional.

Es un conjunto de habilidades que se adquieren en las relaciones con otros y que involucran la capacidad de percibir, comprender, expresar, controlar y regular las emociones. Según Bisquerra, la conciencia emocional también implica la capacidad de entender el clima emocional en un contexto determinado.

Algunos aspectos que forman parte de la conciencia emocional son:
  • El registro de las emociones propias.
  • La capacidad de nombrarlas y expresarlas.
  • La comprensión de las emociones de los demás.
  • El aprendizaje acerca de la conexión entre emociones, cognición y comportamiento.

Te puede interesar nuestro artículo sobre «La educación emocional ¿Qué es y cómo desarrollarla?»

¿Cómo desarrollar la conciencia emocional?

Para poder adquirir habilidades de reconocimiento de nuestras emociones podemos mencionar cuatro fases fundamentales que se orientan por las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué estoy sintiendo en mi cuerpo? ¿Estoy sintiendo algo agradable o desagradable?
  2. ¿En qué parte de mi cuerpo lo siento con mayor intensidad?
  3. ¿Qué intensidad tiene esa emoción?
  4. ¿Cuál es la emoción que siento? Clasificar la emoción para definir su tipo: ira, tristeza, frustración, etc.

Las respuestas a estas preguntas nos orientarán en la primera fase, la del autoconocimiento. La siguiente fase será la de la gestión de las emociones, que nos permitirá tomar decisiones determinadas en base a la comprensión de las propias emociones.

Te puede interesar nuestro artículo sobre «Dependencia emocional»

Ejemplos de conciencia emocional

hombre con conciencia emocionalDesde una edad temprana aprendemos a percibir las emociones en las expresiones faciales. Por ejemplo, cuando somos niños y lloramos de dolor o reímos de alegría, podemos reconocer nuestra emoción en la reacción de los adultos, quienes empatizan con nuestros sentimientos y los reflejan. A medida que nuestra vida se desarrolla aprendemos el modo en que las otras personas se expresan y podemos percibir emociones diversas en sus manifestaciones.

También desarrollamos la habilidad de percibir las emociones en los espacios. Por ejemplo, cuando llegamos a un lugar que nos resulta cálido, ameno y relajante o, por el contrario, cuando llegamos a un lugar en el cual percibimos cierta tensión en el aire.

La conciencia emocional surge de la habilidad adquirida de percibir nuestras propias expresiones y su origen. Esto sucede, a modo de ejemplo, cuando reaccionamos a las acciones o dichos de alguien de una manera que no nos gusta, porque el comportamiento de esa persona nos produce enojo. El desafío radica en aprender, en primera instancia, qué es aquello que nos enoja y registrar patrones de respuestas para poder transformarlos y sobrellevar el enojo de una manera más constructiva para nosotros mismos y para los demás.

Te puede interesar nuestro artículo sobre «Técnicas de Regulación emocional»

Importancia de la conciencia emocional

Vivimos en una sociedad que relega e ignora gran parte de los elementos emocionales que nos constituyen. Durante generaciones el ser emocional de niños y niñas no fue contemplado en la educación y, como consecuencia, tenemos adultos completamente desconectados de sus propios procesos vivenciales. La importancia de la conciencia emocional radica en que posibilita aprender a controlar las emociones y canalizarlas, de tal manera que no nos dañen a nosotros mismos ni a los otros, como también evitar la somatización que deriva de la represión de las emociones.

La desconexión con nuestro ser emocional es la consecuencia de procesos de socialización que han sido sostenidos a través de los años por diversas instituciones y dispositivos que han colocado al componente emocional humano en un lugar secundario, sin darle la importancia que merece. Expresiones tales como “los niños no lloran” no ayudan a la expresión natural de las emociones. Las personas somos seres emocionales y necesitamos manifestar correctamente nuestro sentir para lograr alcanzar una vida en plenitud.

Podríamos decir que existen seis emociones primarias: el enfado, la alegría, el asco, la tristeza, el miedo y la sorpresa. Estas emociones básicas son la base de nuestra gestión e identidad emocional. Sin ellas, no sería posible sobrevivir. Cuanta mayor conciencia

tengamos de nuestras emociones, mejor podremos defendernos de aquello que nos desagrada y responder de manera saludable y asertiva.

Te puede interesar nuestro artículo sobre «¿Qué son las habilidades sociales? Ejemplo y cuadernillos para ejercitarla»

Relación y diferencia con la educación emocional, regulación emocional e inteligencia emocional

La conciencia emocional es la base para comprender las emociones propias. Por su parte, la regulación emocional es la capacidad para manejar las emociones de forma apropiada. Esto significa, tomar conciencia de la relación entre emoción, cognición y comportamiento para llevar a cabo estrategias que nos permitan afrontar las emociones de una manera saludable. La regulación emocional también consiste en la habilidad de autogenerar emociones positivas ante contextos adversos.

Por otra parte, la educación emocional es un abordaje educativo que persigue el desarrollo de competencias emocionales desde los primeros años de vida. Su objetivo es que las personas aprendan y adquieran herramientas para identificar, gestionar y regular las emociones. Si bien se plantea como un eje fundamental a trabajar dentro de las instituciones educativas, se entiende que todas las instituciones y espacios de socialización deberían fomentar la educación y alfabetización emocional.

Por último, la inteligencia emocional consiste en la “habilidad para manejar los sentimientos y emociones, discriminar entre ellas y utilizar estos conocimientos para dirigir los propios pensamientos y acciones” (Salovey y Mayer, 1990). Es decir, la conciencia emocional es el registro de las emociones propias y ajenas, una vez que se adquieren herramientas para aprender a regularlas se habla de inteligencia emocional.

Es importante comenzar a instalar en la agenda pública la importancia de abordar el aprendizaje emocional. Gran parte de los males que aquejan a nuestra sociedad provienen de haber ignorado durante generaciones enteras el trabajo sobre las propias emociones. La conciencia emocional nos permite vehiculizar nuestras manifestaciones emocionales para poder vincularnos de manera constructiva con las demás personas y sentirnos mejor con nosotros mismos.

Referencias

Conciencia emocional según Rafael Bisquerra

Mutismo selectivo - Niña aislada

Mutismo selectivo: cuando callar no es una elección

Olivia tiene 7 años. Cuando está en su casa, es una niña muy enérgica, alegre y curiosa. Habla y pregunta todo a sus padres, preocupada por entender el mundo que lo rodea. Juega con sus hermanos, y adora cantar.  Sin […]

familia en la terapia infantil

Autismo infantil

En 1913, Eugen Bleuler utiliza el vocablo autismo para definir sólo uno de los síntomas patognomónicos[1] de la esquizofrenia. En 1943, Leo Kanner, psiquiatra estadounidense, definía por primera vez el síndrome autista. Un año después Hans Asperger observa el fenómeno en Alemania. Tanto […]

libros de Inteligencia emocional de daniel goleman

La Inteligencia Emocional de Daniel Goleman

La inteligencia Emocional es la capacidad de percibir emociones, acceder y generar emociones para ayudar al pensamiento, comprender las emociones y el conocimiento emocional, y regular reflexivamente las emociones para promover el crecimiento emocional e intelectual. Esta definición es fue […]