Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué es el trastorno de personalidad antisocial?

Personalidad antisocial - Mujer con máscara

¿Qué es el trastorno de personalidad antisocial?

Personalidad antisocial - Mujer con máscaraEl trastorno de personalidad antisocial, también llamado “sociopatía”; es una condición mental en el que la persona no demuestra ningún tipo de respeto por el bien y el mal. Del mismo modo, ignora los sentimientos y derechos de las demás personas.

Se enmarca dentro de los Trastornos de Personalidad de Grupo B. Allí se incluyen a todos aquellos desórdenes relacionados con comportamientos y pensamientos impredecibles, impulsivos, dramáticos y emocionalmente inestables. 

Los sociópatas son personas provocativas y manipuladoras. En ocasiones, suelen ser bastante dañinos con los demás, o tratarlos de manera indiferente. Sumado a ello, no suelen demostrar culpa o remordimiento por su forma de comportarse. 

En este artículo te explicamos en detalle en qué consiste este trastorno: cuáles son sus síntomas, las causas, el modo de diagnosticarlo y el tratamiento. 

¿Cuáles son los síntomas del Trastorno de Personalidad Antisocial?

Los síntomas de las personas con Trastorno de Personalidad Antisocial pueden incluir: 

  • Indiferencia hacia lo que está bien y lo que está mal.
  • Mentiras o engaños continuos con el objetivo de explotar a los demás.
  • Ser insensible, irrespetuoso o cínico con los demás.
  • Usar el encanto o ingenio para manipular, con el objetivo de obtener ganancias personales o simplemente placer.
  • Arrogancia, sentido de superioridad y críticas constantes hacia los demás.
  • Problemas recurrentes con la ley debido a los comportamientos manifestados.
  • Violación de los derechos de los demás, a través de la intimidación y otro tipo de actos deshonestos.
  • Impulsividad, problemas para planificar a futuro.
  • Hostilidad, irritabilidad, agresión y violencia constante.
  • Falta de empatía hacia los demás, y ausencia de remordimiento ante la posibilidad de dañar a otros.
  • Comportamientos riesgosos innecesarios, sin tener en cuenta la seguridad propia y de los demás.
  • Relaciones sociales pobres o abusivas.
  • Imposibilidad de considerar las consecuencias negativas de un acto, o aprender de él.
  • Ser constantemente irresponsables y fallar repetidamente al tratar de alcanzar las distintas expectativas: laborales, financieras, familiares.

 

¿Cuándo comienzan a manifestarse los síntomas? 

Personalidad antisocial - Hombre agresivoLos adultos que tienen trastorno de personalidad suelen mostrar algunos síntomas o problemas de conducta durante la adolescencia. Algunos de estos síntomas son:

  • Agresiones dirigidas a personas y/o animales.
  • Destrucción de propiedades.
  • Engaño, mentira constante.
  • Robos.
  • Serias violaciones a las reglas. 

Pese a que la sociopatía no tiene una cura definitiva, y la persona debe convivir con ella a lo largo de toda la vida; algunos síntomas (particularmente vinculados al comportamiento destructivo), pueden disminuir con el tiempo.  

Sin embargo, no está claro si esta disminución se relaciona con el envejecimiento; o con el aumento de consciencia sobre las consecuencias del comportamiento antisocial.

 

¿Cuáles son las causas de este trastorno?

La personalidad es la combinación de pensamientos, emociones y comportamientos que hace que cada persona sea única. Es el modo en que las personas ven, entienden y se relacionan con el mundo exterior; así como el modo en que se conciben a sí mismas.

Comienza a formarse durante la infancia, y es moldeada por la interacción entre ciertas características heredadas y factores ambientales. 

La causa exacta del desorden de personalidad antisocial es desconocida, pero: 

  • Los genes pueden hacer a una persona más vulnerable para padecer el trastorno; y distintas situaciones de la vida cotidiana pueden desencadenar su desarrollo.
  • Ciertos cambios en las conexiones cerebrales pueden jugar un papel importante.

 

Factores de riesgo

A su vez, existen ciertos factores de riesgoque aumentan el riesgo de desarrollar el trastorno de personalidad antisocial, como:

  • Diagnóstico de Trastorno de Conducta durante la infancia.
  • Historial familiar de trastorno antisocial, otro tipo de desórdenes de personalidad o problemas mentales.
  • Haber sido víctima de abusos o negligencia durante la infancia.
  • Vida familiar inestable, violenta o caótica durante la niñez.

Estadísticamente, los hombres son más propensos que las mujeres a desarrollar este trastorno.

 

Complicaciones del Trastorno Antisocial 

Algunas de las consecuencias, complicaciones y problemas que puede traer el Trastorno de Personalidad Antisocial puede incluir, por ejemplo:

  • Abuso físico o psicológico de la pareja, abuso/negligencia infantil.
  • Abuso de alcohol u otras sustancias.
  • Encarcelamiento debido a comportamientos fuera de la ley.
  • Comportamientos homicidas o suicidas.
  • Tener otras enfermedades de salud mental, como depresión o ansiedad.
  • Descenso en el estatus social y económico.

¿Cómo se previene este trastorno? 

La realidad es que no existe una manera segura de prevenir el Trastorno de Personalidad Antisocial. Debido a que se cree que tiene sus raíces en la infancia; los padres, maestros y el entorno del niño en general deben estar atentos para identificar señales de alerta temprana. Por otra parte, puede ser de ayuda identificar a aquellas personas que se encuentran más en riesgo (por ejemplo, niños que muestran problemas de conducta), y realizar una intervención rápida.

La educación del niño, la enseñanza de nuevas habilidades sociales, comportamientos, y formas de resolver los problemas, y la terapia individual; pueden ayudar a reducir la probabilidad de que desarrolle el trastorno durante la adultez. También es muy importante el acompañamiento de los padres, ya sea en la casa, así también como a través de la terapia familiar.

 

¿Cómo se diagnostica este trastorno? 

Por lo general, las personas con Trastorno Antisocial se rehúsan a creer que necesitan tratamiento. Sin embargo, pueden buscar ayuda a instancia de otros síntomas como depresión, ansiedad, ira, o problemas como el uso/abuso de sustancias.

El diagnóstico de este Trastorno suele basarse en:

  • Una evaluación psicológica donde se exploran los pensamientos, sentimientos, relaciones, patrones de comportamiento e historia familiar.
  • Repaso de la historia médica (física y mental), e historia personal.
  • Síntomas listados en el DSM-5 (Manual de Estadísticas de Salud Mental, por el cual se rige gran parte de los profesionales de la Salud Mental).

Pese a que el trastorno no suele diagnosticarse antes de los 18 años, es importante prestar atención a todos los signos o síntomas de la persona. Identificarlo de manera temprana puede ayudar a mejorar los resultados a largo plazo.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

Pese a que el Trastorno es difícil de tratar, para algunas personas el tratamiento y seguimiento cercano por parte del profesional puede ser beneficioso a largo tiempo. 

El tratamiento depende de la situación particular de cada persona, su predisposición a participar en las sesiones, y la severidad de los síntomas.

Por lo general, se recomienda la terapia psicológica. Esta terapia puede incluir, por ejemplo, manejo de la ira y violencia, tratamiento para el abuso de sustancias y otro tipo de problemas de salud mental.

Por otra parte, no existe ningún tipo de medicación aprobada para tratar este Trastorno. Sin embargo, en el tratamiento sí pueden prescribirse medicamentos para tratar síntomas asociados al desorden antisocial: ansiedad, depresión, entre otros.