Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Los niños y las emociones

los niños y las emociones

Los niños y las emociones

Actualmente, pareciera que no se puede estar triste o compartir algo doloroso. Esto, producto del contexto social y cultural que nos rodea. No hay que mostrar ciertas emociones, sino estar felices y sonrientes. El enojo y la tristeza se deben negar o tapar, siendo que todas las emociones son parte de los sujetos que atraviesan por diferentes situaciones y conflictos.

los niños y las emocionesSon los adultos, en primer lugar, quienes tienen que entender sus emociones para poder luego ayudar a sus hijos. Resulta fundamental que los padres puedan nombrar sus estados afectivos, que puedan ponerlos en palabras y conectarse con sus afectos; para que el niño pueda así entender sus propias emociones y se permita sentirlas y tramitarlas.

Permitir que los niños manifiesten el dolor, la tristeza y los enojos. No buscar como primer alternativa la medicación, porque ésta viene a tapar y evitar el contacto con esas emociones. Los niños deben expresarse porque si la emoción se comparte con otros se alivia. No anular el sentimiento: estar enojado no es algo malo, por ello hay que permitir que admita esa emoción sin anularla, y pueda ponerla en palabras.

Que los niños puedan expresar las emociones los ayudará en los diferentes ámbitos de su vida; favoreciendo el autocontrol, la resolución de conflictos, los vínculos sanos, etc.

¿Qué pasa cuando las emociones no se expresan?

Cuando un niño no puede expresar sus emociones, se produce un malestar y su autoestima e identidad se ven afectados. El niño no puede entender lo que pasa, lo que implica un aumento de ansiedad. A su vez, se siente mal por sentir lo que siente, e incluso puede llegar a manifestar sus emociones a través de su cuerpo, presentándose distintos síntomas físicos como la somatización.

Desde la psicología se intenta ayudar a los padres a conectarse con sus emociones y favorecer a la comunicación de los mismos con sus hijos, dialogando acerca de cómo se sienten ellos y trasmitiendo que mostrar cómo cada uno se siente no es algo malo. De esta manera actúan como modelo de identificación para el niño en crecimiento.

Además el psicólogo intentará ayudar al niño a encontrar sus propios recursos para expresar sus emociones. Para eso se busca el modo, se da la posibilidad de detectar, sentir y comunicar lo que siente habilitando un espacio de comprensión para tramitar esas emociones.

Resulta fundamental ayudar a los niños a expresar sus emociones ya que las mismas son parte del día a día, entenderlos y acompañarlos en su crecimiento habilitándolos a comunicar lo que les pasa y encontrando el modo más saludable.

Articulo redactado por:

psicologa Magali Lamberti

Lic. Magali Lamberti

Lic. en Psicología

Licenciada en Psicología, Universidad Nacional de Córdoba. Mat. Prof. 8678. Atención en consultorio privado a niños, adolescentes y adultos. Atención en Centro

psicologa Magali Lamberti
Lic. Magali Lamberti

Lic. en Psicología

Licenciada en Psicología, Universidad Nacional de Córdoba. Mat. Prof. 8678. Atención en consultorio privado a niños, adolescentes y adultos. Atención en Centro de Salud. Parte del Equipo del Departamento de Psicología de la Emergencia de Bomberos Voluntarios de la Provincia de Córdoba. Acompañante terapéutica especializada en salud mental. Especialización en acompañamiento en la maternidad, psicodrama y coordinación grupal. Especialización en la clínica con niños y adolescentes. Formación en clínica psicoanalítica.

B° Nueva Córdoba - Córdoba