Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Terapia sexual: ¿Cuándo consultar a un profesional de la sexología?

terapia de parejas

Terapia sexual: ¿Cuándo consultar a un profesional de la sexología?

Terapia sexual en pareja La terapia sexual ayuda a las personas a superar conflictos físicos y emocionales que llevan a la disfunción o insatisfacción sexual. En consecuencia, los individuos logran establecer relaciones sexuales saludables.

Hablar de dificultades en el marco de la sexualidad suele resultar difícil. En algunas ocasiones, la persona puede sentirse avergonzada y culpable frente a su pareja. De todas maneras, la terapia sexual puede ayudar a superar ciertos conflictos como la eyaculación precoz, dificultades para llegar al orgasmo, hasta problemas derivados de abuso o traumas, entre otros.

Las sesiones de terapia suelen ser cortas, relajadas e informales. Se busca que el individuo o la pareja se sienta cómodo para contar su problema y recibir asesoramiento y acompañamiento. La duración del tratamiento va a depender de las inquietudes que deben abordarse.

Te invitamos a conocer qué problemáticas aborda un profesional de la sexología. ¿Cómo saber cuándo asistir a terapia sexual? ¿Se debe ir solo o en pareja? Más info a continuación.

¿Qué problemas trata un profesional de la sexología?

La sexualidad engloba aspectos biológicos, psicológicos y sociales. Es un concepto dinámico, no es igual en todas las etapas de la vida y es distinta de una persona a otra.

Existen cuestiones físicas, emocionales y psíquicas que pueden afectar directamente la sexualidad personal y en pareja. De esta manera, en una terapia sexual se pueden abordar factores psíquicos como miedos, vergüenza, traumas, culpa. También, problemas afines con las relaciones interpersonales tales como la falta de confianza, dificultades para comunicarse.

Además, se pueden enfocar y resolver conflictos como:

  • Falta de deseo sexual
  • Dificultad para llegar al orgasmo (anorgasmia)
  • Eyaculación precoz
  • Disfunción eréctil
  • Dolor durante las relacione sexuales (dispareunia)
  • Insatisfacción sexual
  • Conflictos relacionados con experiencias sexuales previas no deseadas
  • Problemas relacionados con una discapacidad o enfermedad crónica
  • Conducta sexual impulsiva
  • Orientación sexual

Un profesional especialista en sexualidad se ocupa de que las personas logren una vida sexual plena y satisfactoria. De esta manera, aborda varios aspectos de la vida de los sujetos: creencias, la sexualidad propia y en pareja, educación sexual, y demás.

¿Cuándo consultar a un especialista en sexualidad?

Terapia sexual Es importante consultar con un terapeuta cuando se presenta una disfunción sexual o algún tipo de trastorno sexual. Siempre que provoque sufrimiento y malestar tanto personal como en el interior de la pareja.

Algunos de los motivos más frecuentes para realizar terapia sexual son los enumerados anteriormente: la falta de deseo sexual, la eyaculación precoz, insatisfacción sexual, dudas sobre la propia sexualidad,  entre otros.

Asimismo se puede solicitar una consulta con un especialista cuando se presentan algunos cambios hormonales en la menopausia y surgen problemas para adaptarse a esta nueva etapa. De la misma manera, si el individuo  manifiesta algún conflicto sexual al enfrentarse a una separación, divorcio y comienza una nueva relación en pareja.

Por otro lado, algunos problemas en las relaciones sexuales y la intimidad se vinculan con cuestiones como el estrés, la ansiedad o la depresión. Estas emociones pueden provocar un desequilibrio en la relación y generar falta de deseo sexual.

En todos los casos, un terapeuta sexual puede orientar en temas de sexualidad. También, disipar dudas y mitos para mejorar la calidad en las relaciones íntimas.

¿Hay que asistir solo o en pareja a la terapia sexual?

Se puede realizar terapia sexual solo o en pareja, según el caso. Algunas personas, si bien viven el problema en pareja, deben tratar la dificultad de manera personal y en solitario para abordar sus inquietudes y conflictos personales.

En otros casos, es necesario la presencia de ambos miembros de la pareja. Durante las sesiones se pueden abordar aspectos relacionados con las relaciones sexuales, pero también otras cuestiones enfocadas con la pareja. Esto se debe a que las posibles causas de la disfunción sexual que se plantea pueden ser falta de comunicación, falta de confianza, traumas sexuales o afectivos, infidelidad, entre otros.

¿Qué formación tiene un sexólogo?

Terapeuta sexualLa sexología es una disciplina que estudia desde el punto de vista psicológico y fisiológico el comportamiento sexual del ser humano. Se trata de una profesión en crecimiento. Pero, no es una especialidad dentro de la Psicología.

Al contrario, es una disciplina propia y no todos los profesionales especializados en sexología son psicólogos. Se pueden encontrar médicos, ginecólogos, trabajadores sociales, educadores, entre otros, especializados en la temática.

Actualmente, para formarse en sexología se debe cursar un máster o un posgrado en el país o a distancia. Estos integran conocimientos de la medicina y la psicología. Asimismo, brindan herramientas y conocimientos diagnósticos y terapéuticos para el manejo de disfunciones y trastornos sexuales.

A grandes rasgos, un sexólogo tiene como funciones asesorar y orientar en educación sexual, realizar terapia sexual y/o de pareja, abordar problemas relacionados con la orientación sexual, fomentar la salud sexual y reproductiva.

Un especialista en terapia sexual puede ayudar a superar de manera individual o en pareja trastornos sexuales que generan estrés y  baja autoestima. Ayuda a que los integrantes de una relación lleguen a una comprensión recíproca del problema que los afecta. De esta manera, mejoran su comunicación y aprenden a potenciar los diferentes factores implicados en la vida sexual y sentimental de la pareja.