Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

¿Qué es el EMDR?

Terapia EMDR

¿Qué es el EMDR?

Terapia EMDR en Córdoba El EMDR o terapia por Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares, por sus siglas en inglés “Eye Movement Desensitization and Reprocessing”, es un método desarrollado por la psicóloga Francine Shapiro en 1987 a partir de la hipótesis de que por medio de determinados movimientos oculares se pueden aliviar las emociones negativas causadas por experiencias difíciles o traumáticas.

El EMDR cuenta con el aval de la Asociación Americana de Psicología (APA) y es recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tratar el Trastorno de Estrés Postraumático. De todas maneras, también se aplica en el tratamiento de fobias, ansiedad, miedos, creencias distorsionadas de la personalidad, enfermedades psicosomáticas, entre otros.

La Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares se diferencia de otras terapias psicológicas porque no se basa en la conversación entre paciente y terapeuta. El EMDR busca generar cambios a nivel cerebral, a través de la estimulación bilateral. El objetivo es que los recuerdos perturbadores tengan menos carga emocional negativa (miedo, angustia, dolor). Y, también, que dejen de afectar la vida cotidiana de la persona.

¿Moviendo los ojos de manera voluntaria de izquierda a derecha se alivian los síntomas y emociones negativas producto de experiencias adversas? ¿Es un tratamiento eficaz? A continuación, conversamos con la Licenciada en Psicología Marilina Viano. Te contamos cómo es una sesión terapéutica con EMDR y cuáles son sus beneficios. Te invitamos a conocer más de este tipo de terapia.

¿En qué se basa la terapia EMDR?

En el proceso terapéutico con EMDR la persona debe mover los ojos siguiendo el movimiento de los dedos del terapeuta. Mientras evoca el recuerdo del evento traumático. Mediante la estimulación bilateral, trabajan los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro.

¿Por qué estimular ambos hemisferios? La terapeuta especialista en EMDR, Marilina Viano, plantea que cuando una persona sufre una situación o una experiencia de riesgo intensa o traumática la mente es incapaz de procesar dicha situación de forma adecuada. Esto se debe al estrés que se produce.

“En vez de quedar almacenada como se haría con cualquier recuerdo, la experiencia se guarda en fragmentos, como si fueran piezas de rompecabezas localizadas en distintas redes neuronales. Por esto, cuando no procesamos adecuadamente la experiencia, ante cualquier estímulo similar a la situación traumática nuestro cerebro va a reaccionar como si estuviésemos en esa situación del trauma”, explica la psicóloga.

Según la profesional, el EMDR es un método que se puede utilizar para tratar todo tipo de traumas o psicopatologías que terminan afectando la salud y el bienestar de la persona.

La terapeuta define el trauma como “una situación donde una persona se siente totalmente amenazada y en riesgo. Cuando el individuo siente que está en peligro, eso es vivido de forma traumática. Puede ser desde una catástrofe natural, abusos, robos”.

¿Cómo es una sesión de EMDR?

Cuando se aplica el método EMDR en un proceso terapéutico se utiliza un protocolo. Este le permite al psicólogo medir qué tan dispuesta está la persona a seguir, cómo está su nivel de malestar, qué información le vino a la mente relacionada con la experiencia perturbadora en cuestión. Cada tanto, el terapeuta interrumpirá los movimientos oculares para saber si el paciente está procesando adecuadamente.  

Una sesión de EMDR consiste en los siguientes pasos:

  1.    En primer lugar, se va a generar la evocación del recuerdo. Se le va a pedir a la persona que se concentre en el suceso traumático que le genera malestar. Que focalice en las sensaciones, pensamientos e ideas que aparecen en relación con dicho recuerdo. El sujeto deberá visualizar el evento traumático y mantenerlo en su mente.
  2.    A continuación, el terapeuta realizará movimientos de dedos o simulación bilateral para que el paciente siga con la mirada dicho movimiento. Lo típico del EMDR es el movimiento de dedos, pero también se puede acudir a sonidos o golpecitos (tapping). Al mismo tiempo, se le pedirá al sujeto que conecte con ese momento difícil, con las emociones, sensaciones, ideas.
  3.    Después de unos segundos de hacer la estimulación bilateral, el terapeuta le solicitará a la persona que cuente qué le está viniendo a la mente, debido a que el cerebro va a presentar distinta información como imágenes, sonidos, sensaciones corporales.
  4.    Luego, se repetirá el proceso hasta que las sensaciones, pensamientos y emociones negativas asociadas al hecho traumático o creencia disfuncional vayan desapareciendo o disminuyendo su carga emocional negativa.  

Se estima que el EMDR es una terapia breve, de no más de tres sesiones por lo general. De todas maneras, la cantidad de sesiones de EMDR y la duración de cada una va a depender de la persona. Asimismo, del tipo de trauma y de su historia personal.

¿Qué problemáticas aborda la terapia EMDR?

Si bien el EMDR es un método indicado para tratar el Trastorno de Estrés Postraumático, también se utiliza para abordar:

  • Abusos psicológicos y/o físicos
  • Accidentes de tránsito
  • Robos
  • Fobias
  • Ansiedad
  • Duelo patológico
  • Creencias disfuncionales sobre la personalidad
  • Enfermedades psicosomáticas
  • También se utiliza para aliviar el miedo escénico y la ansiedad ante los exámenes

Los beneficios del EMDR

EMDR terapia Para la Licenciada Marilina Viano, el principal beneficio es que en pocas sesiones se logra solucionar la problemática. Y el efecto de la terapia es duradero.

Por otra parte, aclara que, si bien los recuerdos no desaparecen, sí se manifiesta un alivio y disminución de los síntomas y emociones negativas asociadas al evento traumático.

“Cuando vivimos situaciones traumáticas, por lo general no nos queda el recuerdo intacto de lo que pasó, nos quedan como fragmentos. Acá vino una chica con solo la sensación de haber sido testigo o víctima de haber sido abusada. Trabajamos solo con la sensación de asco y de rechazo. Así, llegamos a tener recuerdo en concretos donde fue, con qué persona fue, que fue a determinada edad, y fue revelador”, comenta la terapeuta.

Además, asegura que luego de realizar la terapia con EMDR “la mente va a traer el recuerdo, pero no con la intensidad que le impida a la persona continuar con su vida normalmente. Queda el recuerdo, pero sin la emoción, el pensamiento o el terror”.

Según la profesional, es recomendable no aplicar el EMDR a mujeres que estén transitando un embarazo. Por otro lado, se aconseja descansar luego de una sesión de EMDR. Tampoco, realizar ninguna actividad intelectual, como estudiar o dar un examen. Esto se debe a que pueden manifestarse pensamientos intrusivos de lo trabajando en terapia.

La terapia basada en EMDR ayuda a aliviar y disminuir la intensidad emocional asociada a recuerdos o situaciones vividas como traumáticas. Al trabajar con el núcleo del trauma principal se produce una mejora en el bienestar de la persona. Esto le permite al sujeto realizar una lectura emocional más saludable. Lo que repercute en una disminución de la carga emocional negativa para experiencias futuras.