Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19

Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Cómo elegir psicólogo?

¿Cómo elegir mi psicólogo?

¿Cómo elegir psicólogo?

La terapia psicológica es una herramienta eficaz para trabajar los problemas psíquicos y emocionales que te impiden alcanzar una vida plena. Sus diversas corrientes abordan estas problemáticas de forma particular. Pero la oferta es tan amplia, que elegir psicólogo no es tarea fácil.selección de mi psicólogo

Para que puedas tomar la decisión correcta, preparamos este artículo para ayudarte en tu elección. Aquí te presentamos diversos aspectos que tenés que considerar para encontrar la terapia y el profesional adecuados para vos. ¡No te los pierdas!

Elegir un psicólogo…de verdad

Empezamos por algo que puede sonar raro o quizás obvio, pero no podemos olvidar. Si estás buscando un tratamiento o asesoramiento psicológico, lo primero es asegurarte de ir a un psicólogo profesional y matriculado.

En la actualidad existen muchas personas que ofrecen tratamientos psicológico sin estar matriculados. O lo que es peor, sin ser psicólogos. El problema es que cualquiera puede abrir un consultorio de psicoterapia, incluso el título de psicología.

Existen métodos alternativos como reiki, flores de Bach, parapsicología, entre otros. Estos pueden ser de utilidad respecto a problemas como el estrés. Pero sus tratamientos, en general, no están avalados científicamente y no reemplazan el tratamiento psicológico.

Es tu derecho exigirle la matrícula a tu psicólogo, la cual es necesaria para la promoción de su servicio. También es cierto que incluso yendo a un psicólogo matriculado, el éxito de la terapia no está garantizado. Hay muchos que no son buenos profesionales, por eso tenés sentirte libre de buscar otro terapeuta si no estás cómodo. 

Señales de un buen psicólogo

Para elegir un psicólogo adecuado para vos, uno de los aspectos más relevantes es que sepa comunicarse bien con sus pacientes. Por ejemplo, a la hora de brindarte información de su plan de intervención, a dónde apunta con la terapia. Un buen profesional tiene que poder explicar con claridad la cantidad de sesiones previstas y qué va a suceder en esas sesiones.

Por otra parte, los profesionales de la psicología no deberían, en ningún caso, juzgar a sus pacientes. Su tarea es ofrecer soluciones y orientar el tratamiento hacia objetivos claros. No tienen que ser los guardianes de la moral y las buenas costumbres.

Además, un buen psicólogo debe promover un ambiente de confianza, que te ayudará a expresarte sin complejos ni miedo o vergüenza. Así favorece que los pacientes actúen de forma sincera durante sus sesiones.

Si hablamos de elegir psicólogo, también incide la posibilidad de establecer objetivos claros con el terapeuta. Un buen profesional será capaz de discutir esas metas al principio de la terapia. Aunque vale aclarar que algunos objetivos necesitan de más tiempo que otros para cumplirse. Usted y su psicoterapeuta deben decidir en qué punto esperan comenzar a ver progresos.

Características de un psicólogo adecuado para mí

Ahora vamos a contarte acerca de cuestiones puntuales acerca de cómo elegir psicólogo. Características específicas que podrías considerar en tu búsqueda de terapeuta. Descubrí cuáles son a continuación.

Hombre o mujer

En este aspecto no hay una respuesta infalible. El género del terapeuta es de suma importancia para muchas personas que se sienten más cómodos hablando con una persona del mismo género o de otro género. Aunque también hay otros que esta cuestión le es indiferente, y el género del terapeuta no afecta su sentimiento respecto al tratamiento.

Orientación teórica

Aquí nos referimos al tipo de terapia que realiza el profesional. En psicología existen diferentes escuelas y corrientes, como por ejemplo el psicoanálisis, la Gestalt, terapia cognitiva, por nombrar algunas. No escuelas mejores o peores, y todas cuentan con profesionales de alto nivel. Incluso puede haber psicólogos con un enfoque multidisciplinar.

Sin embargo, es bueno averiguar antes sobre la metodología y modo de intervención de tus posibles psicólogos. Así vas a entender mejor cómo será tu tratamiento. Si tenés información de alguna corriente y pensás que vas a sentirte bien en ese enfoque, puede ser un punto a tener en cuenta.

Especialidad

Otro aspecto que podés averiguar es cuáles profesionales están especializados en los problemas que vas a tratar en terapia. Hay muchos tipos de psicólogos, pero no todos ellos son adecuados para vos y tu problemática particular. 

Es necesario, no solo que esté formado en atención clínica, sino también en la problemática o dinámica que estamos requiriendo. Hay psicólogos o psicólogas con formación y experiencia en trastornos o problemáticas específicas. Hablamos, por ejemplo, de trastornos alimenticios, problema de abuso de sustancia, trastorno límite de la personalidad o psicosis. Así como también psicólogos especializados en dinámicas particulares como son la atención de niños, adolescentes, parejas o ancianos.

Edad del terapeuta

En este punto depende de cómo se sienta más confortable cada persona. Quizás los adultos mayores no pueden abrirse tanto cuando su terapeuta es un profesional joven y recién formado. Lo mismo puede pasar con pacientes adolescentes, que prefieran un psicólogo joven antes que alguien mayor.

Es por eso que nuestro consejo es que busques a un terapeuta con quien sientas que podés hablar. Si la edad es relevante para vos, es perfectamente válido elegir un psicólogo en la franja etárea que sea de tu agrado.

Precio de la sesión, obra social y seguro médico

En general, el precio de la terapia se basa en el valor de cada sesión por separado. Dependiendo el profesional y el tipo de escuela y tratamiento, hay una gran variedad de precios. Entre esos, podés optar el que más te convenga.

En el caso de que la terapia psicológica requiera un esfuerzo económico importante, lo ideal sería buscar profesionales que atiendan tu obra social o seguro médico. Si empezás un tratamiento prolongado, el factor monetario podría llevarte a desistir antes de completarlo.

Si pagar la consulta no es un problema, o no contás con obra social, el precio no debería ser el factor principal a tener en cuenta a la hora de elegir psicólogo.

Ubicación

En este punto hay que considerar la ubicación del consultorio. Si queda muy lejos de tu casa y tenés que gastar mucho tiempo en el tráfico de la ciudad, puede que termines abandonando el tratamiento.

La pandemia de COVID-19 también hizo que mucha gente le perdiera el miedo a la virtualidad. Todos aprendimos que las clases, reuniones e incluso cumpleaños pueden hacerse por videollamada. La sesión con el psicólogo también. Si la distancia o el tiempo al consultorio es un problema, siempre te queda la opción de terapia online.

Además podemos tener en cuenta comodidad del consultorio. Es fundamental sentirnos cómodo y a gusto, tanto con el profesional como con el espacio. Lo ideal es que sea una sala sin contaminación sonora, un ambiente agradable, que nadie de afuera pueda escuchar. Esos son detalles que hacen a tu comodidad y llevan a una terapia exitosa.

Preguntas que puedo hacer para elegir psicólogo

Empezar terapia psicológica es un paso muy grande, y puede marcar un antes y un después en tu vida. Por eso estás en tu derecho de averiguar y sacarte todas las dudas al momento de elegir un psicólogo. El profesional debe brindarte respuestas claras a todas las dudas de la terapia que te vayan surgiendo.

A continuación te damos ejemplos de preguntas que podés hacer antes de empezar terapia:

  • ¿Es usted un psicólogo autorizado para ejercer? ¿Cuál es su número de matrícula?

  • ¿Hace cuánto que ejerce la psicología?

  • ¿Qué corriente o escuela psicológica sigue?

  • ¿Qué experiencia tiene tratando a personas con problemas como los míos?

  • ¿Cuáles son sus áreas de especialización? Por ejemplo, terapia infantil o de adolescentes.

  • ¿Cuáles son sus honorarios? ¿Qué precio tiene cada sesión? 

  • ¿Qué tipo de tratamiento utiliza? ¿Es una terapia eficaz para combatir mi problemática?

  • ¿Cuánto tiempo de terapia me recomendaría?

  • ¿Qué obras sociales y seguros médicos acepta? 

  • ¿Está afiliado a alguna organización de atención médica o de salud mental? 

Psicólogo u otras profesiones de Salud Mental

Como ya dijimos, hay muchas terapias alternativas, pero no están probadas científicamente. Pueden ser complementarias, pero no reemplazan a la psicoterapia. Aunque también hay profesionales que brindan tratamiento para problemáticas específicas.

Podemos encontrar, por ejemplo, trabajadores sociales especializados en terapia familiar, o médicos que se especializan en tratamiento de adicciones. Lo importante es ponderar la formación del profesional, para saber si está preparado y autorizado para tratar aspectos de salud mental.

Otro aspecto que siempre ronda a la hora de elegir psicólogo es la diferencia -y confusiones comunes- entre psicólogos y psiquiatras. En pocas palabras, diremos que el psicólogo busca que sus pacientes recuperen el bienestar psicológico y emocional. Para ello, trabaja con ciertas técnicas que abordan el malestar de la persona.

El psiquiatra posee formación médica, por lo cual ha estudiado el funcionamiento neuroquímico del cerebro. Son profesionales que pueden -si el tratamiento así lo requiere- recetar fármacos. Pueden también prestar atención médica y realizar ingresos hospitalarios, en los casos que sea necesario.

Sentite cómodo

Los psicólogos y sus pacientes trabajan juntos. Eso explica la importancia de que se entiendan y creen un ambiente de cooperación entre ellos. Un factor clave para elegir psicólogo es que el paciente se sienta bien, que esté cómodo con ese profesional. En el mismo sentido, es de gran relevancia mantener una buena comunicación, fluida y sin presiones, con el terapeuta. 

La primera persona que puede decidir la necesidad y utilidad de ir al psicólogo sos vos. Un terapeuta no puede presionarte para que sigas tu tratamientos. Sos vos quien va a notar los progresos que hagas en tu terapia y, a partir de ahí, analizar si continuar con las sesiones.

Si la comunicación no fluye, no estás cómodo o sentís alguna presión por parte del psicólogo, tenés toda la libertad de interrumpir tu tratamiento. Si no estás conforme con los avances de la terapia, también podés buscar otro profesional que te ayude.

Ahora ya sabés varias aspectos que considerar para elegir psicólogo. Si estás decidido a dar ese paso, nuestro centro cuenta con profesionales especializados en diversas corrientes y áreas de intervención. No dudes en consultarnos.