Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué es el acoso psicológico?

Acoso psicológico

¿Qué es el acoso psicológico?

El acoso psicológico o moral es una conducta ofensiva y perturbadora a nivel psicológico o emocional. Se manifiesta en un contexto determinado y se caracteriza por ser intencional, repetitivo e intenso. Se puede dar en una pareja, a nivel familiar, en el trabajo, entre otros y ocasiona baja autoestima e impotencia.

Acoso psicológico laboral

Suele existir un desequilibrio de poder entre el acosador y la víctima del acoso. Asimismo, implica un largo proceso, en el cual la persona que es acosada va viendo afectado progresivamente su autoestima y la seguridad. En casos más avanzados, se manifiestan la ansiedad y la depresión, lo que puede llevar a sufrir patologías psicológicas y psiquiátricas. En casos extremo, se han reportado suicidio y autolesiones graves.

Aunque existen diferentes tipos de acoso psicológico, la mayoría tiene como característica general la descalificación constante, la crítica y amenazas recurrentes, o dificultar la realización y cumplimiento de tareas y actividades, entre otros. 

¿Qué tan grave puede llegar a ser el acoso psicológico? ¿Tiene consecuencias? ¿Cómo salir de un acoso psicológico? Te invitamos a seguir leyendo. 

¿Cuáles son los tipos de acoso psicológico más comunes?

Actualmente existen diferentes tipos de acoso que se diferencian por el contexto en el que se desarrollan. Entre los más importantes, encontramos: 

Mobbing  o acoso laboral:

El mobbing es un tipo de acoso psicológico que ocurre dentro de un espacio de trabajo. Pueden llevarlo a cabo una o más personas, y las víctimas puede ser una o varias. 

El acoso psicológico de tipo laboral se puede aplicar a través de amenazas, la propagación de falsos rumores, el trato discriminatorio. Además, el acosador puede sobrecargar a la víctima con mucho trabajo, asignarle plazos inalcanzables, la aísla del resto del grupo. 

El mobbing termina afectando el rendimiento laboral de una persona, y en casos extremos puede desencadenar Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT)

Bullying o acoso escolar:

El bullying es el tipo de acoso más conocido. Se trata de cualquier tipo de agresión psicológica, física o verbal que se lleva a cabo dentro y fuera del aula entre niños y adolescentes. 

Las consecuencias del acoso psicológico que se produce en el ámbito escolar pueden ser físicas y psicológicas, tales como miedo de asistir a la escuela, nerviosismo, ansiedad, depresión. En casos más graves se puede producir un intento de suicidio por parte del adolescente o niño víctima del acoso. 

Acoso sexual:

Se basa en conductas intimidantes y agresiones físicas, verbales o no verbales tales como gestos de naturaleza sexual, comentarios sobre el aspecto físico o vida privada de la persona acosada. También se incluyen ciertos piropos, manoseo, acercamientos no deseados por la víctima. 

Este tipo de acoso se puede desarrollar en diferentes ámbitos, como el laboral, académico, hasta incluso familiar. Asimismo, las acciones de acoso pueden ser leves o graves, al llegar a materializarse un abuso o agresión sexual. 

Acoso físico:

También conocido como “stalking” en inglés, es un tipo de acoso que se basa en perseguir de manera constante a la persona acosada, con el objetivo de establecer un contacto personal en contra de la voluntad de la víctima. Por lo general, el acosador desarrolla un tipo de obsesión, lo que genera conductas tales como espiar a la persona, amenazarla, llamarla por teléfono y enviarle mensajes, hasta cometer actos violentos.

Ciberacoso:

También llamado “cyberbullying”  es un tipo de acoso psicológico que se basa en el uso de las redes sociales para acosar a una persona o grupo de personas a través de la propagación de rumores falsos o información confidencial.
En los medios digitales las agresiones se propagan con mayor velocidad y alcance. Asimismo, por lo general el agresor se mantiene en el anonimato. 

Este tipo de acoso engloba otros tipos de conductas malintencionadas que se producen en la web tales como el stalking, el grooming, el acoso sexual. 

El ciberacoso puede tener consecuencias psicológicas y emocionales para quien lo padece: Estrés, humillación, impotencia, pérdida de confianza en sí mismo, entre otros. 

Acoso familiar:

En algunos casos un grupo de familiares ejerce una serie de comportamientos y violencia psicológica de manera sostenida en el tiempo sobre otro familiar. El objetivo es lograr su desprestigio y en algunos casos, su exclusión de la familia. 

La persona que sufre el acoso suele sobresalir de algún modo por sus facultades personales. Puede ser un sujeto eficiente, creativo, amigable, que llega a despertar la envidia de otros miembros de la familia. Asimismo, el acoso también se puede producir debido a su elección sexual o alguna característica puntual como la herencia familiar. 

Este tipo de acoso puede implicar una desestabilización psicológica, afectiva y social de la persona que lo padece. 

¿Cuáles son las causas del acoso psicológico?

Acoso psicológicoSi bien no existe una causa específica, se pueden establecer algunos rasgos del perfil de acosador. Este suele caracterizarse por un tipo de personalidad narcisista y paranoide. Asimismo, suelen ser personas manipuladoras, competitivas y mostrarse seductoras al resto, aunque a través de la seguridad que exteriorizan pueden encubrir sus propias falencias y deficiencias. 

Por otra parte, no existe un perfil determinado de la víctima del acoso psicológico. Pueden sufrirlo tanto hombres como mujeres, desde niños hasta adolescentes y adultos, independientemente de su estatus social y económico. De todas maneras, se pueden identificar algunos rasgos muy generales de los sujetos que sufren acoso: suelen ser personas independientes, autónomas y con iniciativa propia, aunque pueden llegar a mostrarse ingenuas en determinadas situaciones y llegar a carecer de habilidades de defensa social, como así también manifestar un cierto aislamiento social. 

¿Qué tipos de consecuencias tiene el acoso?

Además de la pérdida del autoestima y la inseguridad personal, cualquier tipo de acoso que se prolonga en el tiempo puede producir efectos psicológicos, físicos y sociales en una persona, tales como: 

  • Psicológicos: Ansiedad generalizada, depresión, sentimiento de culpa y vergüenza, tristeza, llanto frecuente, trastornos del sueño, rumiación obsesiva, estrés. 
  • Físicos: Trastornos digestivos, alergias, infecciones, hipertensión, enfermedades psicosomáticas. En casos más extremos la persona puede llegar al suicidio. 
  • Sociales: Aislamiento, miedo a relacionarse con otros, intolerancia de la gente, irritabilidad.

¿Cómo superar el acoso psicológico?

En muchos casos, las personas víctimas de un acoso psicológico intenso y continuo en el tiempo suelen creerse culpables por la situación que viven, se preguntan si hicieron algo mal o llegan a creer que realmente hay en ellas algo defectuoso. 

De todas formas, es posible salir y superar un acoso psicológico. Para esto, es importante que el sujeto que es foco del acosador pueda reconocer que está siendo víctima de un tipo de acoso psicológico. 

Reconocerse como víctima puede resultar dificultoso y hasta doloroso. Sin embargo, desde una actitud consciente se puede pedir ayuda con el fin de curar el daño psicológico, y recuperar la seguridad personal y el autoestima. 

Pedir ayuda puede ser parte del proceso para superar el acoso, en el caso que necesites un psicólogo en córdoba capital o terapia online, no dudes en consultarnos. También puedes recurrir a las autoridades donde se produce el acoso, si se produce en la escuela, trabajo, entre otros.