Psicólogos Córdoba

Somos una red constituida por profesionales de la psicología, psiquiatría y profesiones afines especializados en el campo de la salud mental.
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horario de Atención L a V: 10 a 19
Teléfono (0351) 2308121
(0351) 2308121
Horarios de atención Lunes a Viernes: 10 a 19 hs

Cesación tabáquica: ¿Cómo dejar de fumar?

Cesación tabáquica

Cesación tabáquica: ¿Cómo dejar de fumar?

Cesación tabáquicaEl hábito de fumar es multifactorial. Implica factores psicológicos, sociales y biológicos.  Depende de las características de la personalidad de cada sujeto, así como de las circunstancias socio culturales que lo rodean.

Si se le pregunta a una persona que fuma por qué lo hace, los motivos serán diversos. Entre ellos se encuentran: “me tranquiliza”, “me relaja”, “me saca la angustia”, “me ayuda a disfrutar la soledad”, entre otros. Aunque el cigarrillo contiene miles de sustancias, la nicotina es la que más se asocia con la dependencia. También, con determinadas conductas y con alteraciones físicas específicas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hay más de mil millones de fumadores en el mundo. Asimismo, un estudio realizado en Latinoamérica señala que Buenos Aires (38,6%) y Santiago de Chile (45,4%) tienen alta prevalencia de tabaquismo, con valores similares para hombres y mujeres.

Dejar de fumar es un proceso que puede ser a corto o a largo plazo dependiendo de la persona, sus características y el hábito de consumo que tenga.  A continuación, te contamos en qué consiste la cesación tabáquica. ¿Existen estrategias para controlar la abstinencia? ¿Funcionan? Seguí leyendo.

¿Cómo aborda la cesación tabáquica la psicología?

Cesación tabáquicaSegún la Licenciada en Psicología Elena Lucía Colasanti, la cesación tabáquica es el proceso de abandono de tabaco. El mismo puede realizarse con la asistencia de un profesional de la salud, un médico neumonólogo, o un psicólogo. De todas maneras, también lo puede realizar la persona sin necesidad de ayuda profesional.

En el caso de la asistencia psicológica, el tratamiento es personalizado y se adapta a cada caso en particular. Por lo general, la terapia puede tener una duración de entre seis y ocho semanas aproximadamente.

“Desde el abordaje psicológico se trabaja partiendo de la evaluación del caso. A partir de ahí se diseña el plan de tratamiento específico para la persona. Invariablemente, se van a trabajar aspectos cognitivos, emocionales, socio afectivos y comportamentales”, explicó la profesional. Y agregó que “es clave tener en cuenta que la dependencia a una sustancia incluye muchas variables como el contexto comunitario, historia personal y de consumo, personalidad, tanto en el inicio del consumo como en el mantenimiento de este. Por lo tanto, son variables a atender cuando se propone el cambio”.

Por otro lado, en un tratamiento de cesación tabáquica se ayuda a que los sujetos aprendan y pongan en práctica estrategias de regulación emocional (técnicas de relajación y reestructuración cognitiva). Esto conlleva a gestionar, interpretar, tolerar y afrontar los síntomas físicos que surgen de la abstinencia. A su vez, se hace uso de la Psicoeducación para explicar la relación del tabaquismo con los problemas de ansiedad.  

En algunas situaciones, se le pide al individuo que lleve un registro de cigarrillos fumados, en qué contexto y el estado emocional predominante en ese momento. Esta información es luego utilizada durante el tratamiento con el fin de que la persona aprenda herramientas y ponga en práctica habilidades y estrategias adaptativas.

¿Cuáles son los síntomas de abstinencia al dejar de fumar?

Cuando la persona tuvo el hábito de fumar durante muchos años, dejar de fumar puede producirle algunos problemas a corto plazo, tales como:

Los síntomas suelen ser más intensos en las primeras semanas de abstinencia. Por lo general, estos disminuyen su intensidad a medida que transcurre el primer mes. Sin embargo, cada persona es diferente y hay quienes presentan diversos síntomas de abstinencia por varios meses luego de dejar de fumar.

¿Cómo manejar el síndrome de abstinencia al tabaco?

Existen diferentes tipos de terapias psicológicas y de relajación que permiten controlar y superar paulatinamente los síntomas de abstinencia al intentar dejar de fumar. Entre ellas encontramos:

Terapia EMDR:

El EMDR o terapia por Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares, es una terapia eficaz y breve para reducir o eliminar conductas impulsivas. Se puede utilizar como complemento en un tratamiento que tiene como fin superar una adicción. Este tipo de terapia se focaliza en desensibilizar progresivamente los factores que desencadenan las ansias de fumar, reduce la conducta adictiva y, al mismo tiempo produce una reducción de creencias limitantes como “no voy a ser capaz”. El EMDR es un tipo de terapia individual, rápida y eficaz.

Mindfulness:

El entrenamiento en mindfulness ha demostrado ser efectivo para tolerar mejor el síndrome de abstinencia cuando se quiere dejar de fumar. Ayuda a gestionar las emociones y pensamientos, al enseñarle a la persona a centrarse en el presente. A través de esta práctica se logra reducir la ansiedad y el estrés, dos emociones que a menudo impulsan a fumar más.

De aceptación y compromiso:

Mediante diferentes metáforas y ejercicios, la terapia de Aceptación y Compromiso busca que la persona clarifique los valores personales en relación a dejar de fumar, promueve la aceptación de las experiencias privadas aversivas que surgen tanto de la abstinencia como de las ganas de fumar. Tiene como fin que el sujeto tome el compromiso de acercarse a la vida que quiere llevar, a pesar de la presencia de malestar, y de los pensamientos y sensaciones que puedan surgir.

En la mayoría de los casos, la persona que fuma realiza varios intentos antes de lograr una abstinencia estable en el tiempo. Esto último se puede lograr por medio de un tratamiento que le permita al sujeto abordar de manera conjunta aspectos físicos y de conducta con respecto a la dependencia de la nicotina.

En nuestra red de psicólogos ofrecemos una variedad de terapias y acompañamiento psicológico con el objetivo de lograr una cesación tabáquica prolongada. Si tienes alguna consulta, no dudes en contactarnos.