¿Qué son los comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo?

Comportamientos repetitivos centrados en el cuerpoLos comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo o Body-focused repetitive behavior (BFRB) se refieren a un grupo de comportamientos recurrentes y compulsivos que pueden llegar a provocar lesiones físicas. Algunas de estas conductas son: arrancarse el pelo, rascarse la piel o morderse las uñas o los labios.

Los BFRB se encuentran en el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales) dentro del grupo  “Trastornos obsesivos compulsivos y otros relacionados”. Se incluyen la tricotilomanía (arrancarse el cabello) y el trastorno de excoriación (raspado de piel) o dermatilomanía. Sin embargo, existen otros tipos de conductas compulsivas aún no incluidas en el manual.

Se relacionan estos comportamientos compulsivos con mecanismos de auto alivio de la ansiedad y el estrés. Asimismo, se pueden llevar a cabo de manera automática (la persona no es consciente del comportamiento) o de manera enfocada (se participa activamente y consciente).

Te invitamos a conocer los trastornos compulsivos más comunes focalizados en el cuerpo. 

5 comportamientos repetitivos centrados en el cuerpo 

OnicofagiaLos trastornos BFRB más conocidos son:

  1. Onicofagia
  2. Excoriación o dermatilomanía
  3. Tricotilomanía
  4. Tricofagia
  5. Rinotilexomanía

Otro tipo de comportamiento repetitivo centrado en el cuerpo  es la dermatofagia o morderse de forma compulsiva la piel, los labios o el interior de las mejillas. 

1. Onicofagia:

La persona tiene el hábito de comerse las uñas de los dedos de las manos de forma recurrente llegando al punto de quedar con poca o ninguna uña, y dejar la piel al descubierto. En casos extremos los sujetos llegan a morderse por igual las diez uñas aproximadamente al mismo grado, la cutícula y la piel alrededor, generando heridas y posibles infecciones.

2. Excoriación o dermatilomanía:

El DSM-5 lo incluye dentro de los Trastornos Obsesivos Compulsivos y otros relacionados. Se trata de un impulso repetitivo de rascar, pellizcar o desgarrarse partes de la piel. Este comportamiento compulsivo llega a provocar lesiones y cicatrices, o infecciones leves. Por lo general, es causado por sentimientos de ansiedad y tensión emocional.

3. Tricotilomanía:

También incluido en el DSM-5, se trata del comportamiento repetitivo de arrancarse el cabello o el pelo de partes del cuerpo. Aunque las partes más comunes son las pestañas, las cejas y el cuero cabelludo. Las personas con este trastorno llegan a lidiar con la calvicie y la pérdida de cabello.

4. Tricofagia:

Este tipo de BFRB es poco frecuente. También conocido como el síndrome de Rapunzel. La persona que lo padece tiene la necesidad de comer cabello propio o ajeno sin parar. Este comportamiento puede llegar a ocasionar complicaciones digestivas, náuseas, vómitos y obstrucción intestinal. En algunos casos se puede llegar a una intervención quirúrgica con el fin de extraer la bola de pelo acumulada (tricobezoar).

5. Rinotilexomanía:

También conocido como punción nasal. Hurgarse la nariz es considerado un hábito común. Según estudios los sujetos llegan a hurgarse la nariz cuatro veces al día. Sin embargo, en algunos casos se convierte en un comportamiento compulsivo, llegando a provocar infecciones nasales, sangrados ocasionales y perforaciones del tabique nasal. 

Causas

conductas repetitivas centradas en el cuerpoLas conductas focalizadas en el cuerpo pueden comenzar a cualquier edad. La causa de los BFRB es desconocida. Algunas investigaciones lo relacionan a una predisposición genética, así también con variables emocionales como la ansiedad, depresión y estrés.

Los efectos de estos comportamientos pueden ser varios. Las personas no solo se dañan el cuerpo, sino que hacen todo lo posible por ocultar las lesiones. Tienden a  evitar situaciones sociales, usan pelucas y otros métodos para ocultar las lesiones físicas.

Tratamiento para tricotilomanía, excoriación y otros 

Mediante la técnica de inversión del hábito de Azrin y Nunn, enmarcada dentro de la terapia cognitivo conductual, se pueden reducir los síntomas de los BFRB. El procedimiento cuenta con las siguientes etapas:

  • Se busca detectar los estímulos que anteceden la conducta recurrente. Principalmente se hace foco en las sensaciones de tensión emocional.
  • Se ayuda a la persona a buscar estrategias para dejar de realizar dicho comportamiento compulsivo sobre el cuerpo, sustituyéndolo por otra actividad diferente. Por ejemplo, cerrar los puños, sentarse sobre sus manos.
  • También, se le enseñan técnicas de relajación para disminuir la ansiedad o tensiones emocionales posibles causantes de la excoriación, tricotilomanía, onicofagia, etc.  

Fuente: 

https://www.bfrb.org/ 

Notas Relacionadas

aptos psicologicos

Modelos de aptos Psicológico

Los certificados de aptitud psicológica, conocidos comúnmente como “aptos psicológicos”, son emitidos exclusivamente por profesionales de la psicología. El apto sencillamente dice que la persona que

LEER MÁS »